La marquesina del CaixaForum, casi terminada
La marquesina del CaixaForum, casi terminada - J.M.SERRANO
CON DOS EXPOSICIONES

El CaixaForum Sevilla se abrirá en febrero de 2017

Una gran marquesina servirá de acceso al espacio museístico del subsuelo cuya adecuación está ya en su fase final

Actualizado:

CaixaForum Sevilla abrirá en la segunda quincena del mes de febrero de 2017 y lo hará con dos exposiciones, la muestra «¡Mírame¡», una selección inédita de las obras fundamentales de la colección de arte contemporárea de esta entidad centrada en el retrato, y una retrospectiva del pintor Hermen Anglada-Camarasa.

Así lo ha anunciado la directora general adjunta de la Fundación Bancaria «La Caixa», Elisa Durán, en una visita realizada a las obras del futuro espacio museístico situado en el complejo Torre Sevilla junto con el director territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental, Rafael Herrador, y el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra, y donde ha señalado que este nuevo espacio viene a «complementar la oferta y a ser un importante dinamizador de la vida cultural de la ciudad, creando un nuevo polo de atracción junto al río». Durán recordó que la obra se inició a principios de 2015 y ha supuesto una inversión de 18 millones de euros.

El nuevo edificio, con sus 8.100 metros construídos y una superficie útil de 7.500, será el octavo CaixaForum de España y el tercero más grande, tras Barcelona y madrid. Contará con dos salas de exposiciones,una de 704 metros cuadrados y otra de 384; un auditorio de 276 plazas; dos salas polivalentes de 180 metros cuadrados cada una; talleres; cafetería y una librería tienda.

Uno de los accesos a CaixaForum, junto a la Torre Sevilla
Uno de los accesos a CaixaForum, junto a la Torre Sevilla - J. M. SERRANO

Durán destacó que estas instalaciones, donde trabajarán 7 personas del equipo de CaixaForum pero que creará en torno a cien puestos de trabajo indirectos, serán «mucho más que un espacio expositivo» ya que además de acoger seis exposiciones al año allí se celebrarán conciertos, conferencias o talleres educativos, se convertirá en un lugar para el debate social.

La visita a la obra fue guiada por el autor del proyecto, el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra, quien ha señalado la complejidad de actuar en un edificio construído para otros usos y cuya estructura ha condicionado la posibilidad de adaptación, «porque yo no hubiera hecho una sala de exposiciciones llena de pilares».

Operarios trabajando
Operarios trabajando- J. M. SERRANO

El proyecto,ha explicado, tenía que resolver por una parte la estrategia de ocupación de un espacio distribuido en tres niveles y el problema de la visibilidad generado por estar buena parte del mismo en el subsuelo. Esa solución se ha logrado en el interior adecuando las necesidades a los espacios existentes, a las grandes pilas de hormigón y a la estructuras colgantes de los macetones de los jardines, y en el exterior con una marquesina en la zona de acceso al edificio, que a la par, es un lucernario, un elemento de luz que conduce abajo, al interior.

Vázquez Consuegra ha explicado que el proyecto ha querido crear dos atmósferas diferentes teniendo en cuenta los dos espacios, el subterráneo y el que va en la superficie, diferenciando en lo que va abajo lo que persiste y arriba lo emergente, con sistemas constructivos más clásicos en el interior y más actuales en el exterior. Ello, sumado a la ncesidad de cubrir la escalera, el ascensor, de atraer la luz y de adecuarse a los árboles, configura una marquesina formada por trazos rectos y una especies de bóvedas que le dan una forma especial y pueden convertirle, como confía el arquitecto sevillano, en un icono identificativo del CaixaForum y la ciudad.

Está previsto que la obra será entregada a CaixaForum a finales de septiembre. A partir de entonces se procederá a adecuar ese espacio a su nuevo con las instalaciones necesarias.