El alcalde y el superior de los Capuchinos, en la firma del convenio para la capillita de San José
El alcalde y el superior de los Capuchinos, en la firma del convenio para la capillita de San José - J. MACÍAS
PATRIMONIO

La capillita de San José de Sevilla ya tiene el dinero para afrontar la restauración del edificio

El alcalde y el prior de la orden de los Capuchinos firmaron este martes el convenio por el que el Ayuntamiento paga aporta 111.000 euros para la rehabilitación de las cubiertas y la fijación de las pinturas murales

SevillaActualizado:

Los fieles que acuden a diario a orar en una de las mayores joyas del barroco que tiene la ciudad de Sevilla vivían este martes con emoción el momento ansiado desde hace meses. La capillita de San José, en la calle Jovellanos, ya tiene la financiación necesaria para emprender la primera fase de su restauración. A ellos y a los propios frailes capuchinos que regentan este Monumento Nacional desde 1912 les ha costado sudor y muchas lágrimas encontrar la vía necesaria para conservar un templo extraordinariamente rico, pero al que una Inspección Técnica le descubrió una gran enfermedad que afecta a algunas zonas, fundamentalmente las estructuras y las pinturas murales de las que está repleta la capillita. Desde entonces, iniciaron una campaña de recogida de fondos, donantes particulares anónomos, también eventos culturales y mucho diálogo hasta conseguir convencer al Ayuntamiento de Sevilla para que financie los trabajos.

El alcalde de la ciudad, Juan Espadas, ha acudido este martes junto al delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, para firmar junto al guardián de la capillita, fray Eduardo Rodríguez, el convenio por el cual el Consistorio se compromete a aportar una primera cantidad de 111.000 euros, de los que el 75 por ciento irán destinados a la fijación de las pinturas murales, que se están desprendiendo, y el otro 25 por ciento a la rehabilitación de los forjados de las cubiertas, concretamente el acero corroído en una zona del templo, así como para la renovación de la instalación eléctrica.

Estas obras, tal y como ha anunciado el alcalde, están a punto de obtener la licencia correspondiente para poder comenzar. Sin embargo, se trata de un proyecto mucho más ambicioso, ya que es también necesaria la restauración integral de las pinturas de la iglesia, para lo cual hacen falta unos 1,4 millones de euros. Espadas ha anunciado en el acto de la firma del convenio que el Ayuntamiento seguirá estando en las futuras fases de la restauración, si bien hizo un llamamiento a la sociedad civil para que «busquemos las alternativas necesarias» a la hora de afrontar la costosa obra.

Estado de las pinturas murales de la capillita de San José
Estado de las pinturas murales de la capillita de San José - J. MACÍAS

El proyecto completo está terminado, gracias al trabajo del arquitecto Lucas Espinosa, que ha explicado que «aún no se han descartado ningún camino», en respuesta a la pregunta sobre si se llevaría a efecto el cambio de titularidad de la capillita para pasar a depender de la Archidiócesis, una vez que los frailes capuchinos que habitaban allí se marcharon al convento que tienen los franciscanos en la Ronda Histórica.

Un alcalde «franciscano»

A la llegada del alcalde a la capillita, una feligresa que ha trabajado de forma ardua para hacer realidad la restauración del templo se le acercó emocionada para agradecer a la Corporación municipal la ayuda. «Aunque yo ya no esté aquí para verla concluida, no quería irme sin saber que se solucionaría». Su nombre es Ana Martín que, junto a Cecilia de Lora o Amelia Serrate han luchado para evitar el cierre de esta joya barroca de la ciudad.

El alcalde ha agradecido a todos los grupos políticos del Ayuntamiento su apoyo para la financiación de estas obras, ya que se aprobó por unanimidad. Espadas reconoció que no le costó convencerse para la aportación de esta cuantía económica, ya que «como sabe fray Eduardo, yo he estado en la tumba de fray Leopoldo y tengo a mis hijos bautizados en los Capuchinos», por lo que me une mucho a esta orden.

El regidor hispalense ha manifestado su compromiso para que, con la «fuerza imparable» de la sociedad civil sevillana, siga restaurándose el patrimonio eclesiástico de la ciudad «porque forma parte de la historia de la ciudad y de nuestra vida», ha dicho.

Por su parte, fray Eduardo Rodríguez, que que ha agradecido la «generosidad» municipal, ha recordado que «podremos intervenir y seguir recuperando un lugar que, desde finales del siglo XV, personas primero de la hermandad de los carpinteros blancos y sucesivamente acudido a rezar a la capillita, que está abierta por las mañanas y por las tardes, con tres misas diarias, sin cobrar una sola cuota porque éste es un rincón único del barroco sevillano»