Miguel Carcaño fue condenado a 21 años de cárcel, de los que ha cumplido ya 9 años entre rejas - ABC
CASO MARTA DEL CASTILLO

Carcaño no ha pedido ningún permiso penitenciario aunque ya podría hacerlo

Miguel Carcaño podría disfrutar de hasta 36 días de permiso al año por haber cumplido más de una cuarta parte de la condena

SevillaActualizado:

Miguel Carcaño, condenado a 21 años de prisión por el asesinato de Marta del Castillo, no ha pedido ningún permiso penitenciario para salir de la cárcel de Herrera de la Mancha a pesar de que ha cumplido una cuarta parte de la condena y podría hacerlo, según fuentes judiciales.

Carcaño ingresó en la cárcel como preso preventivo en 2009 y cumplirá el próximo mes de febrero nueve años entre rejas. Pasó primero por la cárcel Sevilla 2, en Morón de la Frontera, y en 2013 fue trasladado a la prisión de Herrera de la Mancha, en Ciudad Real, coincidiendo allí con Miguel Ricart, el asesino de las niñas de Alcàsser, o Daniel Galván, el pederasta que indultó Marruecos.

El joven sevillano fue condenado a 21 años y tres meses de cárcel por el asesinato de la joven Marta del Castillo, por lo que concluirá su condena en 2030, cuando tenga 41 años. El Tribunal Supremo confirmó los 20 años de cárcel impuestos a Carcaño por asesinato y añadió otro año y tres meses por un delito contra la integridad moral.

Presos peligrosos

Mientras Miguel Carcaño era preso de primer grado en Morón de la Frontera no pudo pedir beneficios penitenciarios aunque hubiera cumplido casi la mitad de la condena. Ese grado se aplica a los penados por su peligrosidad o inadaptación a los otros regímenes, y también a los presos preventivos peligrosos, lo que supone contar con medidas de control y seguridad más restrictivas. Tener el primer grado implica una mayor privación de libertad dentro de las diferentes posibilidades que prevé nuestro sistema de cumplimiento, con pocas horas de patio y estar en departamentos de aislamiento.

Al ser traslado a la cárcel de Herrera de la Mancha paso ser reclasificado como preso de segundo grado, pudiendo así acceder a beneficios penitenciarios con el cumplimiento de una cuarta parte de la condena. Antonio del Castillo, padre de la asesinada, ha confirmado a ABC que Carcaño no ha solicitado aún ningún beneficio penitenciario aunque goza ya del segundo grado y ha cumplido una cuarta parte de la condena, lo que le permitiría hacerlo, según la Ley Orgánica General Penitenciario y el Reglamento Penitenciario. «Si hubiera pedido esos beneficios penitenciarios me lo tendrían que haber comunicado», señala.

El artículo 47 de la Ley Orgánica Penitencia contempla la posibilidad de beneficios penitenciarios al preso de segundo grado, como lo es Carcaño, cuando hayan cumplido una cuarta parte de la condena. De igual forma, el artículo 154 del Reglamento Penitenciario, establece que «se podrán conceder, previo informe preceptivo del equipo técnico, permisos de salida ordinarios de hasta siete días de duración como preparación para la vida en libertad, hasta un total de 36 o 48 días por año, a los condenados clasificados en segundo o tercer grado respectivamente, siempre que hayan extinguido la cuarta parte de la condena o condenas y no observen mala conducta».

Informes preceptivos

El informe del equipo técnico puede ser desfavorable a la concesión de permisos a Carcaño para salir de la cárcel cuando, «por la peculiar trayectoria delictiva, la personalidad anómala del interno o por la existencia de variables cualitativas desfavorables, resulte probable el quebrantamiento de la condena, la comisión de nuevos delitos o una repercusión negativa de la salida sobre el interno desde la perspectiva de su preparación para la vía en libertad o de su programa individualizado de tratamiento».

El cuerpo de Marta del Castillo no ha aparecido aún y Miguel Carcaño no ha demostrado arrenpentimiento alguno ni dolor por la familia de la joven
El cuerpo de Marta del Castillo no ha aparecido aún y Miguel Carcaño no ha demostrado arrenpentimiento alguno ni dolor por la familia de la joven - ABC

Fuentes jurídicas consultadas por ABC han indicado que es muy probable que si Miguel Carcaño pide permisos para salir de la cárcel se informe negativamente porque aún le quedan muchos años para cumplir su condena y le compensaría la huida. Además, otro factor que juega en su contra es que aún no ha aparecido el cuerpo de la joven y tampoco se ha apreciado arrepentimiento por parte del condenado.

Luis Fernández Arévalo, quien fuera juez de Vigilancia Penitenciaria en Sevilla y hoy aspirante a ser fiscal jefe en Sevilla, ya declaró en 2013 que «si el cadáver no aparece por la colaboración de Carcaño y si no hay sentimiento de culpa, difícilmente podrá disfrutar de permisos».

En el verano de 2014 Miguel Carcaño insistió ante el juez en que el cuerpo de la joven sevillana estaba en algún lugar de la finca La Majaloba, en término de La Rinconada, aunque no precisó el sitio exacto, desmintiendo así que se encontrara en la escombrera de Camas, donde también se buscó el cadáver de Marta. De igual forma, el padre de Marta del Castillo se reunió en la cárcel de Herrera de la Mancha con Carcaño y éste le dijo que su hija nunca estuvo en el río, asegurándole que su hermano fue el autor material del crimen y que se encargó de trasladar el cadáver a a Majaloba.