Accesos a la cárcel Sevilla I
Accesos a la cárcel Sevilla I - Juan José Úbeda
Instituciones Penitenciarias

Las cárceles de Sevilla encabezan las muertes por drogas en 2018 con doce casos

Sólo Madrid supera a Sevilla en el número total de presos fallecidos el pasado año, según los datos ofrecidos por el Gobierno en un funciones a una respuesta parlamentaria

S.L.
SevillaActualizado:

Los tres centros penitenciarios con los que cuenta actualmente la provincia de Sevilla registraron durante el pasado año 2018 el fallecimiento de una docena de internos por el consumo de drogas, una cifra que supone un 33 por ciento más de las muertes por esta causa entre la población reclusa que tuvieron lugar un año antes, cuando se contabilizaron ocho casos.

Así se desprende de los datos facilitados por el Ejecutivo en funciones en una respuesta parlamentaria a un diputado del grupo mixto. La cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra y las prisiones de Morón de la Frontera y la de la capital, situada en la carretera de Torreblanca a Mairena del Alcor, congregaron el mayor número de muertes por drogas entre las 62 que tuvieron lugar en España, lo que significa un porcentaje cercano al 20 por ciento.

Estas muertes a nivel nacional pasaron de las 28 que tuvieron lugar en 2017 a las 62 de 2018. Más del doble. En Sevilla también aumentan pero no en los mismos términos, pasando de ocho a doce.

Por detrás quedan Madrid, con seis presos que perdieron su vida por sustancias estupefacientes, y la cárcel de Algeciras, con otros seis, mientras en 2017 sólo registró un caso.

El consumo de sustancias estupefacientes no es la principal causa de los fallecimientos entre la población reclusa, pero sí la que mayor variación al alza sufrió. Las muertes naturales encabezan esta estadística a nivel nacional, con 105 presos fallecidos del total de 210 total.

Sevilla y sus instalaciones penitenciarias también ocupan un lugar en las primeras posiciones de la estadística de muertes totales, sólo superada por Madrid, donde se registraron 25 muertos en seis cárceles. En Sevilla, según los datos del Ministerio del Interior, fueron 24 internos.

Un fallecido por sida

Además, el Ejecutivo en funciones, en la respuesta parlamentaria, indica que el pasado año fallecieron cuatro reclusos por VIH, uno de ellos en el Hospital Psiquiátrico de Sevilla.

Estos números vuelven a poner en evidencia el problema de la existencia y consumo de distintos tipos de drogas en las cárceles de España y, especialmente, en las de Sevilla, lo que conlleva consecuencias fatales para los presos, incluida la muerte. Esta situación, lejos de haber cambiado en lo que va de año y a falta de datos oficiales, parece que continúa por los mismos derroteros.

Como muestra, entre el 9 de mayo y el 6 de junio, tres reclusos fallecieron en las cárceles de Sevilla, siendo la principal hipótesis barajada en estos casos la sobredosis. Entonces se elevaban a nueve las muertes entre la población reclusa sevillana en lo que va de año 2019.

Ante la situación que se vive en las cárceles sevillanas, los sindicatos de funcionarios de prisiones no cesan en su empeño de presentar batalla para que las administraciones competentes refuercen las medidas de control de acceso a las cárceles con más dotación de personal de seguridad para evitar la entrada de sustancias estupefacientes o, al menos, frenarla.