Manuel Ramírez Fernández de Córdoba, ganador de la II edición del «Joaquín Romero Murube», con el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín y el torero Curro Romero

Cena en la Casa de ABC de Sevilla en la entrega del premio «Joaquín Romero Murube»

SEVILLA. ABC
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente de Prensa Española, Nemesio Fernández-Cuesta, presidió la cena que, en honor del ganador del premio «Joaquín Romero Murube» de periodismo, Manuel Ramírez Fernández de Córdoba, se celebró en la Casa de ABC de Sevilla. El rector de la Hispalense, Miguel Florencio, presidente del jurado, cerró el acto con unas palabras en las que elogió el artículo ganador y la iniciativa de Prensa Española de crear este galardón literario. Junto al presidente de Prensa Española se sentaron el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín; el rector de la Hispalense, Miguel Florencio; el presidente de honor de Prensa Española, Guillermo Luca de Tena; el consejero de Presidencia de la Junta, Gaspar Zarrías; el presidente del Grupo Correo, Santiago de Ybarra y Churruca; Catalina Luca de Tena, editora de ABC; José Torres Hurtado, delegado del Gobierno en Andalucía; el director de ABC, José Antonio Zarzalejos; el director de ABC de Sevilla, Álvaro Ybarra y Manuel Ramírez Fernández de Córdoba, que recibió una placa conmemorativa de manos del alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín. Asistieron a la cena las siguientes personas: Ana María Abascal Romero, Miguel Afán de Ribera, Roberto Alés, Rafael Álvarez-Colunga, Pedro Álvarez Domínguez, José María Arenzana, Montserrat Badía Belmonte, Fernando Barón Esquivias, Enrique Barrero González, Enrique Barroso de la Puerta, Isidoro Beneroso Dávila, Ignacio Benjumea, Javier Benjumea Llorente, Pedro Bernal Gutiérrez, Antonio Bertomeu, Beatriz Borrero Beca, José María Cabeza, Ignacio Camacho y López de Sagredo, Manuel Capelo Hernández, Antonio Castro Caro, José Cobo, los condes de Peñaflor, Manuel Contreras Peláez, Ramón Contreras Ramos, Jacobo Cortines Torres, Javier Criado, Felipe del  Cuvillo Cano, Enrique de Ybarra e Ybarra, Santiago de Ybarra y Churruca, Mercedes Díaz Zulategui, Francisco Fernández Dopico, Benito Fernández Pérez, Nemesio Fernández-Cuesta Luca de Tena, Miguel Florencio Lora, Miguel Gallego Jurado, Miguel García Delgado, José Luis García Palacios, Antonia García-Conde, Fernando Gómez-Acebo Pacheco, Ignacio González-Barba, Fernando Guerrero Marín, Juan Ramón Guillén Prieto, Julio Gutiérrez Alba, Clara Guzmán Esteban, Santiago Herrero León, José Hurtado Sánchez, Fernando Iwasaki, Rafael Jiménez Orta, Esteban Kupfermann Rieger, Alfonso Luca de Tena Sainz, Catalina Luca de Tena García-Conde, Guillermo Luca de Tena y Brunet, Soledad Luca de Tena García-Conde, Félix Machuca Lama, Gonzalo Madariaga Parias, Juan Antonio Maesso Rubio, Juan Maestre León, Felipe Luis Maestro Alcántara, Manuel Marchena, la  Marquesa de Casamendaro, Luis Miguel Martín Rubio, Santiago Martínez Vares, Teófila Martínez, Patricia Medina Abascal, Begoña Medina Atienza, José Luis Medina, Concepción Mejías, Eduardo Miura Martínez, Enrique Moreno de la Cova, Inmaculada Navarrete Contreras, Fernando Orgambides, José Manuel Otero Bada, Jaime Parias Merry, Antonio Pascual Acosta, Francisco Peinado de Gracia, Juan Pérez de Guzmán y Osborne, Francisco Pérez Gandul, Ángel Pérez Guerra, Alfonso Pérez Moreno, Piero Perron, Jesús Quintero, Manuel Ramírez Fernández de Córdoba, Juan de Dios Ramírez Mejías, María del Robledo Ramírez Mejías, Gemma Ramírez Mora, Jaime Raynaud Soto, Pilar Recasens Luca de Tena, Rogelio Reyes Cano, José Rodríguez de la Borbolla, Álvaro Rodríguez Guitart, José Víctor Rodríguez, Alejandro Rojas Marcos, Manuel Román, Pedro Romero de Solís, Francisco Romero, Juan Ruesga Navarro, Manuel Ruiz de Lopera, Joaquín Sainz de la Maza, Adolfo Sánchez de Movellán, Alfredo Sánchez Monteseirín, Santiago Sánchez Traver, José Miguel Santiago Castelo, Ricardo Serra Arias, José Torres Hurtado, Luis Uruñuela, Enrique Valdivieso González, Nicolás Valero Montes, José Luis Vázquez Silva, Enriqueta Vila Vilar, Paola Vivancos, Álvaro Ybarra Pacheco, Gaspar Zarrías Arévalo y José Antonio Zarzalejos.

DISCURSO DE NEMESIO FERNÁNDEZ-CUESTA

La creación, el pasado año, del premio de periodismo Joaquín Romero Murube, cuya segunda edición celebramos esta noche, supuso una apuesta decidida por añadir, a través de una iniciativa literaria de prestigio y referencia un nuevo capítulo a la larga y fecunda relación del periódico con la ciudad de Sevilla, sin la que no se entendería una parte esencial de la vida de ABC. Hoy podemos decir, sin riesgo alguno de equivocarnos, que con esta segunda convocatoria  asistimos a la consolidación de una cita que pronto constituirá una sólida tradición del periodismo andaluz y sevillano.

 A lo largo del año transcurrido desde la primera edición, ABC de Sevilla ha reforzado su posición de referencia en la prensa andaluza y su indiscutido liderazgo en la capital de la comunidad autónoma. Los datos de difusión e influencia de la OJD y del Estudio General de Medios nos situa una vez más como el periódico más comprado y más leído, con amplia y creciente  diferencia sobre nuestros más inmediatos competidores. Este liderazgo, que avala nuestro continuado esfuerzo de renovación en contenidos, estructura empresarial y presencia social, ha recibido recientemente un nuevo impulso con la fusión, de Prensa Española y el Grupo Correo, la nueva empresa, así creada, es líder destacado en España, con 3,4 millones de lectores en un pais de 40 millones de habitantes, y sobre todo en Andalucía, donde ABC con sus ediciones de Sevilla y Córdoba, el Sur de Málaga, el Ideal de Granada y el Huelva Información supone el 44% de los periódicos que se venden diariamente en Andalucía.

Esa posición de preminencia, lejos de conducirnos a cualquier tentación autocomplaciente, nos estimula a perseverar en la profundización de los lazos que unen a ABC con la sociedad sevillana y andaluza. En esa línea de esfuerzo y mejora, el premio de artículos  Joaquín Romero Murube viene a convertirse en una gozosa oportunidad para distinguir la excelencia profesional en el ejercicio de la profesión periodística, a través de la exaltación de voces propias y singulares que dignifican la larga tradición del articulismo como expresión refinada de las ideas, los sentimientos y la reflexión. Una tarea en la que el siempre añorado Romero Murube, tan vinculado a la mejor tradición de esta Casa, brilló de una forma excepcional que dejó larga huella en la tradición cultural sevillana.

  Esa fecunda mezcla de tradición cultural y modernidad periodística, presente de manera constante en la historia de ABC, es la que nos mueve a  galardonar anualmente a un periodista o escritor capaz de singularizar su voz a través de un estilo y una forma de expresión propia. En la presente edición, la personalidad de Manuel Ramírez y Fernández de Córdoba simboliza de modo nítido nuestra voluntad de distinguir la excelencia. Excelencia profesional y también excelencia personal, cualidades que distinguen excepcionalmente al periodista premiado en la presente edición del Romero Murube.

  A lo largo de su amplia y fecunda carrera, Manuel Ramírez lo ha sido todo en ABC de Sevilla, donde sigue brillando su espléndida madurez profesional. Articulista, reportero, entrevistador, cronista: pocos periodistas andaluces poseen una trayectoria tan rica y variada como nuestro galardonado de esta noche, que suma a su amplio currículum la experiencia de haber sido director de esta casa, pilotando con solvencia, generosidad y entrega una etapa crucial en la renovación del periódico.

  Siendo el periodismo lo más importante y esencial de su vida, hay en Manuel Ramírez dos pasiones que definen con certidumbre y precisión su personalidad de recia vocación sevillana: el fútbol y los toros, y muy en especial, el Betis y Curro Romero. Dos fenómenos de honda raíz sentimental que acotan y simbolizan  de algún modo una manera de ver la vida, que Ramírez supo sintetizar con un concepto híbrido que ha hecho fortuna en el imaginario colectivo de la ciudad: el Currobetis, una entidad casi mitológica que define una postura vital orgullosa, una óptica estética y sentimental, una idiosincrasia social e incluso una visión particularísima del mundo y de la vida.

Como no podía ser de otra manera, el artículo premiado con el Romero Murube del año 2001 recoge en sus contenidos una expresión fundamental de ese mundo particular que Manuel Ramírez ha sabido plasmar en su inconfundible estilo: la que representa el arte de Curro Romero, figura esencial en el toreo contemporáneo y mito indiscutible de la tauromaquia clásica y moderna. A través de la figura de la madre del diestro, Ramírez traza un bosquejo personalísimo de las claves más íntimas de Curro en un momento especialmente decisivo de su vida: el del anuncio de su retirada, que ha dejado el planeta taurino huérfano de una de sus más preclaras referencias.

Precisamente a lo largo de este año, las trayectorias de Manuel Ramírez y Curro Romero se han cruzado asimismo en una iniciativa excepcional de la que ABC de Sevilla se siente especialmente orgulloso: el coleccionable sobre la vida y el arte del torero que a lo largo de la pasada primavera pudieron disfrutar nuestros lectores gracias a un intenso esfuerzo editorial del periódico. Una publicación que testimonia el interés de ABC por trascender las fórmulas habituales de comunicación y poner a disposición de sus lectores un creciente cuerpo de materiales de consulta en consonancia con las exigencias de una sociedad cada vez más informada y más culta.

Quisiera también destacar esta noche, porque es de justicia, la intensa personalidad de Manuel Ramírez y Fernández de Córdoba, cuyas cualidades humanas sobrepasan incluso su amplia talla profesional. Estamos ante un hombre entrañable y querido por todos, tanto en esta casa de ABC como en toda la ciudad de Sevilla, donde su enorme número de amigos y el cariño que se le profesa testimonian su bonhomía y su hombría de bien, patentes en la dedicación continuada y generosa a diversas tareas de carácter humanitario.

Distinguiendo la voz, el estilo y las cualidades humanas de Manuel Ramírez, el premio Romero Murube de 2001 honra asimismo la memoria del escritor que le da nombre, una figura cuya impronta cultural, finura de espíritu y raigambre social sólo fue superada por su intensa implicación personal en la vida colectiva de su tiempo, y por la huella que dejó su talante refinado y la profunda e inolvidable estima de sus conciudadanos. Con la inclusión de Ramírez y Fernández de Córdoba en la aún corta pero ya esencial nómina de profesionales distinguidos con el premio Romero Murube, este galardón avanza decididamente en su voluntad de constituirse, como sus hermanos mayores el Mariano de Cavia y el Luca de Tena, en gozosa referencia del mejor periodismo andaluz y español, a cuyo amplio acervo histórico se honra ABC de contribuir desde su fundación a través de su continua y renovada presencia en la moderna sociedad del siglo XXI.