Entrada del Museo de la Cerámica de Triana ubicado en las instalaciones de «Cerámica Santa Ana»
Entrada del Museo de la Cerámica de Triana ubicado en las instalaciones de «Cerámica Santa Ana» - JOSÉ GALIANA

Cerámica de Triana: ¿bien de interés cultural?

El Pleno del Ayuntamiento ya aprobó trasladar la petición a la Consejería de Cultura

SEVILLAActualizado:

La Asociación Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano ha iniciado una campaña de sensibilización ciudadana y de gestiones ante los organismos competentes para que la Cerámica de Triana sea declarada Bien de Interés Cultural, al igual que ya gozan de este reconocimiento otros centros de producción ceramística de España.

El pasado mes de octubre, el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó «reconocer y apoyar a los alfareros, ceramistas, industriales y comerciales que elevaron nuestra ciudad a la cuna de la cerámica», acordando trasladarle a la Dirección General de Bienes Culturales la solicitud para que la Cerámica de Triana-Sevilla sea declarada BIC, así como rendirle homenaje al ceramólogo e ilustre sevillano José Gestoso Pérez en el centenario de su muerte.

La iniciativa que ha puesto en marcha la Asociación Pisano consiste en recabar el apoyo de la ciudadanía mediante la suscripción de un manifiesto y está teniendo una importante acogida entre los círculos culturales y artísticos de la ciudad. Esperan que se adhieran muchos ciudadanos en los próximos meses. Las firmas podrán llevarse a cabo a través de internet ( http://www.asociacionpisano.es/) y físicamente en las hojas que se están distribuyendo por diversos puntos de la ciudad.

Triana y su historia con la cerámica

Triana fue la zona ideal para que los primeros alfareros, modelaran vasijas y toda clase de piezas que iban a hacer inseparables de su vida cotidiana. Los primeros pobladores, después los romanos, árabes y todos cuantos fueron habitando el barrio acrisolaron una forma única de trabajar el barro, que traspasó las fronteras de lo doméstico para convertirse en arte decorativo y más tarde en una forma de expresión. Olleros, alfareros o ceramistas son algunas de las formas de nombrar a un mismo gremio cuyos componentes fundaron hospitales y hermandades que hoy día siguen siendo santo y seña del barrio.

A finales del siglo XV llega a Triana un artista italiano que revolucionaría la técnica de pintar y decorar el barro, Niculoso Francisco Pisano, introductor de la pintura de azulejos como si de un cuadro al óleo se tratara.

En el siglo XIX, que no fue muy proclive al mantenimiento y desarrollo del arte cerámico, nació José Gestoso y Pérez, quien dedicó todo su esfuerzo en convencer a unos artistas e industriales en revitalizar la cerámica trianera.

Las paredes del Museo muestran trabajos realizados en las fábricas de Triana
Las paredes del Museo muestran trabajos realizados en las fábricas de Triana - VANESSA GÓMEZ

La Exposición Iberoamericana de 1929 y la vorágine arquitectónica del periodo regionalista sirvieron de trampolín. El auge de las cofradías de Sevilla en el siglo XX fomentó la colocación por todos los rincones de la geografía sevillana y andaluza de espléndidos retablos cerámicos con las imágenes devocionales, que atestiguan públicamente el fervor de este pueblo.

En la segunda mitad del siglo XX, la desaparición de los grandes maestros y la industrialización llevó al cierre de las fábricas tradicionales de cerámica de Triana. El foco de producción y venta de cerámica en el barrio quedó reducido al eje formado por las calles Alfarería y la de San Jorge, pues la fábrica Mensaque, Rodríguez y Cía. se trasladó a Santiponce en 1972 y cerró definitivamente en 2006. En 2012 cerró la de Montalván y en 2013 Cerámica Santa Ana.

La Asociación Niculoso Pisano

En 2013 un grupo de amantes de la cerámica artística, mayoritariamente residentes en Sevilla, deciden fundar la Asociación Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano. Todos venían desde 2007 colaborando activamente en la página www.retabloceramico.net, dedicada al estudio y catalogación de la cerámica artística, que nace y se hace en Andalucía de forma altruista y que en pocos años se ha posicionado como referente mundial en internet, dentro de su especialidad.

Componen la Asociación Niculoso Pisano personas de diferentes estamentos profesionales y académicos, ceramistas e industriales del ramo y descendientes de ellos, relacionados con el arte y la historia o sin vinculación directa con ella, trianeros y no trianeros, agrupados bajo el común denominador de su apasionado interés por conocer, defender y divulgar la cerámica, y de forma especial la de Triana.

Desde su fundación han colaborado con el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) y con el Distrito Municipal de Triana, siendo el Centro Cerámica Triana, sito en la calle Antillano Campos, donde realizan habitualmente su programación de actividades. Su labor fue reconocida en 2015 recibiendo el título de «Institución Honorífica de Triana» por la Comisión de la Velá de Santa Ana.

En 2017 han contribuido de forma decisiva a recordar al ilustre sevillano José Gestoso y Pérez (1852-1917) en el centenario de su fallecimiento. En 2018 están centrados en celebrar el V Centenario del retablo de azulejos que preside el altar del Monasterio de Santa María de Tentudía en Calera de León (Badajoz), que salió en 1518 del taller que mantuvo Niculoso Pisano en la calle Pureza, a la altura del edificio que actualmente ocupa el número 44.

El Centro Cerámica Triana

El Centro de la Cerámica de Triana es un espacio museístico que ocupa los inmuebles de las calles Antillano Campos 2, 4 y 6 y San Jorge 31, habiéndose levantado sobre las instalaciones fabriles de la industria «Cerámica Santa Ana», la última firma que ocupó estos solares, donde se ha detectado actividad alfarera desde el siglo XVI. Fue inaugurado el 29 de julio de 2014

Interior del Museo tras su inauguración en el año 2014
Interior del Museo tras su inauguración en el año 2014 - VANESSA GÓMEZ

El edificio recoge este antiguo conjunto alfarero para albergar, además de los antiguos hornos árabes y el proceso de producción de la cerámica artesanal, un centro de exposiciones para la cerámica y un espacio de interpretación sobre itinerarios turísticos de Triana. Respecto a los contenidos, están estructurados en diversos apartados cronológicamente ordenados: la cerámica medieval, la hispanomusulmana, la renacentista, la barroca y la correspondiente a los siglos XIX y XX.