Cercanías del Aljarafe, tan cerca, tan lejos

Cercanías del Aljarafe, tan cerca, tan lejos

POR M. D.ALVARADO
Actualizado:

El proyecto del Cercanías del Aljarafe lleva, desde que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, lo presentara allá por 2005, en el dique seco. La llamada C-5 unirá los municipios de Benacazón, Sanlúcar la Mayor, Olivares, Villanueva del Ariscal, Salteras, Valencina, Santiponce y Camas con Sevilla a través de la línea ferroviaria existente y puede ser una de las soluciones para paliar el colapso del tráfico en la comarca, pero, de momento, sigue siendo un proyecto sin respaldo económico que permita hacerlo realidad. De hecho, los presupuestos del Gobierno para 2009 sólo recogen una partida de 2,5 millones de euros para Cercanías de Sevilla.

Con todo, este mes de enero puede ser vital para impulsar esta nueva línea de Cercanías. Los alcaldes del Aljarafe han anunciado que en las próximas semanas se reunirán con los responsables de Adif -Administrador de Infraestructuras Ferroviarias-en Andalucía para concretar los convenios que cada Ayuntamiento debe suscribir con esta institución para hacer posible la nueva infraestructura. Dichos convenios deben determinar qué suelo cede cada municipio a Adif para el inicio de actuaciones que permitan acondicionar las antiguas estaciones a las necesidades actuales -zona de aparcamiento- o construir los nuevos apeaderos previstos en Camas, Santiponce, Salteras-Valencina y Benacazón.

Pero junto a esta iniciativa de los alcaldes de la comarca, todos del PSOE, se suma la que llevará el PP tanto a nivel regional como estatal para intentar arrancar a los gobiernos andaluz y español un compromiso real con el proyecto.

El diputado por Sevilla en la Cámara Autonómica Jaime Raynaud presentó el pasado mes de noviembre una proposición no de Ley ante la Mesa del Parlamento andaluz que debe debatirse en las próximas semanas. Esa proposición no de Ley plantea al Gobierno andaluz que exija al Ejecutivo de la Nación que se dote presupuestariamente al proyecto «con la cifra necesaria para la puesta en servicio de la línea de Cercanías del Aljarafe». Eso supone un incremento sustancial respecto a las actuales intenciones del Gobierno que sólo prevé destinar en 2009, 2,5 millones de euros a Cercanías de Sevilla; en 2010, 5 millones y en 2011, 10 millones. Esas cantidades suman 17,5 millones que no alcanzan los 120 en los que inicialmente se ha presupuestado la puesta en servicio de la C-5.

La propuesta del PP a la Junta, que también presentará el diputado del PP por Sevilla, Ricardo Tarno, en el Congreso para reclamar el compromiso del Gobierno con el proyecto, reclama que las obras para ejecutarla se lleven a cabo entre este año y el que viene, para permitir su puesta en servicio en 2011.

Los populares también consideran que la línea debería prolongarse 8 kilómetros. Ello supondría la construcción de las estaciones de Huévar y Carrión y dar servicios además de estos municipios a Aznalcázar, Villamanrique, Pilas y Castilleja del Campo. Tanto la iniciativa del PP como la de los alcaldes del Aljarafe se produce después de que los vecinos de la comarca, hartos de soportar los atascos de las carreteras para llegar a Sevilla y sin otra alternativa de transporte público que autobuses también afectados por el tráfico, se movilizaran. Crearon una «Plataforma por el cercanías del Aljarafe» que en apenas un mes consiguió recoger 4.672 firmas solicitando la apertura urgente de la línea C-5 al Ministerio de Fomento. Y el Ministerio de Fomento les contestó.

La directora de Gabinete de la Secretaria de Estado de Infraestructuras, Carmen Gil, les remitió una carta con fecha 10 de diciembre en la que en primer lugar les aseguran que «el impulso al Plan de Cercanías de Sevilla es uno de los objetivos prioritarios del Ministerio de Fomento». Luego, les recuerda sin embargo que aún queda mucho para hacer realidad esa intención: «en estos momentos estamos iniciando la redacción de los proyectos constructivos para la mejora de las infraestructuras y estaciones de la nueva línea, con el propósito de licitar las obras en cuanto la redacción de éstos esté finalizada».

La respuesta de Fomento deja en el aire cualquier compromiso de inicio de obras y de hecho los proyectos constructivos dependen de la cesión de suelo que hagan los ayuntamientos y que debe decidirse en la reunión que se celebrará este mes. La Plataforma por el Cercanías considera que ese encuentro puede ser crucial para el desarrollo del proyecto si hay unidad entre todos los responsables políticos. Desde este colectivo se confía en que los proyectos constructivos se terminen en breve y que ello permita al Gobierno destinar más partidas presupuestarias que hagan posible el inicio de las obras y la puesta en servicio del Cercanías en 2011. La obra en sí no es tan complicada, ya se cuenta con la vía ferroviaria -por la que pasan diariamente tres trenes- y no se piden estaciones de diseño sino operativas y que tengan utilidad, lo que implica una buena área de aparcamiento. Ahora sólo queda por saber si los ayuntamientos cederán el suelo necesario y si Fomento también está por la labor.

Este mes de enero puede ser vital para el proyecto de la línea de Cercanías al Aljarafe. Los alcaldes de la comarca se reunirán con Fomento y el PP llevará el tema al Congreso y el Parlamento andaluz

MILLÁN HERCE

Una de las estaciones del anillo ferroviario de Sevilla