Las lesiones sufridas por Feliciano, un vecino de Sevilla que fue atropellado en ramón y Cajal
Las lesiones sufridas por Feliciano, un vecino de Sevilla que fue atropellado en ramón y Cajal - ABC

Una ciclista atropella a un anciano en un carril bici de Ramón y Cajal

La víctima, que podría perder la visión de un ojo, asegura que fue arrollado cuando cruzaba por el paso de cebra

SEVILLAActualizado:

Feliciano R. D., de 76 años, fue atropellado el pasado miércoles por una bicicleta a la altura del número 21 de la avenida de Ramón y Cajal de Sevilla, sufriendo múltiples lesiones en ojo, cabeza y una mano, según ha denunciado la familia, que asegura que la víctima atravesaba por un paso de cebra que hay pintado encima del carril bici. La ciclista, que usaba una bicicleta de Sevici y que se ha negado a facilitar su identidad a la familia del atropellado, declaró a ABC que el anciano «cruzó por un sitio indebido».

«Mi marido y yo —dice la mujer de la víctima, María Ángeles— estábamos en la parada del autobús. Nos dimos cuenta de que Feliciano se había olvidado una cosa en casa, que está frente a la parada de autobús, y cruzó por el paso de cebra del carril bici cuando le arroyó una bicicleta que iba a gran velocidad, impactando en su costado izquierdo y tirándolo al suelo. Feliciano perdió el conocimiento hasta que llegó la ambulancia. Tenemos testigos que pueden corroborar los hechos y fotos de la sangre encima del paso de cebra que hay encima del carril bici», declaró su esposa a ABC.

El hombre podría quedar ciego

«Mi marido presenta traumatismo cráneo encefálico, un dedo roto y daños en el ojo izquierdo. El conductor de la ambulancia que le atendió llamó a la Policía Local para que fuera a levantar atestado pero le dijeron que no irían porque no había implicado ningún vehículo motorizado», añadió su esposa, que al llegar al hospital pidió también que se informara de los hechos al juzgado de Guardia. «En Urgencias nos volvieron a decir lo mismo. Que no pedirían a la Policía Local el atestado porque no había implicado ningún vehículo motorizado», señala María Ángeles, cuyo abogado estudia la reclamación de responsabilidades a la ciclista.

«Mi padre podría quedar ciego porque ya había perdido el ojo derecho por un glaucoma y sólo podía ver por el izquierdo gracias a una lente intraocular que ahora se ha desplazado hacia abajo», lamentó su hija menor.

La ciclista insiste en que «fue un accidente porque el señor cruzó por un sitio indebido, ya que el paso de cebra quedaba más adelante del lugar donde yo le atropellé. Me quedé hasta que le atendió una ambulancia y esperé a que llegara la Policía Local». Este extremo fue desmentido por la mujer del atropellado, que asegura que «la ciclista no le auxilio, se quedó estática, rezagada en la parada del autobús y se negó a facilitar sus datos personales cuando se le pidieron».

El seguro de Sevici

«No he facilitado mis datos porque no he hecho nada malo por lo que tenga que ser denunciada», declara esta joven, que usaba en el momento del accidente una bici de Sevici, sin que aclare a ABCsi había suscrito el seguro voluntario de accidentes. Sevici oferta un seguro voluntario de accidentes por 6 euros al año. El seguro cubre una responsabilidad civil con un límite por anualidad de 1,2 millones de euros. El límite por siniestro se sitúa en 300.000 euros para daños personales y en 50.000 euros para daños materiales.

Por su parte, al Ayuntamiento no le consta que la Policía Local fuera requerida para atender este accidente. «La Policía tiene la obligación de levantar atestados aunque se trate de atropellos de peatones por parte de ciclistas y, de hecho, se han hecho muchas veces», señalaron fuentes municipales.