Museo Arqueológico de Sevilla
Museo Arqueológico de Sevilla - ABC
SEVILLA

El cierre de salas en el Arqueológico de Sevilla es algo habitual por falta de personal, según los trabajadores

La Junta de Andalucía niega las clausuras parciales, así como el déficit de empleados

SevillaActualizado:

El pasado mes de julio, el Museo Arqueológico cerró por falta de vigilantes, lo que obligó a reestructurar el plan de vacaciones de la plantilla. Ese cierre total fue algo excepcional, admiten los trabajadores, quienes aseguran que «lo que no es tan excepcional son los cierres parciales del museo, es decir, la clausura de algunas salas por falta de vigilantes, algo que se produce muy a menudo».

«El argumento oficial para los cierres parciales es que están pintando o restaurando, pero la verdad es que se cierran porque falta personal, algo que ha venido denunciando la directora del museo, Ana Navarro, en reiteradas ocasiones. De hecho, la directora ya advirtió a la Junta de Andalucía que durante este verano la falta de trabajadores obligaría a cierres totales o parciales del museo», señalan los trabajadores.

El delegado provincial de Cultura, José Manuel Girela, niega la mayor. «De los 24 que figuran en el Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Museo Arqueológico, hay 23 plazas cubiertas», insiste. Girela asegura que no se han producido cierres parciales de salas del Museo Arqueológico por falta de personal y que si se han tenido lugar ha sido porque se estaba preparando alguna exposición o porque se trataba de espacios para exposiciones temporales.

En cuanto a los cierres totales, «en julio se cerró un día por razones técnicas», admite el delegado provincial de Cultura, quien traduce las «razones técnicas» como un «reajuste de plantilla». La Junta asegura que con ese reajuste de los cuadrantes de las vacaciones de la plantilla «no habrá problemas de apertura del Museo» hasta el 23 de septiembre.

El reajuste de vacaciones ha sido denunciando por el comité de empresa ante la Inspección de Trabajo alegando que se ha hecho a última hora y que los empleados tienen dificultades para la conciliación familiar con los nuevos turnos que se han puesto.

Faltan taquilleros

Por otra parte, los trabajadores no creen que el problema esté resuelto con el reajute de vacaciones, ya que recuerdan que en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Museo Arqueológico figuran cuatro taquilleros, «pero nunca ha habido cuatro. De los tres taquilleros que realmente hay, uno de ellos es un liberado sindical, con lo que sólo hay dos activos. En invierno, cuando el museo abre de 9 a 20,30 horas, sólo hay un taquillero por la mañana y otro por la tarde, de modo que cuando salen a desayunar o merendar la entrada es libre porque el encargado de control de público no puede cobrar a los visitantes». En el museo sólo pagan entrada (1,50 euros) los ciudadanos extracomunitarios.

Con el nuevo plan de vacaciones faltaban taquilleros y para evitar el cierre del Museo Arqueológico, personal auxiliar del museo se ocupará de hacer las veces de taquilleros durante los fines de semana de verano, según ha confirmado a ABC José Manuel Girela.

Los trabajadores denuncian que no hay dinero para contratar a más personal «pero sí lo hay para subcontratar a personal de seguridad para poder abrir por las tarde».