Interior del salón de juegos tras sofocar las bomberos las llamas
Interior del salón de juegos tras sofocar las bomberos las llamas - ABC
Sucesos

Cinco detenidos por incendiar un salón de juegos de Sevilla para impedir que abriera

La víctima, de origen asiático, había sido amenazada por un compatriota que tiene un negocio similar en la misma zona

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas por su presunta implicación en el incendio que destrozó un local comercial del Polígono Carretera Amarilla el pasado mes de julio. Detrás del siniestro estaba la amenaza del dueño de un comercio del mismo ramo que no quiere competencia en la zona.

Los detenidos son cuatro españoles y un chino. Este último regenta un salón de juegos en el citado polígono hispalense. Según confirma la Policía, la víctima, de origen asiático, estaba ultimando la apertura de un establecimiento similar en la Avenida del Transporte, nave 6 cuando recibió las amenazas de su compatriota. Le advirtió que le prendería fuego al local si seguía con su intención de abrir el salón.

El incendio se originó el pasado 9 de julio. Según detalla la Policía, un testigo vio cómo momentos antes de que nacieran las llamas, una furgoneta estacionaba delante del local recreativo y de ella bajaban dos personas que escalaron la fachada de la nave. Minutos después abandonaron la zona, justo cuando se iniciaba el fuego. Cuando llegaron los bomberos, vieron que el foco estaba en la parte delantera y que la puerta había sido forzada. Detectaron además signos evidentes de que alguien podría haber entrado para robar u ocasionar daños en el interior.

Monopolio de las apuestas

La Policía pudo vincular a uno de los detenidos con el incendio gracias al ADN hallado en el mechero que fue usado para prender fuego en el establecimiento. Otro de los arrestados fue captado por las cámaras de seguridad del local y la Policía consiguió identificar a un tercer individuo gracias a la lectura parcial de la placa de matrícula de la furgoneta que usaron los dos autores materiales del siniestro. El vehículo fue también grabado por los sistemas de videovigilancia.

Finalmente, la investigación llevada a cabo por el grupo de Policía Judicial de la comisaría del Distrito Nervión les llevó a los dos últimos sospechosos. Uno de ellos es dueño de un salón recreativo en la zona que pretendía ejercer el monopolio de las apuestas en este polígono sevillano.

A día de hoy, las víctimas no han abierto aún el negocio, según han confirmado fuentes policiales a ABC. Al parecer, temen sufrir nuevas represalias. Los detenidos, tras pasar a disposición judicial hace unas semanas, han quedado en libertad con cargos. El arrestado de origen chino está siendo investigado por un delito de amenazas mientras que los otros cuatro implicados, que son delincuentes habituales, están en la misma condición procesal pero por un delito de daños.