Parque del Higuerón - ANTONIO PERIÁÑEZ

Cinco proyectos sevillanos vandalizados antes de su inauguración

Obras importantes de Sevilla y su provincia son objetivo frecuente de actos vandálicos antes de su finalización

SEVILLA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los medios de comunicación han dado cuenta en las últimas décadas de múltiples casos de vandalismo ocurridos en obras cuya inauguración se eterniza, actos cometidos incluso antes de la culminación de los proyectos. Los vestuarios de pistas deportivas, los baños repartidos por el centro de la ciudad, los cristales del aljibe romano de la Alfalfa o la nueva señalización del Parque Miraflores son solo un ejemplo de la acción de los vándalos sobre proyectos que ni siquiera fueron inaugurados en nuestra ciudad.

Marqués de Contadero

Los nuevos edificios inacabados del Paseo Marqués de Contadero también han sido víctimas de este tipo de actos. Las paredes provisionalmente instaladas han sido destrozadas a causa de patadas para entrar en su interior, donde se pueden encontrar restos de botellas y destrozos. Llama la atención especialmente los grandes huecos que se encuentran junto a la Torre del Oro, lugar al que acuden la mayor parte de los turistas que visitan la ciudad. Este hecho ya fue denunciado el pasado mes de mayo por el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Sevilla cuando expuso tras una visita sus críticas a la «lamentable terminación» de la obra del nuevo centro de atención a los visitantes y edificios colindantes. Desde la oposición, los populares recalcaron la «tremenda chapuza que se ha realizado» con un «edificio a medio abrir» y con «cientos de desperfectos y fallos en las terminaciones».

Tranvía de Alcalá

El proyecto del tranvía de Alcalá de Guadaíra se paró en 2011 cuando estaba ejecutado en torno al 75% de la obra civil, convirtiéndose así en un símbolo en Sevilla del parón en la construcción pública por los recortes de la crisis. Durante ese tiempo desaparecieron alambradas, barandillas, tapas metálicas e incluso trozos completos de vías, para cuya retirada se supone fue necesaria incluso la utilización de maquinaria específica.

La construcción del tranvía se reanudó en 2015 tras estar años paralizada. En 2016 las obras prosiguieron hasta el presente ejercicio. En la actualidad se da continuidad a las obras del ramal que conectará Alcalá con la Línea 1 de metro a la altura de la Universidad Pablo de Olavide. La previsión expresada por el consejero de Fomento Felipe López en su visita a Alcalá hace ahora un año es que la obra civil de todo el trazado esté finalizada en 2017. Pero aún quedaría la dotación de sistemas eléctricos e informáticos y la adquisición de los vehículos. El presupuesto de esta última fase es de 90 millones de euros. En definitiva, la aspiración de la Junta es que el primer viajero se suba al tranvía en Alcalá en 2019.

Parque del Higuerón Sur

En mayo de 2016 el grupo popular en el Ayuntamiento de Sevilla denunciaba el estado de abandono que presentaba el auditorio ubicado en el parque del Higuerón Sur, incluso el auditorio y las instalaciones deportivas, que forman parte del proyecto de urbanización de la zona construida por Bogaris dentro del complejo que acoge a Costco, Brico Depôt, McDonald’s y Aldi, entre otras grandes empresas, y que fue posteriormente recepcionado por el Ayuntamiento en marzo del año 2015.

Ya entonces el auditorio presentaba un estado lamentable, cuyas instalaciones estaban destrozadas por los robos y el vandalismo ante la dejadez y la ausencia de vigilancia. El cuadro de luces había sido robado, los lavabos estaban rotos, la caldera se la habían llevado por partes, todo estaba cubierto de suciedad y pintadas y había «hasta colchones en su interior». El auditorio, con aforo para 500 espectadores, sigue ofreciendo hoy un estado de total abandono, mientras que las pistas deportivas ya pueden ser utilizadas por los vecinos de Pino Montano.

Intercambiador

En abril de 2013, ABC se hacía eco de que la Junta mantenía abandonada la obra del intercambiador de transporte llamado a ser el gran proyecto autonómico de esta área, un proyecto de más de 40 millones que tampoco ha escapado al vandalismo. El intercambiador de Mairena del Aljarafe fue pensado y construido para conectar autobuses, metro y tranvía, con aparcamiento público para 1.500 vehículos, todo ello desarrollado en torno a una plaza con jardines. Pero en la práctica se convirtió en un lugar totalmente abandonado.

El abandono del intercambiador provocó que la infraestructura fuera usada por los jóvenes para hacer botellón los fines de semana y como pista de patinaje, presentando un estado de abandono evidente. El Pleno del municipio aprobó en febrero de 2017 una moción para que se hiciera un concurso de ideas sobre los usos del edificio. «La falta de interés de la Junta por el intercambiador originó que en el año 2014, el pleno del Ayuntamiento retirara la cesión a la Administración autonómica. El resultado de esa falta desinterés lo conocemos todos, una infraestructura abandonada a su suerte, que viene sufriendo día tras día actos vandálicos, actos que han destruido casi en su totalidad, una infraestructura que costó a los marineros más de 3 millones de euros», según el acta de ese Pleno.