El grupo IVI ha iniciado ya la demolición interior del edificio donde instalará su sede en la isla de la Cartuja y que hace años fue comisaría de Policía
El grupo IVI ha iniciado ya la demolición interior del edificio donde instalará su sede en la isla de la Cartuja y que hace años fue comisaría de Policía - M. J. LÓPEZ OLMEDO

SevillaLa clínica de reproducción asistida IVI invierte cuatro millones en su nueva sede de la Cartuja

Reforma ya el edificio que acogió la comisaría de la Policía Local, abandonado desde hace una década

SevillaActualizado:

La clínica IVI, el mayor grupo de reproducción asistida de Andalucía, ha iniciado ya las obras de reforma del edificio que acogió la comisaría de Policía Local de la Cartuja para inaugurar en 2019 su nueva sede en Sevilla. La empresa invertirá entre 4 y 5 millones de euros en este proyecto, que le permitirá duplicar el espacio que ahora tiene en sus oficinas de la avenida de República Argentina, según ha informado a ABC Manuel Fernández, director desde hace 13 años de IVI en la capital andaluza.

En ese inmueble estuvo durante muchos años la delegación municipal de Movilidad y la comisaría de la Cartuja. El Ayuntamiento vendió el edificio en 2008 a una filial de Detea pero no los entregó hasta dos años después y lo hizo en un estado ruinoso porque había sido desvalijado. Finalmente, la empresa propietaria fue a liquidación y el edificio fue adquirido en subasta por varias personas, que han terminado vendiéndolo a IVI en 2018.

La clínica de reproducción asistida está procediendo ahora a demoler el interior del edificio y ha solicitado ya licencia al Ayuntamiento para iniciar las obras de reforma interior el próximo mes de octubre. «Pretendemos inaugurar las nuevas instalaciones en el segundo semestre de 2019, si todo marcha conforme a lo previsto. La nueva clínica nos permitirá crecer porque actualmente tenemos 1.200 metros cuadrados en unos bajos de un edificio de viviendas de la avenida República Argentina, donde estamos desde 2001. Con las nuevas oficinas podremos duplicar la capacidad, alcanzando -explica el director de la clínica- los 2.500 metros cuadrados».

Reproducción virtual de cómo quedará la fachada del edificio que acogerá la nueva sede de la clínica de reproducción asistida IVI en la capital andaluza
Reproducción virtual de cómo quedará la fachada del edificio que acogerá la nueva sede de la clínica de reproducción asistida IVI en la capital andaluza - ABC

Manuel Fernández añade que «no sólo tendremos más espacio para los pacientes, sino que nos permitirá atenderlos con tecnología de vanguardia, ya que triplicaremos el espacio del laboratorio de reproducción asistida, que es nuestro núcleo central, ya que estos procesos son cada vez más complejos. Por lo tanto, aumentaremos la capacidad para atender la demanda creciente de reproducciones asistidas». El nuevo centro de IVI en la capital andaluza dispondrá también de un espacio para formación de especialistas, charlas a pacientes y otros eventos.

Por otra parte, IVI señala que «nuestro cambio de ubicación será bueno también para Sevilla porque vamos a poner en valor un edificio que hasta ahora estaba abandonado. El inmueble tiene 40 plazas de parking y, además, nos encontramos junto a un parking público con 2.500 plazas. La ubicación es perfecta para nosotros porque tenemos muchos pacientes de fuera de Sevilla y la Cartuja cuenta con conexiones rápidas con la A-49 y la SE-30».

Actualmente, IVI tiene en Sevilla 62 trabajadores, aunque con las nuevas instalaciones prevé aumentar su plantilla. La clínica cuenta con siete ginecólogos especializados en reproducción asistida, 14 embriólogos en el laboratorio, 14 enfermeras, así como personal administrativo y de servicio.

En la actualidad, el 60% de los pacientes de IVI son sevillanos, el 20% del Algarve y Extremadura, y el otro 20%, de fuera de España y Andalucía occidental. Hasta ahora, la clínica ha logrado traer al mundo a más de 7.000 niños en los 17 años que lleva instalada en Sevilla.

«La técnica de reproducción asistida que prefieren las sevillanas es la fecundación in vitro, dentro de la cual puede usarse a la técnica más vanguardista en el diagnóstico genético preimplantatorio, lo que descarta enfermedades mortales antes de transferir los embriones», declara Manuel Fernández, quien subraya que «en estos momentos tenemos el programa más potente de donación de óvulos y semen. Eso nos ha permitido contar con el mayor banco de semen congelado y el mayor programa de donación de óvulos».

El perfil del usuario de esta clínica es el de una mujer de 37 a 42 años con un nivel económico medio alto, ya que el coste de estos procesos de reproducción asistida gira en torno a los 5.000 euros de media.

Manuel Fernández
Manuel Fernández - ABC

«Tenemos una tasa de éxito de entre el 5o y el 70% en los procesos de reproducción asistida gracias a la calidad de nuestro laboratorio, que nos permite un cultivo largo de cinco días de los embriones y un buen programa de congelación mediante un sistema que ya están implantando otros centros del mundo. Eso explica que tengamos un 90% de tasa de supervivencia de los embriones congelados. El éxito -dice- es no tener embarazos múltiples transfiriendo sólo un embrión porque eso es más saludable para las mujeres y genera una menor tasa de niños prematuros».

Congelación de óvulos

«Ahora hay cada vez más mujeres que congelan sus óvulos mediante la vitrificación para retrasar la maternidad. Esos óvulos pueden estar años congelados pero la Ley establece que sólo pueden usarse durante la vida fértil de la mujer, es decir, hasta los 50 años. Después se destruyen. Excepcionalmente se usan en mujeres de 51 años», explica este directivo de IVI, que cifra en casi 300 las mujeres que actualmente tienen sus óvulos congelados en esta clínica.