El representante de los dentistas de Andalucía, Luis Cáceres, presenta la campaña contra el instrusismo.
El representante de los dentistas de Andalucía, Luis Cáceres, presenta la campaña contra el instrusismo. - Vanessa Gómez
SALUD

Los dentistas denuncian malas prácticas de publicidad de algunas clínicas franquiciadas

Los representantes del sector han recibido un total de 112 reclamaciones por parte de los pacientes en 2016

SEVILLAActualizado:

El Consejo Andaluz de Dentistas de Andalucía ha lanzado este martes en Sevilla una campaña informativa para concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de la salud bucodental, ante el aumento repentino de anuncios de tratamientos y productos sanitarios que se consideran perjudiciales para el paciente.

La campaña, bajo el nombre la salud de tu boca no es el negocio de nadie, se prolongará hasta el próximo 6 de abril y se ha presentado en todas las provincias andaluzas a través de los medios de comunicación y redes sociales. El presidente del Consejo Andaluz de Dentista, Luis Cáceres, denuncia que en los últimos tiempos ha habido una «mercantilización» de los productos sanitarios que ha hecho que los tratamientos de salud se «vendan» como cualquier otro bien material.

Luis Cáceres, durante la presentación de la campaña
Luis Cáceres, durante la presentación de la campaña - V. GÓMEZ

En este sentido, numerosas clínicas dentales, la mayoría franquiciadas o marquistas, han elaborado prácticas publicitarias inadecuadas, «campañas agresivas y engañosas» que llevan a los pacientes a fijarse en el precio que se oferta y no en la salud bucodental.

El Colegio Oficial de Dentistas en Sevilla ha registrado un total de 187 quejas en 2016, de las cuales 112 corresponden a las clínicas franquicidas. Le sigue 59 denuncias a las clínicas privadas y 16 a las clínicas de las compañías de Seguro. En lo que va de 2017, las clínicas franquicidas han recibido 35 reclamaciones.

Para el representante de los dentistas, «no todo vale cuando lo que estás tratanto es la salud». Estamos viendo una cantidad de anuncios en los que se ofrecen implantes dentales muy baratos y luego pagas un tratamiento que posteriormente no estás recibiendo. «Por ejemlo, te dan un presupuesto de 35.ooo euros y te dicen que hacen un descuento del 85 por ciento. Es una forma de gancho que para mí es engañosa y exigimos que esté regulada».

El dentista es el único profesional para reestablecer la salud bucodental, «no podemos dejar en manos de un comercial un plan bucal sin conocimiento sanitario», insiste Cáceres. Es esencial que el contenido del presupuesto esté claro desde el principio para el paciente.