Álvaro Blasco, que nació con una lesión neurológica motora, en el colegio Julio Coloma
Álvaro Blasco, que nació con una lesión neurológica motora, en el colegio Julio Coloma - Raúl Doblado
Discapacidad

Los colegios de Sevilla siguen siendo murallas para muchos alumnos

La mayoría de los centros carecen de ascensores o no son completamente accesibles, a pesar de que están obligados por ley

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Alvaro Blasco tiene 5 años y nació con una lesión neurológica motora que le impide caminar por sí solo. Su colegio, el CEIP Julio Coloma, en Bellavista, no tiene ascensor ni los baños adaptados. No es el único, según denuncia la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Sevilla (Fams Cocemfe).

No tienen un censo completo de centros de la provincia pero Juan José Lara Ortiz, su presidente, asegura que la mayoría de los centros educativos sevillanos no están adaptados. «Hemos visitado muchísimos colegios en los últimos años y podemos decir que no hay ninguno que sea completamente accesible. Hay problemas con los baños, el gimnasio, la biblioteca o la sala de profesores», asegura.

En opinión de este coletivo, «nos estamos dotando de muchas leyes desde 1992 pero muchas de ellas se están incumpliendo. Todas obligan a que todo sea accesible pero esto no se está cumpliendo salvo en un número muy reducido de centros».

Sin ascensores

En muchos centros educativos faltan ascensores y la solución para los profesores o alumnos con discapacidad, sea permanente o temporal, es cambiar el aula a la planta baja. «Hemos comprobado que es la solución que se suele adoptar pero nosotros nos preguntamos: ¿si la discapacidad la sufre un profesor se cambia a todos los alumnos de cada clase a cada hora?. Pensamos que no es una solución lógica», comenta a ABC.

Rosa Rubio, la madre de Álvaro, cuenta que cuando su hijo tenía dos años y medio y pensaron en un colegio para él «el equipo de orientación educativa de la Consejería de Educación nos instó a escolarizarlo aquí, en el colegio Julio Coloma, o en el centro Elcano, los dos cercanos a nuestra casa. Elegimos este porque nos lo recomendaron los orientadores de la Delegación.

Tiene logopeda y nos dijeron que había menos alumnos con necesidades especiales. Sabíamos que el centro tenía barreras pero nos dijeron que las iban a ir solventando», afirma. Han pasado dos años desde entonces y nada ha cambiado.

«No han puesto ascensor y mi hijo tampoco puede acceder al baño con su andador. El próximo curso empezará Primaria y esas clases, como las de Pedagogía Terapéutica y Música, están en la segunda planta. Hemos escrito varias veces a la Delegación durante estos dos años y la respuesta de la Delegación de Educación no concreta si se va a hacer la reforma ni cuándo». También han escrito al Ayuntamiento de Sevilla porque el edificio es municipal pero la respuesta —dicen— ha sido la misma.

Elena Valenzuela, representante de la AMPA del Julio Coloma, muestra su apoyo a esta familia. «Apoyamos esta reivindicación porque consideramos que se está discriminando a alumnos o profesores discapacitados, lo sean de forma temporal o permanentes», dice.

Cocemfe Sevilla asegura también que no exite protocolo de evacuación en ningún centro educativo sevillano que contemple a los alumnos o docentes con discapacidad. «Hasta hoy no ha ocurrido nada, pero si un día un colegio saliera ardiendo y dentro de él se encuentra una persona sorda o ciega, no podrá salir del centro.

La sociedad tiene que evolucionar en ese sentido», asegura Juan José Lara Ortiz, que ha detectado también «muchísimos centros antiguos que deberían hacerse nuevos porque resultaría más caro adaptarlos. Poner un ascensor no es suficiente para adaptar un centro, aunque la mayoría ni lo tienen».

El presidente de este colectivo en Sevilla advierte de «la cultura española de tener un baño masculino, otro femenino y otro para discapacitados, lo cual hace perder mucho espacio en los colegios. Lo ideal sería un baño unisex como sucede en otros países europeos. Y que tuvieran un llamador por si algún alumno se cae al suelo y se queda imposibilitado, cosa que no existe en ningún centro educativo», asegura.

Moción de Ciudadanos

El portavoz municipal de Ciudadanos, Javier Millán, va a presentar el próximo viernes en el Pleno municipal una moción para que el Ayuntamiento garantice la plena accesibilidad de los colegios de la ciudad de Sevilla.

En ella se afirma que «el cumplimiento de la legislación existente en materia de accesibilidad se constituye en obligación para las Administraciones Públicas implicadas. En este sentido, la fecha del 4 de diciembre de 2017 marca un antes y un después en la efectividad de la accesibilidad universal en nuestro país, ya que todos los edificios deben ser accesibles, conforme a lo dispuesto en Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social».

El portavoz de Cs añade que «casi un año después, la accesibilidad universal no ha alcanzado a los centros educativos de nuestra ciudad. Ejemplos de ello, son el CEIP Julio Coloma Gallegos, en el distrito Bellavista-La Palmera; donde se hace necesario acometer reformas en baños e instalación de elevadores, así como el CEIP Paulo Orosio, en el distrito Cerro-Amate, que también requiere la instalación de un ascensor, independientemente de otras mejoras muy necesarias por su antigüedad».

Añade Millán que «estos son solo dos ejemplos de una larga lista de colegios que necesitan mejoras en Sevilla en escaleras, itinerarios, baños, zonas de recreo y aulas», por lo que insta al equipo de gobierno de Juan Espadas a establecer un calendario de actuaciones.

Fuentes municipales aseguraron a ABC que los ascensores de los centros educativos «son responsabilidad de la Junta y sólo en casos excepcionales los ejecuta el Ayuntamiento en el marco de un plan de adecuación completa de un colegio, de los que se han hecho varios durante el actual mandato».

Respecto a los baños, aseguran que «el Ayuntamiento los está adecuando en su mayor parte y hay planes de accesibilidad en marcha dentro de los cinco millones de inversiones anuales en colegios». En estos dos colegios —añaden— «se están redactando proyectos».