Apertura del congreso anual de Feicase, en el Edificio Crea
Apertura del congreso anual de Feicase, en el Edificio Crea - M. J. López Olmedo
COMERCIO

El comercio tradicional de Sevilla apuesta por la calidad y el trato personal

El congreso de Feicase ensalza la «experiencia de cliente» como gran oportunidad para crecer y competir con las franquicias

SevillaActualizado:

La experiencia, el trato personal, la calidad de los productos y el llamado «valor añadido» son los elementos con los que el pequeño y mediano comercio tradicional de Sevilla ha de competir con las franquicias y los grandes centros comerciales que empiezan a poblar la gran periferia y que cada vez congregan a más clientes. La «fuga» sólo puede pararse con esos ingredientes, que son las fortalezas de ese sector en el centro de la capital andaluza, además del empuje de la necesaria digitalización de los negocios. Así se destacó ayer como idea principal para los próximos años en el segundo congreso anual de Feicase (Federación Provincial de Empresarios de la Industria y el Comercio de Alimentación, Droguería, Perfumería y Afines de Sevilla), en el que estuvieron presentes representantes de las tres administraciones públicas implicadas en este sector en Sevilla (Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Ayuntamiento) para debatir en torno al propio emblema de este encuentro: «La experiencia de cliente, una oportunidad para crecer». Porque ya no se trata de simples compras sino de ofrecer una «experiencia» al cliente que acude a uno de los comercios.

En este sentido, desde Feicase se abundó en la idea del valor diferencial que puede aportar el comercio tradicional de la ciudad frente a los establecimientos franquiciados y las grandes superficies que pueblan el entorno del casco urbano. Ante ello, «la calidad y la exclusividad del producto, además del trato personal, son las mejores armas para seguir compitiendo», destacó Manuel Barea, presidente de la organización. A esa misma línea se sumaron los representantes de grandes empresas que participaron en los debates y varias ponencias, como Heineken, Seur o Casal, quienes recalcaron esa necesidad de modernización constante como piedra angular en la que «sustentar la supervivencia» del comercio.

Proyectos municipales

La delegada municipal de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño, subrayó por su lado la importancia de «la colaboración público-privada para impulsar el pequeño y mediano comercio de la ciudad» a través de las líneas de ayuda municipales a su modernización y de fomento del «asociacionismo generador de sinergias entre distintas empresas», sin olvidar los servicios de asesoramiento que ofrece la Oficina de Atención al Comercio de Sevilla y la formación y el emprendimiento que se favorecen desde el Centro de Recursos Empresariales Avanzados (Edificio Crea), donde se desarrolló el encuentro de este año.

La concejal socialista recordó los dos proyectos de Feicase cofinanciados con ayudas municipales al comercio. El primero, de la convocatoria de 2016, consistió un proyecto multicanal (web, aplicación y campaña de promoción) que, además, comportaba una reorganización interna de la propia asociación para modernizarse y adaptarse a las nuevas tecnologías y canales de la comunicación. Se bautizó como «Comprar en Sevilla». Y en 2017, Feicase se incorporó a la iniciativa «Comercio Sevilla 2.0», que recibió casi 30.000 euros de ayudas públicas para desarrollar un programa de apoyo y seguimiento personalizado para los asociados, cuya finalidad es la de contribuir a la modernización de las empresas socias, incidiendo en cuatro líneas: fomento del uso de las nuevas tecnologías, refuerzo de la presencia digital, generalización del uso de redes sociales, e impulso del comercio electrónico. «La colaboración público privada es capital para que el comercio se adapte al nuevo cliente y, entre todos, protejamos e impulsemos nuestras empresas y al conjunto de nuestro sistema productivo». indicó Castreño.

Soluciones de movilidad

Precisamente ayer, por otro lado, Javier Millán, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla, apostó ayer por «una defensa férrea del comercio tradicional» desde la institución municipal, para «mantener la identidad y personalidad» de la ciudad. El concejal visitó comercios del Centro acompañado por representantes de la asociación Alcentro para destacar «la importancia del pequeño comercio y del que es el único centro comercial abierto de la provincia de Sevilla», reclamando «soluciones de movilidad para evitar congestiones en los accesos, así como alternativas de aparcamiento para facilitar que los sevillanos puedan desplazarse hasta la zona».

Millán añadió que Sevilla «ya se ha movilizado en diferentes ocasiones para defender a los establecimientos que son parte de su historia», recordando que «el propio pleno del Ayuntamiento aprobó que se modificara la ordenanza para que los comercios de reconocido carácter tradicional recibieran un apoyo específico», razón por la que se ha preguntado «qué ha hecho hasta ahora el gobierno del PSOE para cumplir con lo acordado», pues «hay familias detrás de estos negocios que están sufriendo verdaderas calamidades».