La Gavidia, un monumento a la desidia política
La Gavidia, un monumento a la desidia política - JUAN FLORES
URBANISMO

La comisaría de la Gavidia en Sevilla: ideas, proyectos y papeles mojados

Una decena de planteamientos se han puesto sobre la mesa en estos 15 años para la antigua comisaría

SevillaActualizado:

A lo largo de estos quince años desde que fue clausurada, el futuro de la antigua comisaría de la Gavidia ha tenido múltiples posibilidades: de gimnasio a hotel pasando por centro comericial, cines y hasta un centro para la interpretación de la represión franquista. Casi todos se convirtieron en papel mojado por la utilización política que ha tenido el edificio y por la burocracia administrativa que, además de farragosa, ha tenido numerosos obstáculos por parte de las administraciones. Éstos son nueve de los planteamientos que ha tenido el inmueble.

Un equipamiento público municipal

Cuando Jaime Raynaud era candidato a la Alcaldía por el PP, antes incluso del cierre de la comisaría, prometió que el edificio se convertiría en un equipamiento para la ciudad. Luego llegó Torrijos, quien hizo suya esa idea, y abanderó que el inmueble debía ser para uso vecinal, aunque no siempre mantuvo esa intención...

Un centro comercial: Primark

El gobierno de PSOE-IU, en 2011, vio como solución convertir la Gavidia en un centro comercial. Esta propuesta fue coincidente con la que posteriormente hizo Zoido, que paradójicamente fue criticada por la oposición y bloqueada por la Junta, que la echó para atrás por su intento de construir un aparcamiento rotatorio en la Alameda. Hubo una posibilidad de que allí se instalara Primark.

Un centro de investigación social

El Colectivo Entreadoquines presentó un plan para convertir la antigua comisaría en un centro dedicado a la investigación social, que sería eficiente desde el punto de vista energético. El proyecto no contaba con financiación, pese a que el coste estimado para rehabilitar el edificio era de 9,5 millones. Contaba con el apoyo de Participa Sevilla e IU.

Centro de interpretación de la represión franquista

Colectivos de izquierdas como Comisiones Obreras promovieron, tras su declaración por parte de la Junta como «lugar de memoria histórica», destinar el que fuera comisaría y cárcel del Régimen como centro de interpretación de la represión franquista. Estos colectivos advirtieron al alcalde, Juan Espadas, que no permitirían el pelotazo urbanístico.

Centro deportivo y spa

Es uno de los proyectos factibles por la tramitación urbanística, aunque en desventaja con el uso hotelero. Presentado por la empresa Forum Sport, propone un gimnasio para 4.000 usuarios con dos piscinas cubiertas y un spa. Lo completarían una tienda de material deportivo, una cafetería y salones para usos sociales. No compraría el edificio.

Salas de cine y teatro

Fue otro de los proyectos descartados al tumbarse la opción de uso comercial el pasado mes de enero. Tres empresas (Grupo Al Andalus, Cada Films y FMA Arquitectos) proponían una concesión administrativa para convertir el inmueble en salas de cine, teatro y una zona de ocio cultural. La inversión era de nueve millones.

Hotel y museo de la Semana Santa

El uso hotelero parece que es el que finalmente tendrá la Gavidia. Uno de los proyectos, el del grupo Milenium, plantea un establecimiento de entre 60 y 70 habitaciones con zonas deportivas y culturales en la planta baja y el sótano, de carácter público. Además, se rehabilitaría San Hermenegildo para convertirlo en museo de la Semana Santa.

Hotel de cuatro estrellas y centro cultural

Además del propuesto por Milenium, Activum y Barceló también han ofertado para convertir el edificio en un hotel. Esta última planea un hotel de cuatro estrellas de 107 habitaciones. Invertiría 12 millones en la compra y 16 por la obra.

Hotel de súper lujo

El fondo de inversión americano Activum Activum es el que más dinero invertiría (20 millones más la compra, por 12), para hacer un hotel de súper lujo con espíritu cultural. Como informó ABC de Sevilla, detrás está la empresa Mandarin, que gestiona algunos de los hoteles más lujosos del mundo en ciudades como Hong Kong, Nueva York o Londres. Sería, de hacerse, el hotel más lujoso de Sevilla.