Uno de los agentes de Policía que ha diseñado el sistema es el responsable de impartir la formación
Uno de los agentes de Policía que ha diseñado el sistema es el responsable de impartir la formación - ABC

¿Cómo detecta la Policía de Sevilla las denuncias falsas?

Los agentes reciben formación sobre la nueva aplicación informática Veripol, con un porcentaje de acierto superior al 90%

SevillaActualizado:

Las denuncias falsas son una conducta delictiva recogida en el Código Penal pero también es un desgaste considerable de los recursos policiales, ya que se invierte en averiguar unos hechos que nunca existieron salvo en la mente del denunciante. Ante el aumento de las denuncias falsas en todo el territorio nacional, la Policía Nacional ha recurrido a la tecnología para detectar con mayor rapidez cuándo le están mintiendo.

Esa tecnología en forma de aplicación informática se llama Veripol y se puso en funcionamiento el pasado mes de octubre en las comisarías españolas. Pero el proceso de puesta en marcha está siendo progresivo y en la zona de Andalucía occidental se está formando ahora a los agentes para el correcto manejo de esta herramienta. Los funcionarios policiales están recibiendo un curso de 18 horas.

El agente de Policía Nicolás Romera es uno de los creadores del sistema y quien estos días está impartiendo la formación a sus compañeros. En esencia, los funcionarios policiales son adiestrados en cómo enfocar la toma de denuncia de manera que luego el programa procese la información que contiene. A través de un algoritmo ideado específicamente para analizar las coincidencias que hay en las denuncias falsas, el programa detecta qué relato presentado a la Policía puede ser real o no. Por tanto, es importante saber qué preguntas hacer y cómo, señalan fuentes policiales.

Cómo recoger la denuncia

En la fase de experimentación, la herramienta ha alcanzado más de un 90% de aciertos. Además se va nutriendo de las denuncias que analiza, identificando patrones de comportamiento a partir de los datos, permitiendo entender cuáles son las características más habituales de las denuncias falsas.

«Además de detectar las denuncias falsas, Veripol persigue igualmente desanimar a los ciudadanos a que lo hagan y así no malgasten recursos policiales», señalan desde la Policía.

A pesar de ese alto porcentaje de acierto, esta herramienta no tiene consideración de prueba pericial. Su resultado no puede ser usado en un procedimiento judicial como material probatorio para imputar a una persona la simulación de un delito. Sin embargo, señalan las mismas fuentes, sí sirve para guiar a los funcionarios policiales para confirmar que están ante un hecho real o falso.

El aumento de las denuncias falsas llegó a colarse en el informe de la Fiscalía Superior de Andalucía, concerniente al año 2013. Hace seis años el Ministerio Público mostraba su preocupación por el incremento paulatino de un delito, que sólo en la demarcación de Sevilla llegó a crecer un 13,5%. Detrás de muchas de esas denuncias estaba el cobro de algún seguro o la reposición del artículo estrella para los que recurren a esta argucia: el teléfono móvil.

Antes de Veripol, los cuerpos policiales trataron de introducir filtros para desanimar a los mentirosos como entregar un resguardo en lugar de una copia de la denuncia que es el documento que suelen reclaman las compañías aseguradoras para justificar el cobro de algún tipo de indemnización.