Concentración en la Plaza Nueva por la liberación de Maloma Morales
Concentración en la Plaza Nueva por la liberación de Maloma Morales - ABC

Concentración para pedir la liberación de Maloma

Cuando se cumplen 14 meses del secuestro de la joven en los campamentos, familia y amigos piden al Gobierno que «actúe»

Actualizado:

Amigos y familiares se han reunido este sábado en Plaza Nueva, frente al Ayuntamiento de Sevilla, para pedir la liberación de la joven Maloma Morales, retenida por su familia biológica en el Sahara.

«Hace 14 meses que mi hija está en los campamentos y, después de todo este tiempo, no nos cansamos de pedir lo mismo: que Maloma sea libre y tenga la oportunidad de decidir dónde quiere estar», insiste Pepe Morales, su padre adoptivo. «No puede ser ella misma, no puede expresar ni sus sentimientos ni sus deseos, no puede opinar ni decidir porque todo lo hace al dictado de su familia biológica», se lamenta. «Interpreto el mejor papel de mi vida, sobrevivo», les dice a su familia adoptiva la joven, de 23 años.

Aunque Maloma está bien y tranquila, y han podido hablar con ella varias veces en las últimas semanas, Pepe Morales asegura que, pese a estar coaccionada durante las conversaciones telefónicas, no deja de enviarle señales. «El otro día, cuando su hermano le dijo que tenía ganas de que volviese, ella fue muy clara y le contestó ‘yo también’», relata.

Reunión con el Gobierno

La concentración, que durará durante todo este sábado y gran parte del domingo, también pide al Gobierno que «actúe» y luche por la liberación de Maloma y las otras 50 jóvenes que, según las familias de acogida, hay retenidas en el Sahara contra su voluntad, aunque no tengan nacionalidad española. «Queremos que el Gobierno suspenda todo apoyo político e institucional al Frente Polisario y al movimiento solidario español, cómplice también con su silencio, reclaman, e insisten en que «se suspendan todas las ayudas de carácter no humanitario, porque no se puede cooperar con quien no respeta los Derechos Humanos».

Por su parte, Pepe Morales afirma que lleva tres meses «esperando una cita con el Ministro» para intentar desbloquear la situación por la vía diplomática. Además, ha anunciado que intentará viajar a los campamentos en marzo acompañado de su mujer, Maricarmen, como ya hicieron el pasado verano. «Queremos ver a Maloma, comprobar que está bien y, sobre todo, que ella vea que no nos rendimos y seguimos luchando por su libertad».