Manuel Pérez Fernández
Manuel Pérez Fernández - M.J.SÁNCHEZ OLMEDO
ENTREVISTA

«La confianza del paciente no se gana por un artículo en el BOE sino en el día a día»

El presidente de los farmacéuticos sevillanos cree que el conflicto con los enfermeros «es una guerra de generales, no de la tropa» y que la obligación del boticario es «asesorar a los usuarios»

JESÚS ÁLVAREZ
SEVILLAActualizado:

Manuel Pérez Fernández (Osuna, 1957) es presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla, uno de los grandes directivos del sector en España, promotor de la fundación Mehuer de apoyo a las enfermedades raras y uno de los artífices del Congreso Mundial de Farmacéuticos que se celebrará en 2020 en la capital andaluza, un hito histórico para la farmacia sevillana.

También es presidente de la Unión Profesional Sanitaria de Sevilla, formada por los colegios de médicos, dentistas, veterinarios, enfermeros, fisioterapeutas, podólogos y ópticos; académico correspondiente de la Academia Iberoamericana de Farmacia y académico de honor de la de Estudios Históricos de Odontología y Estomatología. Sin embargo, Manuel se presenta como «el boticario de San Marcos», barrio sevillano donde tiene su farmacia desde hace 33 años

El martes próximo es el Día Mundial del Farmacéutico. ¿Cuáles son los retos farmacéuticos para el futuro?

Atender las necesidades del usuario. Hace cien años el farmacéutico preparaba las medicinas en la botica; luego salió al mostrador a dispensarlos y asesorar a los clientes cuando se inicia la fabricación industrial de medicamentos. Ahora hemos detectado que hay un incumplimiento terapéutico por parte de los pacientes, necesidades de educación sanitaria y seguimiento del comportamiento del paciente con su medicación.

¿Podría mejorarse la relación de los farmacéuticos y los médicos?

Es una buena relación.

Con los enfermeros parece que no es tan buena.

Yo no diría eso. Lo que hay es una guerra de generales.

Usted es un general de los farmacéuticos. ¿Qué es lo que pasa?

Yo soy coronel (ríe) y la guerra va más arriba pero se lo puedo explicar. Creo que no se está entendiendo por parte de los generales de la enfermería el servicio farmacéutico, el asesoramiento que hacemos en las farmacias. Yo no voy a enviar a un ambulatorio a alguien que me pregunte en mi farmacia por algo de su salud. Yo siempre intentaré responderle. Si no lo sé, también se lo diré.

¿Ha habido algo de celos?

Sí. Celos o temores de que les quitemos competencias a los enfermeros. Hay muchos licenciados en Farmacia que no encuentran salida en el mercado laboral y es normal que traten de aprovechar sus conocimientos. Antes en las farmacias estaba el titular y luego había un mancebo, que era un auxiliar. Las farmacias han ido contratando titulados en Farmacia para mejorar esa función de asesoramiento.

Ese asesoramiento se prolonga a menudo durante muchos años.

Yo he pesado a bebés de tres generaciones de una misma familia en mi farmacia. Esa confianza que se adquiere con el boticario sólo es fruto del tiempo y de la dedicación. La confianza en el paciente no se genera con un artículo que aparece en el BOE sino en el contacto cercano, en el día a día.

Sevilla ha sido designada sede del Congreso Mundial de Farmacias de 2020, que reunirá a más de tres mil farmacéuticos. Es la segunda vez que se celebrará en España. ¿Tan buenos son los farmacéuticos sevillanos?

Los farmacéuticos sevillanos somos distintos. Cuando sale la receta por principio activo, salió aquí. La receta electrónica también salió en Sevilla. Y otro de los temas que causa admiración fuera es nuestro trabajo desde hace veinte años con las enfermedades raras. Nuestra fama es muy buena en España y fuera de España y todo eso ha influido para que se haya elegido a Sevilla.