Los contenedores de basura soterrados, precintados tras levantarse
Los contenedores de basura soterrados, precintados tras levantarse - ABC
Urbanismo

Los contenedores soterrados de El Greco se levantan con la lluvia días después de su estreno

El gobierno local achaca la incidencia a que los trabajos «no se habían terminado del todo» y asegura que los desperfectos «se arreglarán en los próximos días»

SevillaActualizado:

Sólo unos días después de la reapertura de la avenida de El Greco, en el distrito San Pablo-Santa Justa de Sevilla, tras más de un año de obras de reurbanización y transformación de esta vía comercial por parte de la Gerencia de Urbanismo, algunos de sus elementos presentan ya problemas. El más llamativo es el de los nuevos contenedores de basura soterrados que se colocaron en el tramo de acera más cercano a Kansas City, que han amanecido el pasado fin de semana levantados más de medio metro del ras del suelo después de las fuertes lluvias del jueves por la tarde y del viernes.

El Ayuntamiento ya ha precintado la instalación y estos vanguardistas contenedores, como es lógico, están en desuso desde este fin de semana por culpa de los desperfectos, de los que se ha quejado parte del vecindario, que después de muchos meses de obras ven que ahora el mobiliario urbano falla a los pocos días de estrenarse. También han aparecido quejas después de que se haya levantado parte del nuevo firme de la calzada sólo varios días después de que vuelva a estar en funcionamiento.

El delegado de Hábitat Urbano, el socialista Antonio Muñoz, ha asegurado a este respecto que «en los próximos días se van a reparar los desperfectos surgidos», que ha vinculado al hecho que «la obra está aún por culminar en algunos de sus aspectos» y a que «esos contenedores aún no se estaban usando». Esto es, que la avenida de El Greco se reabrió sin estar acabada. Eso sí, ha subrayado que el motivo fundamental de estos problemas con el nuevo mobiliario es «la gran tromba de agua del jueves, que generó inundaciones en muchos puntos de la ciudad». Al hilo de ello, ha recordado que precisamente un proyecto puesto en marcha por el Ayuntamiento, el nuevo y cercano tanque de tormentas de Kansas City, «ha servido para recibir más de 25 millones de litros de agua en esta tromba, con lo que cabe preguntarse a dónde habrían ido esos litros de agua si no existiera el tanque que hemos construido». «Que los vecinos estén tranquilos que todo se va a arreglar en los próximos días, ya que allí no se ha terminado aún de trabajar», ha agregado Muñoz.