Cristóbal Coronel es pediatra y director de las jornadas
Cristóbal Coronel es pediatra y director de las jornadas - ABC

Sevilla«Contra la meningitis hay que mantener la alerta, vacunarse y rezar»

Expertos advierten de que los niños tienen que inmunizarse frente a la tipo B aunque cueste dinero

SevillaActualizado:

El grupo de vacunas de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap) organiza una reunión que hoy se celebra en Sevilla sobre los avances en las vacunas y, concretamente, sobre la enfermedad meningocócica, respecto de la que advierten: «Tenemos que manterener la alerta».

La razón por la que hay que estar atentos a dicha enfermedad que en más del 90% de los casos aparece como una meningitis, «es que siempre está ahí, con periodos epidémicos y brotes localizados, aunque ahora nos encontramos en uno de baja incidencia», dice Cristóbal Coronel, director de las jornadas y secretario general de la Sepeap.

«No podemos bajar la guardia —sigue— y más aun cuando ahora, desde hace pocos años, contamos con medidas preventivas eficaces como es la vacunación ya implementada en otros países y que aquí llegará más bien pronto que tarde. De hecho, hace unos días ya lo anunció Canarias y hace unos meses Castilla y León. La meningitis es una patología que con solo nombrarla asusta y en la que tenemos que estar implicados todos, desde la Atención Primaria, pasando por las urgencias hospitalarias y salas de infecciosos, hasta las unidades de cuidados intensivos pediátricos, donde, por desgracia, acaban muchos niños».

Dice que la mayoría de los casos se producen en la edad pediátrica, con una mortalidad aproximada del 10 % y un riesgo de secuelas permanentes de hasta el 30 % entre los supervivientes, fundamentalmente neurológicas y amputaciones.

Hay que tener muy presentes los síntomas que presentan que «por desgracia son de evolución rápida y fatal ya que simula en sus primeros momentos una enfermedad más banal como gastroenteritis o amigdalitis y en un periodo muy breve de tiempo tiene lugar un empeoramiento súbito y progresivo en el que todos los minutos cuentan».

«A veces se pasa de un síndrome febril sin foco aparente con buen estado general a un shock séptico en breves horas», agrega.

La mejor forma de prevenirla es la vacunación y, en este sentido, Coronel destaca que actualmente hay que vacunarse contra la meningitis tipo B, aunque no esté financiada y cueste el dinero.

«Como profesionales de la salud, invirtamos tiempo en convencer a los padres de que vacunen a sus hijos. ¡Con lo que cuesta un hijo, ahora además que se está considerando como un bien escaso dadas las cifras de natalidad! Este es motivo más que suficiente para vacunar, aunque no estén financiadas, conociendo que las vacunas existentes en el mercado son inmunógenas y seguras. De modo que vacunar y rezar, los que creamos, para que no nos toque ni a nosotros ni a nadie cercano es la forma de impedir que aparezca la enfermedad».

En los últimos años los casos de enfermedad meningocócica han ido subiendo. y así las últimas estadísticas del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía hablan de que en 2017 se registraron 17 en Sevilla que llegaron a 23 al año siguiente.

«Informar bien —termina— es uno de los retos que nos planteamos los pediatras. Mucha gente confunde recomendación con financiación pública. El sentimiento de que “lo que no se financia es porque no es recomendable” está anclado en el acervo cultural de la población actual española, que cree que la sanidad debe ser universal, igual para todos y… gratuita».