Cristina de Miguel
Cristina de Miguel - ABC

Cristina de Miguel: «Me encanta Sevilla, pero no siento que me inspire per se»

La artista sevillana es profesora de Pintura y Dibujo en la Universidad Hofstra de Nueva York

SevillaActualizado:

Tras licenciarse en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, en 2010 Cristina de Miguel marchó a Nueva York para realizar un master en el Pratt Institute y el año siguiente se estableció en Skowhengan, una residencia de artistas en la que fue seleccionada. Más de 15 exposiciones la avalan en aquel país, donde actualmente es profesora de Pintura y Dibujo en la Universidad Hofstra de Nueva York.

¿Cuál es la principal diferencia entre vivir en Sevilla o Brooklyn?

Lo primero que me viene a la cabeza son las distancias. En Sevilla te llaman los amigos para tomarte una cerveza y en 15 minutos ya estás en el bar… En Nueva York planificas las citas con más tiempo, una semana de antelación o así. Las largas distancias hacen que te canses más y valores la cercanía.

¿Qué es lo que más le costó cuando llegó?

No conocía a nadie cuando llegué. Durante los primeros tres meses estaba bastante sola. Andaba mucho por las calles. En verdad fue un tiempo bonito, estar sola con mis pensamientos sin tener a nadie con quien compartirlos. Luego claro, hice muchos amigos y todo cambió.

¿Es muy diferente la sociedad neoyorquina a la sevillana?

Si, claro. Como en todas partes. Por ejemplo, hay una gran tolerancia hacia lo diferente. Por eso es raro oír a gente hablar sobre el aspecto de los demás o sus decisiones personales. En Sevilla veo que existe una conciencia de comunidad muy fuerte… la gente se ayuda mucho entre sí sin esperar nada a cambio, con humanidad. Por supuesto que estoy generalizando, pero tengo esa impresión.

¿Regresa a Sevilla a menudo?

Pues la verdad es que sí. Me gusta pasar las navidades en familia y en verano vengo también.

Detalle de una de las obras de Cristina de Miguel
Detalle de una de las obras de Cristina de Miguel - ABC

¿Cómo le inspira esta ciudad?

Pienso mucho en la luz del Aljarafe cuando voy a casa conduciendo. Es algo que tengo fijado en la cabeza desde muchos años. Me imagino a los que vivían en Itálica respirando el mismo aire y viendo el mismo color del cielo y me parece que no hay diferencia entre el pasado y el presente. Me fascina la arqueología y las cosas que están enterradas.

¿Es más sencillo inspirarse en Nueva York que aquí?

Pues la verdad es que no. Pero en Nueva York tengo mi estudio y trabajo muy bien. La inspiración me llega mientras trabajo... si es que llega. Y si no llega trabajo de todas formas. También cuando veo pinturas de artistas que admiro me entran muchísimas ganas de pintar. Me encanta Sevilla, pero no siento que me inspire per se. Si que me inspira estar en la casa de mis padres en el jardín pintando porque me viene la sensación de que estoy sola en el mundo y que nadie sabe que estoy en ese rincón donde de pequeña hacia figuritas de barro y pinturas… eso me encanta del Aljarafe, que parece que está alejado del mundanal ruido, y tiene unos atardeceres espectaculares, y puedes pintar escuchando los pajaritos cantar y parece que no pasa el tiempo y es eterno. Lo mismo con Gelves. Ultimamente tengo muchos sueños en los que tengo 10 años otra vez y ando por las calles de Simón Verde que solía recorrer con mis amigos del barrio. Revivo todo, las casas misteriosas, las sendas llenas de tréboles altos, el miedo a los perros sueltos, el silencio… Entro en sintonía con mi ser y con las pinturas al andar por ahí de nuevo.

La única ciudad en la que con solo andar por ella ya me entran muchas ganas de pintar y me vienen ideas visuales muy específicas es Atenas. Todos los carteles, letreros y cosas escritas se traducen a meras formas pues apenas entiendo griego. La experiencia visual es más intensa.

¿Óleo, acrílico o acuarela?

Utilizo acrílico y pigmentos con látex. Secan rápido y puedo cubrir cosas sin tener que esperar días. Mi proceso es muy intuitivo y casi no planeo qué va a pasar. Por eso cambio mucho las cosas, y necesito un medio que me permita hacerlo rápido. También a veces uso óleo en barra por encima para cosas muy específicas porque no puedo volver atrás.

¿Le ha tentado alguna vez la escultura o la cerámica?

Me encanta la cerámica. Me fascina la manera en la que los objetos de cerámica brillan, aunque la pieza por abajo tenga una capa de pintura antigua y mate. Estoy interesada en coleccionarla mas que en hacerla ahora mismo.

¿Se tiene más libertad a la hora de elegir temas desde la distancia que en tu ciudad?

En mi caso siempre me siento libre allá dónde esté, no importa el lugar. Lo más básico del arte es la libertad y que te den igual las modas, el éxito, el rechazo y cualquier cosa que pueda limitar mi creatividad. Los temas vienen solos, no los planeo. Luego miro atrás y analizo y me doy cuenta de temas que van saliendo pero los dejo que fluyan, no me centro en ellos, para mí son una excusa para que la pintura suceda, busco lo formal sobre todo.

Detalle de una de las obras de Cristina de Miguel
Detalle de una de las obras de Cristina de Miguel - ABC

¿Cuánto tiempo piensa quedarse allí?

No tengo planes. Por ahora soy feliz yendo y viniendo y hay muchas cosas buenas de estar allá que aquí no tendría, pero también necesito ir a Sevilla porque me encanta y me siento en conexión con mis raíces y mis valores, y sobre todo necesito el afecto de mi familia. Pero pienso que la vida da muchas vueltas, nunca se sabe que pasará, me gusta estar abierta y no saber todo seguro, eso le da más emoción a la vida.

¿Prefiere exponer en solitario o en grupo?

Depende de con quien… el concepto de la exposición en grupo, el lugar. Pero en solitario creo que es más fácil de lograr la coherencia visual y que todo funcione en conjunto.

Y diez años después regresó a la escuela de Arte de Atenas

Si, volví de visita el pasado mes de diciembre. Todo sigue igual. Me emocioné, sigue con el mismo olor a disolvente. Estuve allá de Erasmus en 2008 y cambió mi vida y mi forma de entender la pintura.

¿En qué etapa se encuentra?

Últimamente estoy pintando con pintura cada vez más líquida y poniendo el cuadro plano, en horizontal, en el suelo. Me siento atraída hacia un proceso donde el azar tenga más protagonismo, que no pueda yo controlar tanto. Por eso la pintura tan fluida, porque va a sitios que tu no puedes del todo controlar, y además cuando lo intentas dejas una marca de tu cuerpo y tu presencia muy bonita yo pienso… se ven adónde han ido las manos, los dedos, se dejan pisadas en el lienzo etc. Me gusta que la pintura hable más del momento preciso en el que has estado pintando, y de ella misma, que de una narrativa en particular, por eso mis formas recurrentes son tan básicas. No me importan tanto el tema sino la pintura en sí.

El color de sus cuadros no deja indiferente a nadie...

El color es siempre tan importante y un desafio realmente pues las decisiones de color afectan a todas la pintura por igual, no existen partes a las que no le afecten un cambio de color en otra zona.

¿Entienden mejor su pintura en Nueva York que en Sevilla?

Depende de la persona que vea mis pinturas. Pero creo que como en Nueva York hay más pintores por metro cuadrado también hay más variedad de direcciones, y por eso el público está más acostumbrado a ver arte que se sale de su zona de confort.

¿Cómo ve las actuales corrientes de vanguardia en Sevilla?¿y en Nueva York?

En Nueva York hay mucha pintura. No hay una corriente en particular que sea la única. Hay de todo, gente haciendo pinturas surrealistas super meticulosas con aerógrafo, otros haciendo cosas abstractas muy gesturales, etc. pero veo mucha pintura figurativa. Veo un auge de los temas de denuncia social-feminismo y temas raciales afro-americanos en particular.

En España en general siento que la pintura esta respaldada por un fuerte apoyo conceptual. Mi impresión es que hay una tendencia a explicar la obra con palabras, conceptualmente, o sino no vale. Es todo más racional.

¿A qué pintores admira?

Cy Twombly, Julian Schnabel y Ferrán García-Sevilla

¿Cuál sería su próximo proyecto creativo?

Ahora estoy preparando unos cuadros que irán a la Feria de Arte Frieze New York en Mayo. También estoy trabajando en mi próxima exposición individual en la galería con la que trabajo. Será también en Mayo.