El Convento Madre de Dios es un BIC que sufre grandes daños desde hace décadas
El Convento Madre de Dios es un BIC que sufre grandes daños desde hace décadas - ABC
EL PATRONATO DE LA VIVIENDA COORDINA LOS TRABAJOS

Cuenta atrás para frenar el deterioro de Madre de Dios

Las obras de la iglesia empiezan antes de marzo tras la firma el lunes del convenio con el Ayuntamiento

SevillaActualizado:

El Patronato de la Vivienda de Sevilla va a coordinar las obras de restauración del convento de Madre de Dios de la calle San José cuya cuenta atrás comienza el próximo lunes cuando la comunidad y el Ayuntamiento de Sevilla firmen un convenio de colaboración para acometer los trabajos.

Gracias a este acuerdo, el Ayuntamiento aportará 100.000 euros para las obras de rehabilitación de la iglesia y así poder abrirla ya que lleva cuatro años cerrada.

El proyecto completo de restauración de todo el convento supone un coste de un millón de euros pero ahora se va a acometer la primera fase, si bien los trabajos de esta etapa suponen un gasto de 250.000.

Se ha contado también con la aportación de la World Monument Fund, una fundación americana que ayuda con donaciones económicas para la rehabilitación de monumentos en todo el mundo. El resto de fondos tiene que venir de la propia orden monástica y de donaciones.

El Patronato está desarrollando una labor de asistencia técnica, ayudando a la orden a solicitar la subvención, coordinando a los arquitectos y, en general, buscando la viabilidad económica de todo el proyecto.

Estos primeros trabajos cosistirán en asegurar la cubierta y solucionar todos los problemas de seguridad para poder reabrir la iglesia.

La fecha de inicio se desconoce aunque será dentro del primer trimestre de 2019.

Las dominicas de Madre de Dios llevan con el templo cerrado al culto desde 2014. La situación de ruina del convento se remonta a varias décadas, aunque con el tiempo las religiosas han ido realizado las actuaciones que han podido, rehabilitando, principalmente, sus estancias de uso. Tras varios desprendimientos en la zona del presbiterio, la iglesia tuvo que clausurarse hace cuatro años.

Son visibles las enormes grietas y los movimientos en las vigas de madera y el fantástico artesonado o el desplome evidente de uno de los muros, que pone en riesgo la estabilidad del conjunto. La ruina en estas zonas es ya imparable.

El convento de Madre de Dios de Sevilla pertenece a la orden dominica y forma parte de la donación realizada por la reina Isabel la Católica a estas religiosas, de una manzana de casas situadas junto a la parroquia de San Nicolás, en plena judería.

A pesar de tener las declaraciones de monumento Histórico Artístico y de Bien de Interés Cultural por su enorme valor, el convento de Madre de Dios ha sido, como otros el gran olvidado de las administraciones públicas durante lustros,