Consuelo Rodríguez firma este martes en el Libro de Oro del Ateneo de Sevilla
Consuelo Rodríguez firma este martes en el Libro de Oro del Ateneo de Sevilla - Juan Flores

David Summers:«Mi padre era mucho más que un director»

El Ateneo homenajeó a Manolo Summers como colofón a los actos conmemorativos del 25 aniversario de su muerte

SevillaActualizado:

Un centenar de personas se reunió ayer en el Ateneo de Sevilla para recordar al cineasta sevillano Manolo Summers, en un acto dirigido por el promotor de las actividades en recuerdo y promoción del director que se han venido desarrollando durante todo el año 2018, Miguel Olid, que contó con la presencia de su viuda, Consuelo Rodríguez Márquez, y sus hijos Manolo, David y Lucía. Antes del inicio del homenaje, el presidente del Ateneo, Alberto Máximo Pérez Calero, mostró a los familiares la historia de la institución y los invitó a firmar en el Libro de Oro, en el que la familia, incluido Juan y Medio —a quien une una gran amistad desde sus comienzos—, dejó escrito su agradecimiento por el acto que se iba a celebrar.

El acto de ayer era el colofón de todas las actividades realizadas durante el año en curso para recordar al cineasta sevillano con motivo del 25 aniversario de su fallecimiento. El presidente del Ateneo, «de verde para recordar que era el día de la Esperanza y por el sentimiento bético del cineasta», manifestó que con este acto «el Ateneo se acuerda de un ser querido, creativo, rebelde y valiente». A continuación, Miguel Olid destacó cómo fue «en esta institución donde se gestó la Generación del 27 y hoy otra generación va a dar un homenaje a Manolo a través de un manifiesto. Un acto que cierra un año de recuerdos». Agradeció a la familia el esfuerzo por estar presente: a Consuelo, por su confianza desde el primer momento; a Manolo, (productor ejecutivo) por el apoyo; a David (Hombres G), que se encuentra en este momento grabando un disco con su banda y a Lucía (criminalista), que vive en Texas.

Aportación al cine español

También quiso agradecer Olid a los productores que hicieron posible la firma por parte de 150 personas del manifiesto, que leyó ayer la actriz Montse Torrent en el que se reivindica «su importante aportación al cine español». Se escucharon los testimonios de Paola García Costas (a través de Rosario Pérez), Ignacio Darnaude (Paco Torres), que calificó al director como «rara avis, en el buen sentido de la palabra por el modo en el que supo esquivar la censura», Gregor Acuña o Enrique Colmena, quien quiso recordar la faceta del «artista renacentista». El texto enviado por Alberto Cuadri fue leído por Álvaro Begines: «Su cine, siendo grande como él, fue consecuencia de su honestidad», dijo. Olmo Figueredo anunció durante su intervención el inicio de la realización de un documental dedicado a «un andaluz que merece mucho reconocimiento» y que verá la luz en 2019 ó 2020. También subrayó que va a apostar porque el día que se cree una academia de cine en Andalucía, los premios que entreguen «lleven el nombre de Manolo Summers».

«Una máquina de crear»

Tras ello llegó el turnos de las intervenciones familiares. Lucía destacó «todo lo que queda de mi padre después de tantos años», David comentó la experiencia de trabajo con él en el cine, en el que siempre había un ambiente «familiar y cordial».

«Él nunca hubiera esperado algo así. Era muy rebelde y siempre estaba pensando en lo próximo que iba a hacer. Mi padre era mucho más que un director de cine, era una máquina de imaginar, de crear, de dibujar, de hacer películas, de crear historias y de poner sus sueños siempre en pie», afirmó.

A continuación Manolo afirmó que se acuerda de su padre todos los días. Estoy honrado, feliz y contento porque hemos recuperado sus películas», dijo emocionado del director sevillano que consiguiera la Concha de Plata del Festival de Cine de San Sebastián o una mención en Cannes.