Francisco Guerrero
Francisco Guerrero - Abc
Ciudad de la Justicia

El decano de los jueces advierte que Palmas Altas no está bien comunicado para los ciudadanos

Francisco Guerrero admite que hay un problema de falta de espacio en los tribunales de Sevilla y dice que no conoce los detalles del proyecto

Actualizado:

El decano de los jueces, Francisco Guerrero, ha advertido en la mañana de este lunes de que, a la hora de trasladar la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas tal y como ha informado ABC, sería necesario tener en cuenta «el desplazamiento de miles de personas que acuden a diario a los tribunales sevillanos» y que actualmente «no está suficientemente bien comunicado por medios de transporte ágiles».

Guerrero se ha referido así al proyecto que la Consejería de Justicia del anterior Gobierno de Susana Díaz llevaba en secreto para ubicar la Ciudad de la Justicia en las siete torres de Palmas Altas, ahora ocupadas por Abengoa y la Universidad Loyola Andalucía.

Guerrero ha admitido que había acudido a varios encuentros con la Junta de Andalucía en los que se hablaba de posibles ubicaciones para la Ciudad de la Justicia una vez que los terrenos de Los Gordales quedaron descartados porque implicaría el traslado de la Feria de Sevilla. Sin embargo el decano de los jueces ha admitido que no había visitado la posible ubicación y tampoco había intercambiado opiniones con la Junta de Andalucía sobre la posibilidad de que se ubicara en Palmas Altas.

En cualquier caso el decano, que también debería trasladarse si cuaja el proyecto de Palmas Altas que tenía ultimado el equipo de la exconsejera Rosa Aguilar, ha insistido en que es evidente, que en el Prado hay falta de espacio y que, cuando se trasladen los juzgados de Violencia sobre la Mujer esa falta de espacio será más evidente. «Tenemos un grave problema de espacio y hay que compaginar las necesidades con la forma de llegar a este lugar», ha dicho el decano de los jueces en referencia a lo alejado de la ubicación de Palmas Altas.

En este sentido ha reconocido que la ubicación en una zona céntrica, como el Prado, no sólo facilita el acceso a los profesionales de la Justicia sino también a los ciudadanos que deben desplazarse a los juzgados y tribunales. El proyecto de la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas incluye la puesta en marcha de al menos 1.300 plazas de garaje.