El Hospital Virgen del Rocío admite que dos jóvenes trasplantadas han fallecido por contagio del herpes simple
El Hospital Virgen del Rocío admite que dos jóvenes trasplantadas han fallecido por contagio del herpes simple - ABC

El Virgen del Rocío admite que dos trasplantados murieron por contagiarse con el herpes simple

Se trata de dos jóvenes de 15 y 22 años que murieron días después de recibir órganos de un mismo donante

SevillaActualizado:

La Asociación del Defensor del Paciente ha pedido a la Fiscalía Superior de Andalucía «una investigación de oficio más profunda» tras un segundo fallecimiento por trasplante de un órgano «infectado» en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, en esta caso a un menor de 15 años. La pasada semana, la Asociación del Defensor del Paciente ya pidió a la Fiscalía que «iniciase una investigación de oficio» sobre una joven de 22 años diez días que recibió un trasplante el 30 de junio de 2018 y falleció once días después». La presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, pide a la fiscal superior de Andalucía, Ana Tárrago, una investigación más profunda para saber qué paso, qué controles se llevan a efecto y la depuración de responsabilidades».

Por su parte, el Hospital Universitario Virgen del Rocío admite que las dos jóvenes recibieron órganos de un mismo donante -al parecer, un varón que perdió la vida en un accidente de tráfico- y que fallecieron por contagiarse del virus del herpes simple. Hubo además otro paciente que recibió un órgano también del mismo donante y que falleció también, aunque el hospital asegura que la defunción no se produjo por el virus del herpes simple.

El hospital lamenta profundamente el fallecimiento de esos dos pacientes trasplantados de riñón en un comunicado en el que asegura que «estas pérdidas han sido muy sentidas por todos los profesionales que trabajan en este campo y que luchan a contrarreloj para que personas con una enfermedad terminal puedan tener una esperanza de vida. Ambos fallecimientos se produjeron por la transmisión del virus herpes simple (VHS) por parte de la persona donante». «Hubo un tercer paciente trasplantado del mismo donante, el cual no superó el trasplante inmediato debido a su patología de base y la complejidad de la intervención quirúrgica y no por causas relacionadas con este virus», admiten fuentes hospitalarias.

Carlos Sardinero, abogado de la joven de 22 años trasplantada de riñón que ha fallecido de una hepatitis fulminante, ha declarado a ABC que «la familia quiere saber si se hizo un cribado serológico al donante, si tenía sintomatología de la infección por herpes simple y si se le practico un PCR para saber si tenía alguna infección importante.

«La madre de la joven, que vive en Madrid, está muy molesta porque desde el primer momento su hija presentaba un cuadro clínico que hacía pensar que algo iba mal. Advirtió a los facultativos del Hospital Virgen del Rocío de que la joven estaba mal pero los médicos le dijeron que era propio del encamamiento. Sin embargo, la madre veía que la evolución de los otros trasplantados era mejor que la de ella. Cuando se dieron cuenta de que su hija tenía una hepatitis fulminante, le quitaron el órgano pero ya era tarde», añade el letrado de la familia.

Recomendaciones internacionales

«A pesar de que los profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío aplicaron con el máximo rigor, como siempre hacen, las recomendaciones internacionales para evitar la transmisión de enfermedades durante el trasplante y los protocolos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) en materia de donación y trasplantes, dicho virus no pudo ser detectado, ante la ausencia de datos clínicos que pudieran hacer pensar en su existencia», subraya el hospital, donde se realizan cada año 280 trasplantes, de los 900 que tienen lugar en Andalucía.

«Este virus tiene una sintomatología y repercusión escasa y según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi un 70% de la población menor de 50 años se encuentra infectada por dicho virus. Es por ello que la determinación analítica para detectar este virus no se encuentra entre las recomendaciones internacionales del Consejo de Europa, ni -dice el hospital- en los protocolos nacionales debido a su alta prevalencia y escasa repercusión».

Caso centinela

«En el mundo, y según la revisión bibliográfica realizada por los profesionales del centro, la Coordinación Autonómica de Trasplantes y la propia ONT, sólo se han descrito en torno a 10 casos de fallecimientos por trasmisión de una infección por herpes a pacientes trasplantados desde que existen registros de trasplantes, lo que demuestra que estamos ante casos excepcionales si tenemos en cuenta que cada año se realizan más de 136.000 trasplantes en el mundo», agrega el hospital.

El hospital ha puesto en marcha una investigación multidisciplinar en la que colaboraron especialistas de enfermedades infecciosas, patólogos, microbiólogos, nefrólogos, intensivistas, coordinadores de trasplantes, entre otros, al mismo tiempo que se lanzó una alerta de biovigilancia a la ONT, por lo extraordinario de ambos casos. «De hecho, las causas que motivaron el fallecimiento de estos dos pacientes no pudieron ser dilucidadas hasta los resultados obtenidos post-mortem. De ahí que esta situación se esté analizando como causa-raíz (evento centinela) a nivel nacional desde la ONT y de las sociedades científicas oportunas».