El congreso de la SEC ha reunido en Sevilla a unos 4.000 expertos ABC
SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA

«Los dentistas pecan de sobreindicación de antibióticos en pacientes cardiovasculares»

Descubren por qué algunos enfermos con insuficiencia cardiaca tienen un 75% más de riesgo de sufrir cáncer

Amalia F.Lérida
SevillaActualizado:

En el Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares SEC 2018 que ayer se clausuró en Sevilla tras tres días de intensa actividad formativa y con la presencia de unos 4.000 expertos se ha puesto de relieve que los dentistas pecan de sobreindicación de antibióticos en pacientes cardiovasculares que no los requieren.

Durante décadas, con el objetivo de prevenir la endocarditis infecciosa (inflamación del endocardio), la profilaxis en la consulta odontológica ha sido una práctica habitual previa a la intervención de pacientes cardiovasculares. No obstante, la evidencia científica se ciñe únicamente al uso de antibióticos en pacientes con cardiopatías congénitas, endocarditis previa o portadores de válvulas.

Para conocer el estado actual de la prescripción de antibióticos en pacientes cardiovasculares a la hora de someterse a procedimientos odontológicos se realizó una encuesta a dentistas de Córdoba y Sevilla, a través del colegio de dentistas de la primera capital y de la Facultad de Odontología de la Hispalense con 16 preguntas. Contestaron 162 dentistas, 80 en Córdoba y 62 en Sevilla. El análisis puso de relieve que sólo el 54,4% de los dentistas de Córdoba y el 69,4% de estos en Sevilla siguen a día de hoy la pauta antibiótica recomendada por la SEC y la European Society of Cardiology (ESC).

No hubo diferencias entre las dos provincias en relación a la edad, género ni tiempo de ejercicio profesional. En el 95% de los casos se indicó profilaxis en las situaciones de riesgo claramente recomendadas, pero también en una alta proporción de casos sin riesgo de endocarditis infecciosa.

«Se habla mucho del uso indiscriminado de antibióticos por parte de la población, automedicándose en muchos casos, creando resistencia a estos medicamentos y resultando cada vez las infecciones más graves y difíciles de tratar, pero, ¿nos hemos preguntado si la comunidad médica hace un uso racional y proporcionado de los antibióticos?», dijo el doctor Manuel Anguita, presidente de la SEC que pide mejorar el seguimiento de las recomendaciones de las guías de práctica clínica sobre la profilaxis de endocarditis infecciosa.

Por otra parte, en dicho encuentro se presentó un estudio en el que se descubre que el riesgo de desarrollar cáncer tras un ingreso por insuficiencia cardiaca (IC) depende de la fracción de eyección, es decir, del porcentaje de sangre expulsada por el ventrículo izquierdo con cada latido (Fevi).

Es, concretamente, lo que ha demostrado un análisis realizado por el servicio de Cardiología del hospital universitario Álvaro Cunqueiro (Vigo), cuyos resultados se han presentado en el congreso.

La insuficiencia cardiaca es una enfermedad grave que impide el correcto bombeo del corazón, haciendo que no llegue suficiente riego sanguíneo al organismo y que se acumulen los líquidos que el corazón no expulsa adecuadamente. Esta patología afecta a más de 390.000 personas en España (el 8,8% de los mayores de 74 años).

Hasta ahora existía una gran controversia sobre si los pacientes con IC presentaban o no mayor riesgo de desarrollar cáncer, pues diversos estudios han mostrado resultados contradictorios en diferentes poblaciones. El grupo de investigación de Vigo, liderado por el doctor Andrés Iñiguez, presidente anterior de SEC, puso su empeño en el estudio de la asociación entre cáncer y enfermedad cardiovascular y ya ha obtenido resultados.

«Con nuestro estudio pretendíamos esclarecer si existía aumento del riesgo de cáncer en función de la fracción de eyección ventricular izquierda, teniendo en cuenta los tres estadios propuestos por la Sociedad Europea de Cardiología: Fevi igual o mayor del 50%, entre 40% y 49%, y menor del 40%», explica la doctora Isabel Muñoz Pousa, primera firmante del estudio.

«Conocer este dato podría ayudarnos a tomar decisiones de forma precoz en pacientes seleccionados, por ejemplo, con seguimientos más estrictos sobre todo por parte del médico de atención primaria en cuanto a signos o síntomas de alarma que puedan orientar al diagnóstico de una neoplasia», apunta la especialista.

En el estudio se incluyeron todos los pacientes con diagnóstico de IC dados de alta entre 2009 y 2016 en el hospital Universitario Álvaro Cunqueiro, excluyendo aquellos que habían sufrido cáncer con anterioridad.

De los 1.371 pacientes estudiados, 492 tenían una Fevi igual o superior al 50%, 232 presentaron, entre el 40 y el 49% y 647, inferior al 40%. Los pacientes fueron seguidos durante una media de casi dos años y medio. Durante ese seguimiento, 88 desarrollaron cáncer (6,4%) y 517 fallecieron (37,8%).

Los enfermos con Fevi mayor al 50% mostraron un 75% más riesgo de desarrollar cáncer: concretamente, de cada 100 pacientes, presentaron la enfermedad 2,7 de ellos al año.

En cambio, aquellos con Fevi inferior al 50% arrojaron una incidencia de cáncer de 1,9 pacientes por cada 100 personas al año.