Momento de la entrada a la fuerza de la terraza tras la negativa de la propiedad a entregar las llaves
Momento de la entrada a la fuerza de la terraza tras la negativa de la propiedad a entregar las llaves - Manuel Gómez

Desalojan a la fuerza la terraza Puerto de Cuba para devolverla a sus antiguos inquilinos

La comisión judicial accede a este espacio, tras autorizar la rotura de candados, para hacer cumplir una sentencia

SevillaActualizado:

Los empresarios que abrieron en 2005 la conocida terraza Puerto de Cuba, hoy renombrada como Milla Zero, recuperaban este viernes el uso de este espacio junto a la orilla del río Guadalquivir después de que se materializara a la fuerza el desalojo ordenado por el juzgado de Primera Instancia número 25 de Sevilla. El lanzamiento se produce tras la condena impuesta a las sociedades Faetón Capital y Al Andalus Siglo XXI, que adquirieron esta terraza al conocido restaurante Río Grande.

La sentencia ordenaba que se devolviera el uso a los inquilinos que la explotaban hasta el 31 de octubre de 2017. Aquella noche fueron expulsados del local, según consta en la denuncia que se formuló entonces y que dio origen a la causa judicial que ha acabado con el desalojo de este viernes. «Las formas en las que nos echaron sin motivo alguno fueron terribles. Delante de un vecindario respetable», recordaba Pablo Castilla, uno de los socios de la empresa Puerto de Cuba de Liébana, responsable de la apertura en 2005 de la terraza.

La comisión judicial se personó a las diez de la mañana como estaba previsto. Dentro de la terraza había un vigilante de seguridad que se negó a abrirle a los agentes judiciales que tenían encomendada la ejecución de la sentencia. Tras esperar un tiempo de cortesía, el juzgado autorizó que se forzaran los candados que cerraban las cancelas para poder acceder al local.

En ese instante se personó uno de los administradores de la empresa Faeton Capital, quien presentó un contrato de alquiler a nombre de otra sociedad (Milla Cero Sur S. L) que sería la que está explotando actualmente la terraza. Alegaba que a esa sociedad no se le había comunicado el desalojo. La petición cayó en saco roto ya que el mandamiento judicial era firme; así que tras unos momentos de nervios y empujones, los agentes judiciales, junto a los arrendatarios de la terraza, pudieron acceder al espacio.

Según confirmó a ABC Pablo Castilla, la intención es reabrir de nuevo la terraza, con el nombre antiguo de Puerto de Cuba, «lo más pronto posible»; algo que esperan que sea a lo largo de este mes de marzo. Si bien, los socios que se han hecho de nuevo con el control de este espacio lúdico lamentan que no se ha restituido la terraza tal y como estaba, con el mobiliario que habían adquirido entonces y que tampoco hay luz ni agua corriente.

Puerto de Cuba alegaba que tiene un contrato de arrendamiento concertado de forma verbal desde 2005 con Río Grande y que a partir de mayo de 2017 comenzaron a surgir discrepancias con el arrendador sobre la duración de éste.

Faetón Capital adquirió la terraza a Río Grande de Sevilla en noviembre de 2017, en concreto el día 7, misma fecha en la que la primera traspasó a Al Andalus Siglo XXI los derechos para la explotación comercial de tales inmuebles. Si bien, en fechas anteriores –4 de septiembre– ambas sociedades habían pagado parte del dinero pactado para garantizarse que las instalaciones les serían entregadas libres de arrendamientos.