Desenfreno

POR J. FÉLIX MACHUCA
Actualizado:

En los últimos días de Roma era el ejército quien nombraba César. La legitimidad no venía por la sangre heredada de una familia. Sino por la cantidad de legionarios que directamente sirvieran con lealtad al usurpador de turno. En Sevilla, en algunos ámbitos, como el municipal, cada vez nos acercamos más a aquella Roma a punto de caer en manos de las tribus y el saqueo. Un ejemplo luminoso y nada confuso lo tenemos en el Ayuntamiento. Donde un desvencijado poder municipal ha sido pasado por el arco del triunfo del partido gracias al poder legionario de unos sindicalistas que han apoyado al PSOE. Sevilla no gobierna según la autonomía municipal. La llevan y la traen, cada vez más cerca del crac absoluto, los sindicatos de Tussam y el entreguismo del partido.

Ellos mandan en Sevilla hoy. Mañana pueden ser los taxistas. Pasado cualquier otro grupo lo suficientemente fuerte como para prestarle su poder intimidatorio al PSOE. Que lo bendecirá para que el poder no se les enfríe en las manos. El conflicto de Tussam ha sido, quizás, uno de los pocos pulsos que el gobierno de Monteseirín ha mantenido con el sindicalismo más voraz y descerebrado que vive en esta ciudad. La empresa, mutilada y tullida por una gestión política nefasta, acaba de escribir una de sus páginas más suicidas, con un convenio que un país en crisis no puede afrontar, máxime cuando la empresa arrastra un pasivo de 136 millones y el pasado año cerró el ejercicio con pérdidas de más de 50 millones de euros.

Lamentablemente ese pulso de la Alcaldía con Tussam era una guerra perdida. Como la de Roma contra su decadencia. Antes que este convenio se firmaron otros tan inabordables como convenientes para la paz política. Al final de su mandato, Monteseirín, sabiéndose cercado por los legionarios y vendido por su partido, ha querido morir aplastado por un autobús. A quien con tanto mimo trató antes y que ahora le volvió la matrícula cuando no le dio lo que con tanta desmesura se le había concedido antes. Una muerte teatral para una vida municipal desenfrenada.

evilla.es/blogdeanillas/