La mercancía intervenida en el zulo que descubrió la Policía en la nave
La mercancía intervenida en el zulo que descubrió la Policía en la nave - ABC
Sucesos

Detenido el dueño de una empresa de reciclaje de Sevilla por revender mercancía incautada

La Justicia le encomendó la destrucción de miles de zapatillas falsificadas y en lugar de ejecutar la orden judicial, las vendió al menos a dos comercios de la capital

SevillaActualizado:

La Policía Nacional ha detenido al dueño de una empresa de reciclaje de Sevilla, que quiso hacer negocio con mercancía incautada en una operación policial y que debía haber destruido por orden judicial. En concreto, se trataba de una partida de más de decenas de miles de zapatillas deportivas que fueron intervenidas el año pasado por la Policía Local. Parte de la mercancía ha sido recuperada por los agentes, pero hay otra que probablemente haya sido finalmente vendida.

El Grupo de Delitos Tecnológicos y Contra la Propiedad Industrial de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla ha llevado a cabo la investigación, que arrancó con la denuncia de un particular que detectó en un comercio de la capital que se estaban vendiendo zapatillas falsificadas como si fueran modelos originales.

Cuando los agentes comprobaron el género, verificaron que se trataba de los mismos productos que habían sido intervenidos el año pasado por la Policía Local en la llamada «Operación Suela»; un operativo en el que se requisaron más de 60.000 zapatillas falsificadas en varias fases. Esa mercancía estaba bajo la custodia del juzgado de Instrucción 16 de Sevilla, que había ordenado su destrucción.

Una estafa lucrativa

El juez había encomendado esa tarea a una empresa de reciclaje con sede en el Polígono Store y hasta allí se desplazaron los investigadores de la Policía Judicial a principios de este mes. Según informó este miércoles un comunicado oficial, los agentes inspeccionaron la nave de la empresa de reciclaje y encontraron en una suerte de zulo que habían construido en un piso superior, miles de zapatillas deportivas. En total, la Policía recuperó 10.056 pares.

El dueño de la empresa fue detenido por la comisión de los presuntos delitos de apropiación indebida, estafa y delitos contra la propiedad industrial e intelectual. Tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad con cargos. El empresario no sólo no había ejecutado una orden judicial sino que había cobrado por un trabajo de destrucción del material que no llevó a cabo, obteniendo así un doble beneficio. Los investigadores cifran en más de 35.000 euros el lucro que presuntamente había obtenido el sospechoso.

Además del detenido, los agentes han investigado a dos personas más: el encargado de una zapatería donde encontraron 108 zapatillas de la partida incautada y el responsable del comercio de otro sector, donde se requisaron otros 41 pares.