Principales clínicos, de diferentes especialidades médicas del hospital de Valme, participantes en las mesas redondas de las jornadas junto a la directora gerente de Valme y el presidentes de la asociación sevillana de esta enfermedad
Principales clínicos, de diferentes especialidades médicas del hospital de Valme, participantes en las mesas redondas de las jornadas junto a la directora gerente de Valme y el presidentes de la asociación sevillana de esta enfermedad - ABC
HOSPITAL DE VALME

Diarrea, cansancio, pérdida de peso... la colitis ulcerosa sigue aumentando entre los jóvenes

En Andalucía hay 11 nuevos casos cada año por cada 100.000 habitantes

SevillaActualizado:

En el marco de la celebración el domingo día 19 del Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), el hospital universitario de Valme de Sevilla ha celebrado unas jornadas dirigidas a los propios pacientes.

Dada la complejidad de esta enfermedad (que precisa de una orientación multidisciplinar para su atención integral), la jornada llevó por título «Una Visión Conjunta» y le daba al paciente el máximo protagonismo con el objetivo de ayudarle a conocer mejor su enfermedad y así optimizar la adaptación a su proceso de salud.

La enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) engloba dos patologías: la colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. Ambas se caracterizan por ser enfermedades del intestino esencialmente, inmunológicas, inflamatorias y crónicas, que evolucionan en brotes (fases activas) y períodos de remisión (fases inactivas).

Alteran la capacidad del organismo para digerir los alimentos y absorber los nutrientes y comparten además características clínicas y patológicas. Algunos síntomas comunes son: diarrea, sangre en las heces, cansancio, dolor abdominal, pérdida de apetito, pérdida de peso y fiebre.

La iniciativa estuvo organizada por el servicio de Aparato Digestivo del Valme, dirigido por Lourdes Grande Santamaría, quien destaca que «la EII es una gran desconocida para gran parte de la sociedad; sin embargo su impacto social es particularmente relevante ya que se diagnostica en una fase temprana de la vida, afectando principalmente a adultos jóvenes con plenas expectativas personales y profesionales».

Las jornadas fueron inauguradas por la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, María Jesús Pareja, junto a la jefa de servicio de Digestivo de Valme, Lourdes Grande; la responsable de Enfermería de este servicio clínico, María José Garrido, y José Luís Rodríguez, presidente de Accu Sevilla (Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa).

La complejidad de la EII, que puede tener manifestaciones clínicas muy diversas, requiere una atención multidisciplinar que garantice su abordaje integral.

Es por ello que estas jornadas han integrado en su programación la participación de diferentes perfiles asistenciales: gastroenterólogos, enfermeros, cirujanos, reumatólogos, dermatólogos, nutricionistas, psicólogos y trabajador social, entre otros.

Previamente a la celebración de la jornada en los días iniciales se dio visibilidad a esta enfermedad con la colaboración de Accu Sevilla. Para ello, en la entrada del hospital se expusieron mesas con información para la ciudadanía.

Por lo que se refiere a la atención de esta enfermedad desde el Valme, se lleva a cabo a través de tres facultativos y una enfermera especializados.

Para ello, hay tres consultas monográficas por semana con una actividad anual en torno a la atención de 2.000 casos.

En el Hospital de Día de Digestivo se administran los tratamientos correspondientes, además de la disponibilidad de una consulta telefónica. Y, por su parte, en el área de hospitalización de Digestivo, los ingresos se realizan de forma diferenciada para un mejor seguimiento de esta enfermedad a cargo de los profesionales especializados en ella.

La colitis ulcerosa es más frecuente que la enfermedad de Crohn, 58% frente al 42%. Expertos destacan una serie de factores ambientales que tienen una estrecha relación con el desarrollo de ambas.

Están relacionadas directa o indirectamente con el nivel de desarrollo económico del país. Algunos apuntan a los altos niveles de higiene y el uso abusivo de medicamentos como los antibióticos, la dieta pobre en fibra, rica en grasa poli-saturadas y en carne roja. Además, el consumo de tabaco duplica la probabilidad de presentar EII.

Aunque a los especialistas les resulta difícil precisar la cifra de afectados, dado que no existe un registro oficial de pacientes, la prevalencia en Andalucía se estima en unos 17.000 casos. Subrayan una incidencia regional de unos 11 casos nuevos por 100.000 habitantes.

Según la Sociedad Española de Patología Digestiva, una de cada 450 personas padece EII y se prevé que aumente durante los próximos años, con un incremento del 2,8% hasta el 2021.