Los Pajaritos vivió un año complicado en 2017 cuando se regfistraron dos crímenes en cuatro meses
Los Pajaritos vivió un año complicado en 2017 cuando se regfistraron dos crímenes en cuatro meses - ABC
Tribunales

Diez años de prisión por matar a su casero en el barrio de Los Pajaritos

La víctima recibió una puñalada en el transcurso de una discusión en la que le reclamaba dinero al ahora condenado

SevillaActualizado:

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a diez años de cárcel a Omar Mimi, un ciudadano marroquí acusado de matar de una puñalada en agosto de 2017 a un joven de 26 años, quien le había alquilado una habitación en el barrio de Los Pajaritos. El pasado mes de julio, un jurado popular dictaba un veredicto de culpabilidad.

La magistrada-presidente del tribunal impone ahora la pena de cárcel por un delito de homicidio y además recoge el pago de una indemnización de 90.000 euros a la madre del fallecido y de 10.000 euros a la pareja sentimental del mismo. En sus conclusiones definitivas, tanto la Fiscalía como la acusación particular solicitaron para el acusado 14 años de cárcel y el pago de una indemnización total de 800.000 euros, ha informado este miércoles el TSJA.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 26 de agosto del año pasado. En la sentencia se detalla cómo el acusado y la víctima se encontraron en una plazoleta de la barriada de Los Pajaritos y entablaron una discusión. Según trascendió en 2017, una deuda económica parece que fue el detonante. La víctima le reclamaba dinero a Omar, cuya defensa negó en el juicio haber causado la herida mortal.

Seguidamente, el acusado se marchó del lugar. Aseguró en el juicio que por miedo se refugió en el domicilio donde vivía junto con la víctima. «Momentos después llegó al domicilio el fallecido acompañado de otras personas y entre todos empezaron a golpear la puerta principal del piso, lo que motivó que el investigado llamara al 112 pidiendo auxilio», relata la sentencia.

En mitad de la pelea que estalló dentro de la casa, el jurado consideró probado que el acusado le propinó a la víctima una puñalada en el tórax con un cuchillo que guardaba entre las sábanas de su cama. Al notar la herida y comprobar que sangraba abundantemente, el agredido bajó a la calle y pidió auxilio. Fue trasladado al hospital Virgen del Rocío donde murió a los pocos minutos de ingresar.

Este homicidio fue el segundo que se registraba en este punto conflictivo de la ciudad en un corto periodo de tiempo, apenas cuatro meses.