De izquierda a derecha, Emilia Rosales, Begoña Escribano y María Enrile, fundadoras de la asociación
De izquierda a derecha, Emilia Rosales, Begoña Escribano y María Enrile, fundadoras de la asociación - ABC

La dislexia causa el 40% del abandono escolar

Dislexia Sevilla se presenta este viernes en el hotel Hesperia para dar a conocer la asociación a padres que puedan vivir esta situación en sus hogares

SEVILLAActualizado:

Este año se ha puesto en marcha la asociación Dislexia Sevilla (www.dislexiasevilla.es), que está formada por un grupo de padres y madres preocupados por la educación de los hijos que presentan esta dificultad en el aprendizaje. Ante la falta de un referente local al que dirigirse ante esta situación, Begoña Escribano y María Enrile decidieron ponerla en marcha.

Como indican sus fundadoras, «la dislexia en general y también en Sevilla afecta al 6% de la población escolar. Por lo que se estima que en cada clase de 30 alumnos al menos uno o dos son disléxicos. Reconocen que el problema en este sentido es que «no es fácil acceder a estadísticas sobre dislexia en Andalucía porque no se han hecho nunca», denuncian. «Se habla de que puede llegar a ser disléxico el diez por ciento de la población escolar», según un informe de 2015 de la International Dyslexia Association.

Uno de los problemas que presenta la dislexia, que generalmente es hereditario, es que «normalmente no se detecta porque se camufla con niños «flojos» o «vagos». En realidad, al no ser capaces de afrontar la lectoescritura en los primeros cursos de Educación Primaria como el resto de sus compañeros, "hace que su día sea bastante difícil, llegando a minar su autoestima, afectándoles emocionalmente y generándoles ansiedad», afirman.

Para dar a conocer esta asociación a los padres interesados que puedan vivir en casa la misma situación celebrarán una reunión el próximo viernes, 9 de junio, a las 17 horas, en el Hotel Hesperia de la calle Eduardo Dato. Como dicen sus fundadoras, «sabemos de las dificultades con las que se encuentran en su día a día y por ello estamos dispuestos a colaborar y poner nuestro granito de arena en ayudar a otras familias con hijos disléxicos u otras dificultades de aprendizaje". Consideramos que es muy importante la colaboración con las universidades, como sucede ya con otras asociaciones colaborando en estudios de investigación, elaboración de guías de orientación tanto para el alumnado con estas dificultades como para el profesorado con estudiantes con dislexia y otras DEAS. Por lo que «Dislexia Sevilla considera de vital importancia la propuesta de colaboración recibida de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla».

Segundo encuentro nacional

Dislexia Sevilla forma parte de la Plataforma Dislexia 21 Enero que tiene el objetivo de lograr un marco legal inclusivo y adecuado para las personas con dislexia y/u otras dificultades de aprendizaje, que se recoja en el futuro Pacto por la Educación con el que mejore definitivamente la educación de los niños y niñas en España.

Recientemente se celebró en Madrid el II Encuentro de Asociaciones de Dislexia de España, al que se sumaron 15 asociaciones, entre ellas Dislexia Sevilla, que proceden de una mayoría de la Comunidades de España. Su objetivo era recordar que 4 de cada 10 niños y niñas que abandonan sus estudios tienen dislexia y/u otras dificultades de aprendizaje (DEAs) y reclamar que la reforma del sistema educativo tenga en cuenta sus diferencias y necesidades. En dicha reunión se acordó seguir impulsando en los próximos meses una campaña para lograr que mejore la normativa sobre la dislexia y otras DEAs.

Casi 5 millones de españoles y 700.000 alumnos en nuestras aulas estarían padeciendo este problema de aprendizaje, de los que un gran porcentaje están sin diagnosticar y, por tanto, carecen de las medidas que podrían reducir el impacto en sus estudios.

A pesar de que el derecho de recibir una atención específica de acuerdo a la dificultad viene recogido en la Ley de Educación desde el año 2006, la realidad es que, hoy por hoy, en la mayoría de Comunidades Autónomas, No existen protocolos de detección ni de intervención, y ni siquiera en el Consejo Escolar de Estado están representados los intereses de nuestro colectivo. El derecho a una educación en igualdad de oportunidades se ve constantemente vulnerado.