Rebecca Hughes en el colegio San Francisco de Paula
Rebecca Hughes en el colegio San Francisco de Paula - Abc
Educación

Educación busca asesoramiento con expertos en Bachillerato Internacional

La número dos mundial de IB, Rebecca Hughes, se reúne en Sevilla con el consejero Imbroda

SevillaActualizado:

Rebecca Hughes, directora pedagógica del Bachillerato Internacional (IB), la número dos de esta formación, ha visitado esta semana Sevilla. Y se ha reunido con el consejero andaluz de Educación, Javier Imbroda, que anunció hace unas semanas su intención de implantar una red andaluza de Bachillerato Internacional. La propia Hughes confirmó ayer a ABC que esa reunión ha sido «confidencial» y que fue un encuentro «muy positivo». Un «diálogo prometedor» que confirmaron desde el departamento que dirige Imbroda y que se ha traducido, según Hughes, en un interés por parte de las autoridades autonómicas educativas por «hacer las cosas bien».

Según la pedagoga, la implantación de ese sistema de evaluación no supondría un coste demasiado elevado ya que podría ser impartido por el mismo profesorado con una formación específica previa para ello.

Mientras esa implantación llega a los institutos y colegios sevillanos, Rebecca Hughes, que además es experta en lingüística aplicada y enseñanza del idioma inglés, explicó las ventajas del IB no sólo por «la excelencia académica» que conlleva, sino también porque «desarrolla muchas habilidades y competencias para el futuro». Sobre todo, porque se trata de un sistema que hace hincapié en la «interdisciplinariedad».

Pese a ello, asegura que el IB es «muy accesible» para un gran número de estudiantes y descarta que sean sólo unos estudios destinados a «una élite». Por ello recuerda que en la mayoría de países del mundo el Bachillerato Internacional se estudia en centros públicos y que los estudiantes salen «mejor preparados para la Universidad» y también «para la vida».

En este sentido, recuerda que la mejor facultad de ingeniería de Reino Unido, Imperial College of London, ha reconocido recientemente que el modelo de matemáticas que estudian es exactamente el de IB y que en general «es más fácil entrar en Harvard» si se estudia el Bachillerato Internacional.

«Hay investigaciones que determinan que tenemos mejores resultados y mejores calificaciones en la universidad y también una mayor tasa de éxito», defiende la directora pedagógica, insistiendo también en que se desarrollan más habilidades de cara a la investigación. Eso sin olvidar la composición de 4.000 palabras, citando fuentes, que tienen que presentar los estudiantes al final de los dos años para obtener el diploma.

En cualquier caso, explica que los padres deben poder elegir con flexibilidad si optar por el Bachillerato Internacional o el convencional, aunque recalca que esta última opción «prepara para cualquier universidad» ya sea española o de fuera. Porque, de hecho, es una titulación «muy reconocida en el mundo» que proporciona conocimientos muy sólidos para hacer estudios en cualquier universidad y que se estudia en tres idiomas:español, inglés y francés, lo cual da mas facilidades de acceso y de elección para los estudiantes.

Además asegura que una experiencia en Chicago se demostró que los estudiantes de IB de entornos desfavorecidos también sacaron resultados igual de buenos o incluso mejores que otros de entornos socioculturales más desarrollados.

Una mejora que tardará años

Cuando se pregunta a Rebecca Hughes cuál es el secreto para mejorar el sistema educativo andaluz y español que tan mal parado sale en las clasificaciones internacionales, responde con una broma:«Si tuviera la respuesta estaría trabajando en la OCDE». Luego, ya en serio, cree que, aunque es algo muy complicado, el progreso en un sistema educativo es algo «que tarda años», ya que necesita «un periodo de mejora largo» y que es más difícil aún cuando se parte de «una situación anterior de pobreza y aislamiento».

En cualquier caso, Rebeca Hughes considera que la formación del profesorado y la autonomía de los centros es fundamental para mejorar el sistema.