Eva Castizo
Eva Castizo - ABC

Una embarazada «pide» la factura de su estancia en el Hospital de Valme por «la suerte que tenemos»

La joven ha querido expresar su agradecimiento al sistema sanitario a través de una carta virtual que se ha hecho viral

SevillaActualizado:

Eva es una joven embarazada nacida en Huelva que acudió al Hospital Virgen de Valme de Sevilla ante la posibilidad de adelantarse su parto. Para asegurar su estado de salud, los facultativos decidieron ingresarla durante varios días.

Hasta ahí, una situación normal que puede repetirse con bastante asiduidad en los centros hospitalarios de Sevilla, Andalucía o España. Sin embargo, hay un componente en esta historia que la hecho viral.

Y es que su protagonista decidió «pedir» a través de Facebook una hipotética factura del gasto que habría supuesto sus cinco días de atenciones y cuidados.

«Al darme el alta, solo he recibido un papel en el que me explican las instrucciones que debo seguir para mi tratamiento, mi próxima cita... Me habría encantado recibir también la factura de todo lo que no he pagado, la verdad», explicaba en su discurso en Facebook Eva Button, como se hace llamar en la red social.

Dicen que es de bien nacido ser agradecido, y eso es lo que la joven ha querido mostrar con su reflexión. «Creo que no somos conscientes de la suerte que tenemos y de la necesidad de luchar por que no nos arrebaten este sistema», incide.

A lo largo de su ingreso, Eva Castizo, residente en la provincia de Sevilla, quiso indagar el montante al que podría ascender todos los servicios recibidos, que redondea en unos 1.000 euros por noche entre salario de ginecólogos, matronas, enfermeras y auxiliares, celadores, etc; medicamentos y demás prescripciones de tratamiento; comida y ropa de cama... «y por supuesto, quirófano listo por si hacía falta cesárea de urgencia», recalca.

En apenas una semana, la publicación ha sido compartida por 17.000 personas. El texto, que incluye reflexiones como «Así que sí. Deberían dárnoslas a todos (las facturas) para que las concentraciones las hiciéramos por motivos como no perder poco a poco esto que tenemos... en lugar de esperar a futbolistas en las puertas de la Agencia Tributaria» ha suscitado 7.100 comentarios.

Reacción inesperada

Sin embargo, el mensaje parece no haber sido entendido por una parte de los internautas o, al menos, no compartido. Las respuestas al post inicial de la joven, algunas incluso con tono beligerante, la acusan de demagogia y de «no haber cotizado en su vida»

Este revuelo mediático ha llevado a la protagonista a hacer pública una conclusión final: «Nos estamos cargando la sanidad de este país por el grado de incultura e ignorancia, y hay que luchar aunque la mayoría os merezcáis probar aquello que no valoráis». Así concluye lo que, en sus propias palabras, ha sido un «show».