Agentes de Policía Nacional en las Tres Mil
Agentes de Policía Nacional en las Tres Mil - José Luis Ortega
Sucesos

Embiste a un coche de la Policía Nacional en una huida tras una reyerta en las Tres Mil

La Guardia Civil detiene a los dos ocupantes del vehículo que se dio a la fuga tras chocar contra el patrullero

E. M.
SevillaActualizado:

Una reyerta en las Tres Mil Viviendas de Sevilla ha terminado esta mañana con dos detenidos cuando emprendían la fuga tras embestir a un patrullero de la Policía Nacional. El enfrentamiento ha sobresaltado a los vecinos de la barriada, que se despertaban con los gritos de la calle. Los hechos se han producido a primera hora de la mañana, sobre las 7.45, según fuentes de este cuerpo de seguridad, que se ha personado en el lugar tras recibir un aviso al teléfono del 091.

Cuando los agentes han llegado a la zona, en la calle Orfebre Cayetano González -que está en la ruta de la línea 32 del autobús urbano- en la trifulca ya estaban involucradas alrededor de veinte personas que se cruzaban amenazas. Al verse sorprendidos, dos de los implicados se han dado a la fuga en un coche blanco, marca BMW.

Las fuentes consultadas relatan que varias patrullas le cerraron el paso en un tramo de la calle Villegas Marmolejo y fue entonces cuando los sospechosos impactaron contra el vehículo policial abriéndose camino a toda velocidad. Por suerte no hubo heridos durante esta peligrosa maniobra, pero les perdieron la pista.

Los agentes han alertado sobre las características de este coche y el rumbo que ha tomado y apenas unos minutos después ha sido interceptado por agentes de la Guardia Civil en la autovía de Huelva, que le han dado el alto a la altura de Umbrete. Allí han detenido a los dos ocupantes, como señalan las fuentes consultadas y los han trasladado al puesto de Gines donde han prestado declaración.

Esta es la segunda reyerta que ocurre en la barriada en menos de un mes. La anterior se produjo el pasado 27 de agosto por el enfrentamiento entre dos clanes que controlan la zona y que se saldó con un herido grave por arma blanca, que no precisó ingreso hospitalario.

En esta ocasión, la Policía Nacional desconoce si ha habido armas involucradas ni víctimas. Durante la intervención de los agentes no se ha incautado ninguna ni hay constancia de heridos.