Francisco Rubiales
Francisco Rubiales - J.J.ÚBEDA
ENTREVISTA

«Las empresas buscan ahora buenas personas que empaticen con su equipo. Son más rentables»

Francisco Rubiales, fundador de Euromedia, recuerda a Olivencia y su apuesta por la ética, «la mejor inversión para cualquier profesional»

SEVILLAActualizado:

Francisco Rubiales Moreno (Villamartín, Cádiz, 1948) fue correponsal de la agencia Efe en Cuba, Centroamérica, Italia y El Líbano. En los años 90 del pasado siglo fundó en Sevilla Euromedia, una de las agencias de comunicación más importantes de España. Este doctor en Periodismo y pionero de las relaciones públicas acaba de publicar «Hienas y buitres» (Tecnos), donde reflexiona sobre las relaciones del periodismo con el poder. Rubiales considera esta profesión, con cuyo ejercicio actual en España se muestra muy crítico, «la más importante del mundo».

En su época de corresponsal de la agencia Efe en Centroamérica pudo conocer a Fidel Castro.

En Cuba la gente vivía en la miseria y recuerdo que una vez Fidel Castro me dijo que uno de los secretos de la revolución era premiar a la gente. Yo he visto a verdaderos guajiros muertos de hambre pero contentos y orgullosos con la camisa llena de medallas.

Aquí también se dan muchas medallas.

Aquí se las dan a todo el mundo menos a la que se las tienen que dar. Nunca le dan ninguno a ningún rebelde al régimen.

Fue muy amigo de Manuel Olivencia.

Era una gran persona y un hombre muy sabio. Me dijo que los 25 primeros años de la vida eran para estudiar. Los segundos 25 eran para buscar un trabajo, estabilizarse laboralmente y formar una familia. Y los últimos 25 ó 35 años eran para hacer cosas nobles y dejar un buen recuerdo a los demás para cuando uno se muera.

¿Siguió su consejo?

Cuando era joven, mi idea era jubilarme a los 50 años y por eso le pedí a mi mujer que me ayudara a ahorrar dinero. Ella lo hizo pero cuando ya tenía media solucionada mi vida di un viraje, me puse a estudiar y me hice doctor

Fue responsable de comunicación de la Expo 92. ¿Se aficionó allí a las relaciones públicas?

Me ayudó mucho pero el bicho ya venía dentro. En Roma convertí mi casa en un centro de reuniones e invitaba a muchos periodisas y personalidades de todos los ámbitos. A mí me interesó siempre el mundo de las relaciones públicas.

¿Cuál es el secreto de un buen relaciones públicas?

Es ser buena persona y buen profesional, ser leal y generoso con la gente que te paga. Lo peor para una empresa es contratar a un trepa y los males de este país vienen de que los trepas y los sinvergüenzas han tenido sitio en la política y en las empresas. Pero creo que ya no.

¿Está seguro?

En este momento te presentas en una empresa como un trepa y mueres. Lo primero que hacen los «head-hunter» (cazadores de talentos) cuando quieren contratar a un directivo es pedirles que les cuenten un cuento. Si es capaz de emocionarse al contarlo, entonces le siguen preguntando, porque acredita su capacidad de empatizar con la gente, de dirigir un grupo. Se están buscando buenas personas en las empresas porque a la larga es lo más productivo.

¿Lo ha practicado en la suya?

Sí. En Euromedia nunca se ha debido un euro a nadie y cuando Hacienda nos ha hecho una inspección nos ha acabado devolviendo dinero. Y pagamos lo mejor que se puede aunque ahora es un momento muy difícil porque la mayoría de las empresas de mi sector trabajan el doble que antes de la crisis y cobran la mitad. Estoy rodeado de grandes profesionales y buenas personas en mi trabajo.

Decía Kapuscinski que las malas personas no pueden ser periodistas.

Si yo pudiera ver la regeneración del periodismo antes de morir, sería el tío más feliz del planeta. Si los periodistas se regeneran, el mundo se regenerará.

Para Olivencia la ética era la mejor inversión que podía hacer cualquier abogado o cualquier otro profesional.

Tenía toda la razón. La ética es la mejor inversión para cualquier profesional.