Enrique Peña, «Tomar la alternativa es renovar la ilusión por torear»

Mañana, jueves, el novillero sevillano se hará matador de toros en la primera de las corridas de la Feria de Pozoblanco. Tras cinco años en el escalafón menor, se considera preparado para dar el salto y renovar, de esa manera, sus ilusiones por llegar a figura del toreo

FERNANDO CARRASCO
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

-¿Por qué ahora la alternativa y en Pozoblanco?

-Teníamos en mente que fuese a finales de esta temporada. Es verdad que no teníamos fijada ni fecha ni plaza, pero surgió la propuesta de Pozoblanco y creo que es una buena opción. Se trata de una feria bonita y que tiene repercusión en el panorama taurino y, además, es una plaza a la que le tengo mucho cariño ya que son muchos años, desde que Diodoro Canorea la regentaba, los que mi familia lleva la cuadra de caballos.

-¿Le llega en buen momento este cambio de escalafón?

-Creo que sí. Llevo cinco años desde que debuté con caballos y ya no se podía esperar más ni seguir en este escalafón. Profesionalmente me encuentro muy maduro, por lo que es el momento de dar el paso y hacerse matador de toros.

-El camino novilleril es difícil, pero el de matador de toros no se queda atrás...

-Es verdad que es complicado abrirse un hueco en un escalafón donde hay muchísimas figuras del toreo. Pero tomar la alternativa es renovar las ilusiones por ser torero y figura del toreo. Afronto esta etapa con mucha ilusión y creo que si todo sale bien puede servir de mucho.

-Me hablaba de su etapa de novillero. Han sido cinco años en este escalafón. ¿Con qué momentos se queda?

-Hay varios, claro está. Por ejemplo, mi debut en México con caballos. Luego mi presentación en la Maestranza y cuando debuté en Las Ventas. Tembién me hizo mucha ilusión torear en Alcalá de Guadaíra, mi tierra, y donde me dieron la primera cornada.

Invierno en América

-Debutó en México. Toma al alternativa a finales de temporada. ¿Hará campaña americana?

-Es uno de los proyectos que tenemos. Ya hemos mantenido conversaciones con amigos y empresas de allí y espero poder estar este invierno en ruedos mexicanos. Sería muy bueno, sobre todo, para no quedarme parado y así preparar la temporada del próximo año.

-¿Piensa que puede tener un hueco en este escalafón?

-Soñar no cuesta nada, afortunadamente. Voy a ir paso a paso y lo primero es la alternativa en Pozoblanco. A partir de ahí, habrá que seguir luchando y convenciendo a los empresarios de que Enrique Peña es un torero que quiere llegar lejos en esta profesión. Por mí no va a quedar, desde luego. Mi ilusión es competir con las figuras del toreo y, si puede ser, estar el próximo año anunciado en la Feria de Abril de Sevilla.

-¿Qué espera a partir de que tome la alternativa?

-Seguir en luchando, como digo, y buscando mi sitio en este nuevo escalafón. Creo que lo puedo tener y lo que deseo es aportar algo como matador de toros. Sé que no es nada fácil, pero con esas ilusiones voy a Pozoblanco.

-¿Irá de blanco y oro, como mandan los cánones?

-Sí, estreno un vestido con ese color que espero me dé suerte.