Antiguas naves de la Renfe en el barrio de San Jerónimo
Antiguas naves de la Renfe en el barrio de San Jerónimo - Vanessa Gómez
Urbanismo

Espadas agota el mandato con todos los grandes proyectos del Ayuntamiento de Sevilla «en trámite»

El reciente fracaso de la ampliación del tranvía deja al alcalde, que va a ser proclamado candidato, sin una gran obra para iluminar la campaña electoral

SevillaActualizado:

A apenas tres meses de las elecciones municipales, el socialista Juan Espadas agota el mandato de cuatro años con un balance repleto de sombras en lo que se refiere a los principales proyectos urbanos que dependen del Ayuntamiento. Los anuncios, ruedas de prensa y presentaciones con recreaciones del teórico resultado de las obras han sido múltiples desde que es alcalde, muy al estilo de su antecesor en el cargo, pero las realidades tangibles llegados prácticamente a la campaña electoral no difieren mucho de las cosechadas por el popular Juan Ignacio Zoido.

Todo o casi todo se encuentra «en trámites» y algunas de las iniciativas cruciales de la ciudad al menos se han desbloqueado, pero lo cierto es que hay poco que llevarse a la boca en forma de obras iniciadas; mucho menos de proyectos acabados, entre los que sólo va a poder contar Espadas con la reforma de la avenida de El Greco —una reurbanización con el nuevo barniz de la sostenibilidad— y la culminación del tanque de tormentas de Kansas City. Para tantos anuncios, poco bagaje a estas alturas. Y eso que este mismo sábado será proclamado oficialmente candidato a la Alcaldía de la capital andaluza en un acto con Pedro Sánchez y Susana Díaz.

El último frenazo en ese sentido ha llegado hace unos días con el rechazo de todos los grupos de la oposición a la ampliación del tranvía hasta Santa Justa planteada por los socialistas hasta, una propuesta a la que el alcalde ha introducido algunas mejoras expuestas a colectivos ciudadanos en los últimos días pero que no parece que vaya a obtener el respaldo que su grupo (en minoría) necesita.

El resto de partidos entienden que se trata de una inversión desmesurada cuando el recorrido es similar al de la futura línea de metro. La que iba a ser una de sus banderas electorales se queda sin desplegar. La del tranvía iba a ser la gran baza de Espadas en cuanto a obra pública, de ahí que, como comentan en su entorno, haya insistido a insista tanto en que salga adelante su idea. Los demás era aún más complicado de presentar como realidad antes del paso por las urnas. El estado de tramitación de los principales proyectos no hace sino confirmar eso.

Otro de los que estaba llamado a ser pilar de este mandato era el proyecto de la Gavidia, su rehabilitación tras lustros de abandono, pero a las buenas intenciones y movimientos del gobierno local no le ha acompañado precisamente la celeridad burocrática. El Ejecutivo andaluz aprobó la modificación del Plan General de Ordenación Urbana para que la vieja comisaría pueda tener uso hotelero o como centro cultural, pero aún queda sacar las bases para el proyecto y que la Junta elabore nuevos informes, de modo que resulta difícil pensar que antes de 2020 haya proyecto licitado y definido.

Esta iniciativa debe ir aparejada, además, a la reforma de San Hermenegildo, que ha pasado también otro mandato completo en el limbo. Lo mismo que le ha ocurrido a la fábrica de tabacos de Altadis, en Los Remedios. El catálogo para este complejo sí se ha aprobado ya, pero si se produce el acuerdo definitivo con la compañía dueña de las instalaciones será ya en primavera, a días de las elecciones. Y luego vendrá todo el desarrollo del proyecto urbanístico.

Otra iniciativa de la que el actual gabinete local ha hecho bastante propaganda es la del mercado de abastos de la Puerta de la Carne, que ha completado el mandato entre trámites a causa de las catas arqueológicas y, como mucho, habrá empezado las obras en marzo o abril; de momento se ha aprobado la tala de los árboles del entorno del edificio. O sea, casi nada. Sí aseguran que en cuestión de dos o tres semanas comenzarán las obras en las viejas naves de Renfe de San Jerónimo, que llevan anunciándose varios años con fondos europeos del programa Edusi de regeneración urbanística para crear un vivero empresarial y un centro de emprendedores. Se trata de un plan, no obstante, que lleva ya varios años en cartera sin que se haya metido una sola máquina en la parcela.