El alcalde de Sevilla Juan Espadas
El alcalde de Sevilla Juan Espadas - RAÚL DOBLADO
Encuesta de Dataestudios para ABC

Espadas cree que los resultados de la encuesta avalan su modelo de ciudad para Sevilla

El alcalde ve «muy lejana» la mayoría absoluta; el PP relativiza el resultado y Cs considera que se consolida como alternativa de gobierno municipal

Alberto García-Reyes
SevillaActualizado:

La encuesta de Dataestudios publicada el pasado lunes por ABC, según la cual el PSOE se quedaría a un concejal de la mayoría absoluta y el PP empataría con Ciudadanos cayendo a su peor resultado histórico, ha provocado reacciones opuestas entre los responsables políticos del Ayuntamiento de Sevilla. Para Juan Espadas es un «aval». Para el PP tiene una «credibilidad relativa». Y para Ciudadanos es la demostración de su crecimiento.

Concretamente, el alcalde aseguró ayer a este periódico que tiene una «valoración muy positiva de los resultados de la encuesta que respaldan el proyecto que tenemos para la ciudad y los barrios, donde los vecinos han vuelto a poder contar con un ayuntamiento inversor». A su juicio, el sondeo acredita que «los sevillanos comparten con el alcalde un modelo de ciudad que no excluye a nadie volviendo a hacer del Ayuntamiento un instrumento útil y sensible para quienes más lo necesitan y que trabaja a la par, desde el sentido común, en construir una ciudad abierta contando con los mejores talentos».

El alcalde entiende que los ciudadanos han valorado que él anteponga el interés general, «el gobierno para todos, la sensibilidad, la visión de futuro y el liderazgo compartido con los sevillanos». Además, Espadas, que ve «muy lejana» la mayoría absoluta, cargó contra la oposición blandiendo el informe de Dataestudios, ya que «la encuesta castiga y rechaza a aquellos que compiten en tremendismo para desgastar al gobierno cuando donde hay que competir es en ingenio, propuestas y soluciones para la ciudad». Espadas reclamó «prudencia, trabajo y valores para culminar y lanzar proyectos en este último año de mandato».

En todo caso, «la encuesta hay que situarla en sus justos términos porque la única encuesta que vale es la de las urnas, pero la línea se consolida en la generación de confianza», subrayó el alcalde, que está «convencido de que en política local el ciudadano debe creer en aquel a quien le da su confianza, eso no significa que esté completamente satisfecho, sino que crea que está haciendo todo lo posible, para lo cual tienes que dejarte la piel en lo que haces, ser como eres y estar convencido de que lo que estás haciendo está bien hecho». En este sentido, Espadas cree «que he dado síntomas de que tengo estrategias como el posicionamiento internacional de la ciudad, alianzas con empresas... Y además me beneficia el ambiente de que vamos saliendo de la crisis, sin tirar las campanas al vuelo».

«Mensajes confusos y contradictorios»

En el PP, en cambio, mostraron sus dudas sobre el sondeo y apelaron al contexto nacional. El análisis no lo realizó en este caso el portavoz, Beltrán Pérez, sino el director de campaña, Jaime Raynaud, quien explicó que «asistimos a una encuesta que se realiza en el contexto de una moción de censura al Gobierno de la Nación del Partido Popular y un periodo de renovación de la presidencia con un intenso debate interno», por lo que «entendemos que cualquier encuesta que se realice en este contexto puede ofrecer mensajes confusos e incluso contradictorios.

Por otra parte, según Raynaud, «observamos la posibilidad de que las conclusiones de la encuesta ofrezcan mensajes contradictorios en tanto resulta paradójico que ascienda el reconocimiento y valoración del candidato y del Grupo Municipal y, sin embargo, caiga la intención de voto». El director de la campaña popular para las municipales entiende que «el crecimiento en valoración es una buena noticia que será rentabilizada en el momento que el panorama político nacional alcance parámetros de normalidad». No obstante, Raynaud es consciente «de la difícil posición del punto de partida del candidato, que está aplicando una campaña constante y cercana al vecino con la elaboración de propuestas que vendrán configuradas por un ambicioso modelo de ciudad», de manera que «empieza a notarse el cambio de ritmo en el trabajo de la oposición intensificado por Beltrán Pérez desde su llegada como portavoz».

Por último, para el PP «la confianza que ofrecen las encuestas y, más en este contexto de volatilidad, es muy relativa». De hecho, Raynaud recordó el pasado lunes las últimas elecciones a las que él concurrió como candidato, en las que «una encuesta realizada por un medio de comunicación le daba al Partido Popular ocho concejales, pero luego resultaron ser doce y nos quedamos a mil votos de poder gobernar junto al Partido Andalucista. Eso nos da una lección y es que el PP es especialista en ganar en las urnas aunque pierda en las encuestas».

Por último, Javier Millán, portavoz de Ciudadanos, cree que la encuesta demuestra que su partido se «está consolidado como la verdadera alternativa al gobierno del PSOE con un amplio margen para seguir creciendo», ya que «las encuestas marcan una tendencia y ésta no hace más que volver a reflejar la confianza creciente que despertamos en los sevillanos, una percepción que nos trasladan en la calle constantemente». Millán también valoró de forma «muy positiva que Ciudadanos sea el partido que más crece tanto en porcentaje de votos como en número de concejales, pero reclama máxima prudencia».