Encarnación Aguilar Silva ya no es delegada de Bienestar Social desde el lunes
Encarnación Aguilar Silva ya no es delegada de Bienestar Social desde el lunes - ABC

Espadas destituye a la delegada de Bienestar Social unas semanas después de nombrarla

El alcalde también ha retirado las competencias de Movilidad que había concedido a Antonio Muñoz a mediados del mandato anterior y las ha devuelto a Juan Carlos Cabrera

Alberto García Reyes
SevillaActualizado:

Había sido uno de los nombramientos más significativos del nuevo gobierno de Juan Espadas, pero ha durado apenas unas semanas. Encarnación Aguilar Silva ha dejado de ser la delegada de Bienestar Social y perderá todas las competencias que tenía en el núcleo duro del gobierno municipal, donde el alcalde había llevado a cabo una renovación estructural de la que ahora se ha arrepentido. En una resolución firmada este lunes, Espadas ha ejecutado una decisión que ya comunicó a la afectada el viernes pasado junto con otra batería de medidas de rectificación de su estructura de gobierno. Varias fuentes consultadas por este periódico han asegurado que la decisión de destituir a Aguilar está motivada por una discusión entre ambos que se produjo la semana pasada, pero el gobierno municipal explicó ayer oficialmente a ABC que sólo se trata de una corrección administrativa porque la prueba realizada durante el último mes no ha funcionado con agilidad, por lo que el alcalde ha preferido volver al modelo del anterior mandato, en el que el área de Bienestar Social y Empleo sólo tenía un responsable, Juan Manuel Flores.

Espadas ramificó esta delegación dejando a Flores como principal encargado, pero con Encarnación Silva de jefa de Bienestar Social y Juan Antonio Barrionuevo en Cooperación al Desarrollo. Sin embargo, sólo unas semanas después de este cambio ha vuelto sobre sus pies para borrar del organigrama a Aguilar, aunque no ha ocurrido lo mismo con Barrionuevo.

Las explicaciones oficiales se refieren a probaturas con la nueva estructura de funcionamiento del Ayuntamiento, pero otras fuentes recalcan a ABC que Aguilar es una persona del núcleo duro de Susana Díaz y que el alcalde no está dispuesto a recibir injerencias por parte del partido, lo que habría provocado algún desencuentro con ella. No obstante, la destituida se quedará en el Ayuntamiento como delegada de Triana y Los Remedios, sin ninguna otra función ejecutiva.

Por otra parte, en la misma resolución el alcalde dictó otra serie de cambios internos, casi todos ellos para permutar distintas competencias entre delegaciones. Es decir, hizo varias modificaciones técnicas. Sin embargo, sí hay algunas que son bastante significativas, como la retirada de las competencias de Movilidad que tenía asignadas el concejal Antonio Muñoz desde mediados del anterior mandato para devolverlas todas a Juan Carlos Cabrera. En este punto, el gobierno explica que se mantiene la misma idea de reparto de competencias, ya que Muñoz se encargará del diseño urbanístico del tráfico y Cabrera de su gestión, pero que se ha visto obligado a hacer este cambio para lo que queda de ejercicio porque administrativamente no se pueden dividir los presupuestos. No obstante, es conocida la situación de tensión que hay entre Muñoz y Cabrera, que son los dos hombres fuertes del gobierno y mantienen distintas opiniones en algunos temas principales de la ciudad, aunque esta pugna siempre ha sido hasta ahora en buena lid y sin repercusión pública.

La resolución concreta, por tanto, que el área de Cabrera pasará de denominarse Dirección General de Tráfico y Transportes a Dirección General de Movilidad y que, en el apartado de Fiestas Mayores, se incluirán también las «actuaciones en materia de Relaciones Institucionales y la Dirección General de Protocolo y Casa Consistorial». Es decir, Juan Carlos Cabrera aglutina aún más poder del que ya tenía, al igual que David Guevara, el nuevo pilar del gobierno, ya que pasa de delegado de Deportes a dirigir el área de Transición Ecológica, asumiendo Parques y Jardines, y en esta última resolución, además, asume Emasesa dentro de su ámbito competencial. Esto es: los delegados principales mandarán más y Encarnación Silva va fuera del núcleo duro sólo unas semanas después de entrar en él.