Joaquín Castillo presenta los presupuestos con José Miguel Herrera y Eva Vidal
Joaquín Castillo presenta los presupuestos con José Miguel Herrera y Eva Vidal - J. M. Serrano
Hacienda pública

Espadas propone un 9% más de inversiones que en 2018 para buscar el apoyo de otros grupos

El gobierno local presenta su proyecto de presupuestos y alerta del peligro «casi letal» de prorrogar las cuentas actuales: «Se perderían 180 millones»

SevillaActualizado:

El proyecto de presupuestos del Ayuntamiento de Sevilla para 2019 ha sido presentado este miércoles por parte del gobierno municipal socialista y recoge un montante consolidado de casi 1.006 millones de euros de gastos, un 4,1% más que el año anterior y un 10% superior al del inicio del mandato en 2015. Esas cuentas con las que Juan Espadas intentará ganar el apoyo de otros grupos municipales -gobierna en minoría- cuenta con 86,7 millones para inversiones, un 9% más que en 2018 y el doble de cuando arrancó el mandato, en 2015. A ese dinero del presupuesto hay que añadirle 46,3 millones de la empresa metropolitana de aguas y abastecimiento, Emasesa, de forma que el total de inversiones llegaría a 130 millones de euros. Entre esas inversiones, habría 17,7 millones para colegios, principalmente para climatización; dos millones para mercados; un 40% más de fondos para promover el plan de mil viviendas de protección oficial de Emvisesa; 30 millones para barrios vinculados a distintas partidas; y 76,4 millones, un 5% más, para programas sociales.

El presupuesto general del Ayuntamiento roza los 852 millones (concretamente, la cifra es 851.923.791 euros), lo que supone un 3,7% más que el año pasado y un 12,7% más si se compara con el año 2015, el del inicio del mandato socialista. Se refleja una cifra de 287 millones de endeudamiento, «uno de los más bajos del país». De su lado, el presupuesto consolidado del Consistorio y sus organismos supone un montante total de 1.010.559.000 de ingresos y 1.005.852.000 de gastos. El proyecto ya ha sido remitido al Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS) para que dictamine sobre él en unos días.

Ese proyecto de presupuesto tiene, según se ha recalcado, un «marcado carácter social», con el que el alcalde buscará las adhesiones de los dos grupos minoritarios de izquierda que lo elevaron al poder, Participa Sevilla e IU, aunque también se han incluido partidas vinculadas a la esfera económica, empresarial y para el transporte con las que se buscará el respaldo de Ciudadanos y del PP. Se confía en ese apoyo de otros grupos y, de hecho, desde el gabinete municipal se presiona desde hace ya varias semanas con la «necesidad» de apoyar estas cuentas y no prorrogar el presupuesto del año anterior.

El delegado de Hacienda, Joaquín Castillo, ha advertido, en este sentido, de que prorrogar unas cuentas para una administración local «es casi letal» al tener obras muy ligadas al terreno y conllevaría, en el caso de Sevilla, que no pudieran ejecutarse las inversiones, ni incorporar proyectos con financiación extraordinaria, aumentar fondos de políticas sociales o actuaciones como el nuevo plan para zonas desfavorecidas de la ciudad. «Sevilla no puede darse el lujo de perder un total de 180 millones de fondos, además de que bajaría el techo de gasto para años siguientes».