Gráfico que muestra los resultados de 2015 y los dos sondeos realizados por Dataestudios
Gráfico que muestra los resultados de 2015 y los dos sondeos realizados por Dataestudios - ABC
Encuesta de Dataestudios para ABC

Espadas roza la mayoría absoluta y el PP cae a su peor resultado histórico

El PSOE obtendría 14-15 concejales, los populares de Beltrán Pérez 7-6 y Ciudadanos 6-7, por lo que el centro derecha no gobernaría en ningún caso

SevillaActualizado:

El PSOE sube hasta acariciar la mayoría absoluta, que actualmente está en 16 concejales, y el PP se hunde a su mínimo histórico. Este es el resumen más directo de la tendencia electoral en Sevilla según el Estudio de Percepción Social y Política realizado por Dataestudios para ABC.

La encuesta, que se ha llevado a cabo entre los días 12 y 18 de junio, después de la moción de censura contra Mariano Rajoy, revela una preferencia ascendente de los sevillanos por Juan Espadas como alcalde, ya que en sólo cuatro meses ha pasado de obtener 12 ediles a una horquilla de 14-15 en el ajuste probabilístico del sondeo, lo que lo deja a sólo uno de la mayoría absoluta, que le permitiría gobernar sin tener que pactar con nadie. Por contra, el PP obtendría el peor resultado de su historia en Sevilla con apenas 7-6 concejales. Hasta el momento, la representación más baja de los populares corresponde a los años 1987 y 1991, cuando las listas que encabezaba Soledad Becerril lograron 8 sillones en la Corporación. Esta encuesta, por tanto, sitúa al partido más votado en los últimos comicios como segunda fuerza política, aunque empatada con Ciudadanos, que sacaría 6-7 concejales, y seguida muy de cerca por la coalición que formarían Podemos e IU, con cuatro miembros en la bancada, aunque con uno de ellos en peligro.

Analizando el porcentaje estimado de voto, el ascenso del PSOE y la debacle del PP es aún más evidente. Los socialistas lograrían el 40,9 por ciento de las papeletas, cinco puntos más de lo que le vaticinaba el sondeo del pasado mes de febrero. Su crecimiento es indiscutible y, según este Estudio, no se debe sólo «a otras cuestiones de la política supramunicipal», como la llegada de Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno y los casos de corrupción del PP, sino también a la buena valoración que los encuestados hacen de su gestión en el Ayuntamiento.

Juan Espadas, con el bastón de mando
Juan Espadas, con el bastón de mando - EFE

Eso le permite duplicar el porcentaje de sufragios con el siguiente partido, que en estos momentos es el PP, aunque en «empate técnico» con Ciudadanos. La formación naranja, que dirige Javier Millán obtendría el 19,8 por ciento de los votos, mientras que Beltrán Pérez aglutinaría el 20,4. Esto quiere decir que en ningún caso ambos partidos podrían conformar una alianza de gobierno, independientemente de que el PSOE se quede sin mayoría absoluta. Como mucho suman 13 concejales, dos menos de los que ambos tienen en estos momentos, ya que aunque Ciudadanos incrementaría su representación con cuatro ediles más, el PP perdería la mitad de los que aún conserva, seis.

No obstante, el voto indeciso todavía es muy alto, concretamente del 18,1 por ciento. Este dato es clave porque quienes no confiesan cuál será su opción pueden dar un vuelco a la situación, aunque el PSOE tiene un colchón de seguridad bastante estable. Para interpretar los datos con más exactitud, el epígrafe titulado «Fidelidad de voto respecto a las elecciones municipales de 2015» es muy esclarecedor. Según este cuadrante incorporado en el estudio, en estos momentos sólo permanecerían con el PP el 41,8 por ciento de quienes lo votaron hace cuatro años.

Fuga a ciudadanos

Casi el 11 por ciento declara que se fugará a Ciudadanos. Por contra, el partido naranja mantiene al 82,6 por ciento de su electorado. Y por el otro flanco ideológico, un 23,6 por ciento de encuestados que votaron a Participa Sevilla (Podemos) en 2015 optará en 2019 por el PSOE. Es decir, Espadas logra su ascenso gracias a los votantes situados más a su izquierda. Pero el 40,2 por ciento de los sevillanos que apostaron por el PP no confiesa ahora su voto, por lo que aún está en el aire si Beltrán Pérez podrá recuperar su confianza en el año que queda hasta llegar a las urnas o sus antiguos afines preferirán otra opción.

Lo que sí está claro es que el candidato popular no tiene otros caladeros en estos momentos porque el 30 por ciento de los consultados por esta encuesta asegura que nunca le votaría, mientras que en este capítulo Espadas sólo se encuentra con un 5,2 por ciento de hostilidad. Es más, los propios votantes del PP parecen asumir la victoria socialista porque el 56,3 cree que ganará el actual alcalde y sólo el 6,9 ve triunfador a Beltrán Pérez.

La traducción de estas cifras al contexto político actual certifica, en consecuencia, que después de la moción de censura Ciudadanos se ha estancado, pero el PP no ha logrado sacarle partido en Sevilla a esta situación ni entre su propia clientela, que le sigue castigando tras la sentencia de la Gürtel. En cambio, Juan Espadas sigue escalando posiciones para garantizarse su segundo mandato en el Ayuntamiento, pero esta vez con una mayoría clara que le permitirá ser investido por Podemos o por Ciudadanos, todo ello gracias, según subraya este estudio, a la valoración positiva que los sevillanos hacen de su trabajo al frente de la ciudad. Hay una pregunta que lo confirma: «¿Podría valorar la labor efectuada por cada grupo municipal?». Sólo el PSOE aprueba con un 5,65, y eso que es el partido que más personas han querido evaluar, el 81,2 por ciento de los consultados. Ciudadanos, el PP, IU y Participa, en este orden, suspenden.

La política da muchas vueltas y en un año pueden ocurrir muchas cosas, pero la tendencia señalada por Dataestudios sobre la intención de voto coincide con la valoración del trabajo de cada candidato. Espadas divisa la meta mientras Beltrán Pérez se asoma al abismo.