Profesionales de la Unidad de Ortopedia Infantil del hospital Virgen del Rocío de Sevilla
Profesionales de la Unidad de Ortopedia Infantil del hospital Virgen del Rocío de Sevilla - ABC
Hospital sevillano

Especialistas del Virgen del Rocío logran que un menor de 13 años pueda caminar por sí solo tras una cirugía

El niño padecía un grave problema óseo en la cadera que le hacía tener que desplazarse en silla de ruedas o utilizando bastones

SevillaActualizado:

Especialistas de la Unidad de Ortopedia Infantil del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla han devuelto la posibilidad de andar a un niño de 13 años, que padecía un grave problema óseo en la cadera por el que tenía que desplazarse de manera habitual en silla de ruedas o utilizando bastones en los trayectos cortos. La intervención quirúrgica ha resuelto la secuela de una enfermedad de crecimiento de la cadera de este niño que había sido intervenido en diversas ocasiones en otro centro sin conseguir un resultado satisfactorio.

La enfermedad, que consiste en un desplazamiento de los huesos de la cadera en crecimiento, produce mucho dolor, deformidad y una imposibilidad para caminar con normalidad en el niño. Este problema, según explica el propio hospital, ocurre en muy raras ocasiones durante la adolescencia, a veces tras una caída y otras de forma espontánea, sin que haya lesión previa.

Otro caso beneficiado por esta técnica es el de unmenor, de 15 años, con parálisis cerebral, que este año ha pasado por quirófano para ganar una mayor autonomía que le permite asearse a diario sin dolor, así como otras actividades que antes le resultaban imposible por padecer una grave enfermedad que le afectaba a la columna y a la cadera.

En esta Unidad de Ortopedia Infantil también son complejas las intervenciones sobre la columna, al tratar aquellas deformidades de las vertebras presentes al nacimiento o que se desarrollan durante el crecimiento, muchas de ellas como parte de importantes alteraciones genéticas o de enfermedades neurológicas y, que en ocasiones, requieren una intervención quirúrgica.

Hospital de referencia

Los niños atendidos proceden de cualquier punto de Andalucía e incluso de fuera de la comunidad, al ser el Virgen del Rocío el centro de referencia en deformidades de columna infantil dentro de nuestra comunidad autónoma. Estas intervenciones precisan no sólo de un equipo multidisciplinar con profesionales altamente cualificado con experiencia en este ámbito, sino también del abordaje en comités clínicos de los casos mas complejos, para la toma de las decisiones más apropiadas en cada caso. Para el coordinador asistencial de la Unidad de Columna, el doctor José María López Puerta, «es precisamente esta colaboración la que permite que los problemas más complejos de los niños puedan recibir el mejor tratamiento».

El equipo de Ortopedia Infantil, cuyo coordinador asistencial es el doctor Pablo Andrés Cano, realiza cada año más de 430 cirugías programadas y otras 230 de carácter urgente. En cuanto a las consultas, se atienden cerca de 7.000 primeras visitas y otras 9.000 revisiones anuales. La alta cualificación del personal médico y de enfermería de otras unidades del hospital infantil con las que trabajan a diario «es fundamental para poder abordar con éxito los problemas ortopédicos y traumatológicos de los niños».

Cursos especializados a pedriatas

Los facultativos de la Unidad de Ortopedia Infantil organizan también otras actividades como cursos y talleres dirigidos a pediatras y especialistas en Traumatología de otros centros, ya que estos profesionales suelen ser los primeros en detectar las patologías que ellos operan.

La dirección del Virgen del Rocío reseña que ellos también están comprometidos con la docencia y en la presentación de su trabajo mediante ponencias o comunicaciones en congresos nacionales e internacionales, y participan en proyectos de investigación junto con la Universidad y otras unidades de Ortopedia Infantil del sistema sanitario público de Andalucía.

De hecho, en la actualidad, trabajan junto al Hospital Puerta del Mar de Cádiz y el grupo Innanomat de investigadores de la Universidad de Cádiz en el lanzamiento de una línea de impresión 3D para personalizar herramientas y productos médicos que pueda necesitar cualquier niño antes, durante o tras una intervención quirúrgica.