José Antonio de la Rosa avala la investigación que destapó el fraude de las oposiciones de Policía Local en Sevilla
José Antonio de la Rosa avala la investigación que destapó el fraude de las oposiciones de Policía Local en Sevilla - V. M.
Tribunales

El exjefe superior de Policía avala la investigación que destapó el fraude de las oposiciones de Sevilla

José Antonio de la Rosa era jefe de seguridad del Ayuntamiento de Sevilla cuando se celebraron los exámenes en los que una treintena de opositores presuntamente ganaron una plaza haciendo trampas

SevillaActualizado:

El exjefe superior de la Policía en Andalucía Occidental, José Antonio de la Rosa, ha avalado este viernes la investigación llevada a cabo por el grupo disuelto de asuntos internos de la Policía Local (Gepol) que permitió destapar un escándalo mayúsculo en el seno de la Jefatura sevillana: el supuesto fraude de las dos oposiciones que se celebraron en 2012 para la cobertura de 103 plazas y que hoy están siendo juzgadas en una vista oral que arrancó el pasado mes de septiembre.

De la Rosa ha comparecido este viernes en calidad de testigo, a petición de la defensa del principal procesado, el superintendente de la Policía Local, Juan José García, quien se enfrenta a 13 años de inhabilitación. En 2012 ejerció de presidente del tribunal de las oposiciones «y pronto las sospechas se centraron en su persona», ha declarado el testigo, quien ha repasado la génesis del caso y cómo desde un primer momento se decidió dejar a un lado a uno de los mandos de la Jefatura «para salvaguardar la investigación».

José Antonio de la Rosa es comisario principal que acaba de jubilarse. Su último cometido ha sido en el Ministerio del Interior, en la cúpula de la Dirección General de Policía. En 2012 era el director general de Seguridad del Ayuntamiento donde llegó de la mano de Juan Ignacio Zoido. Con este curriculum profesional, el testigo no ha dudado en respaldar el trabajo que hizo el Gepol y la legalidad de una unidad que había sido creada durante la última parte del Gobierno de Alfredo Sánchez Monteseirín: «Sus cuatro integrantes estaban perfectamente capacitados y me consta que trabajaron de manera intensa, fines de semana, festivos y doblando turnos». Además, ha recordado que el Pleno le concedió al grupo de asuntos internos una mención honorífica.

Este comisario principal fue quien dio la orden de que se hicieran «averiguaciones» a partir de las primeras noticias de opositores que denunciaban el enchufismo

Fue él quien dio «una orden por escrito» al Gepol para que hiciera «unas averiguaciones» sobre las oposiciones que acababan de celebrarse después de ver una noticia en prensa en la que aparecían varios opositores denunciando que se había favorecido a familiares de miembros del Cuerpo para que ganaran una plaza. La defensa del superintendente ha cuestionado si estaba entre sus competencias dirigir investigaciones. «Yo ordené que hicieran comprobaciones, después se desarrolló una investigación a instancia de la Fiscalía». El abogado de Juan Jose García le ha insistido, preguntándole por qué no dirigió ese escrito a los mandos de la Jefatura. «El jefe de la Policía es el alcalde y yo disponía de competencias para averiguar si se habían producido irregularidades de ese tipo y que podían tener serias repercusiones».

La trama política y periodística

El testigo ha superado más de dos horas de preguntas en una larguísima declaración por las numerosas preguntas que le han hecho las defensas, muchas de las cuales, en esencia, reformulaban cuestiones ya abordadas. Por momentos parecía que De la Rosa era uno de los acusados. Si bien es una pieza clave en la trama política e incluso periodística que los abogados de los procesados tratan de probar.

Por ahora, las defensas han conseguido que en buena parte de las sesiones se debata sobre la legalidad del Gepol y si era competente para asumir un caso de estas características, dejando a un lado el asunto nuclear del procedimiento: si los 37 opositores que se sientan en el banquillo tuvieron acceso a parte del examen, lo que explicaría que, por ejemplo, 19 de ellos respondieran igual al caso práctico, copiando incluso los errores que tenía la plantilla que supuestamente le facilitaron para que copiaran.

Para las defensas, detrás de este caso había una maniobra política del gobierno de Juan Ignacio Zoido para deshacerse del superintendente, quien sostiene que el Gepol se quiso vengar de él porque le retiró prebendas a los agentes. De la Rosa ha negado todas estas acusaciones, más o menos veladas en las que no se ha librado ni la prensa. A otro de los testigos que han declarado este viernes se le ha preguntado por una publicación de ABC, que fue el medio que publicó cómo se amañaron las pruebas. «¿Cómo es posible que un periódico tuviera un examen antes que el juzgado? Si tuvo acceso el periódico pudo acceder cualquiera y manipularlos», ha cuestionado uno de los abogados de la defensa.