Muchos famosos se han apuntado a la moda de la FaceApp - ABC

FaceApp, todo lo que debes saber sobre la aplicación que te hace viejo

Se trata de una herramienta que recrea, gracias a la Inteligencia Artificial, la apariencia que tendríamos al envejecer.

Se ha puesto en duda si la empresa responsable de FaceApp puede usar nuestras fotos para fines comerciales

Actualizado:

FaceApp ha llegado a nuestras vidas. Cada cierto tiempo emerge de la nada y de forma meteórica una aplicación o juego que se convierte en un fenómeno (en muchos casos muy pasajero) a nivel mundial. Ocurrió, por citar algunos ejemplos con Masquerade, la herramienta, comprada por Facebook por una fortuna, que permitía agregar divertidos filtros a los vídeos (y que en parte fue el inicio de la fiebre actual), u otros casos como los juegos Flappy Bird y, sobre todo, Pokémon Go, el título de realidad aumentada de Niantic (filial de Google) basado en la archiconocida franquicia de Nintendo. Pues bien, el gran protagonista del verano de 2019, e incluso de lo que llevamos del año, es FaceApp, la herramienta que nos recrea una imagen cómo seremos de ancianos gracias a su tecnología de reconocimiento facial basado en redes neuronales.

Desarrollada por la compañía homónima y disponible tanto para Android como para iOS, FaceApp está causando sensación en todo el planeta: los usuarios que la han probado se cuenta por cientos de millones, entre ellos todo tipo de famosos (actores y actrices, deportistas, influencias…) que están inundando las redes, principalmente Instagram, con sus recreaciones. Ha sido tal el revuelo que ha surgido el hastag #FaceAppChallenge como nuevo reto viral para que todo el mundo suba sus fotografías, y el éxito ha sido abrumador. Kevin Haart, LeBron James, Luis Fonsi, Alejandro Sanz, David Bisbal, Iggy Azalea o por supuesto Joaquín Sánchez, que no se pierde una en redes sociales, no han podido resistirse y han querido verse que tal lucían con unas cuantas arrugas y canas de más. Y también han sido muchos usuarios anónimos lo que han usado imágenes de famosos como Messi, el actor Jim Parsons (Sheldon Cooper en The Big Bang Theory) para que nos hagamos una idea de cual sería el resultado en el caso de estos.

Otros filtros y funciones

El funcionamiento de FaceApp es sencillo e intuitivo basta con tomarse un selfie o elegir una foto de la galería para que el sistema mediante la Inteligencia Artificial nos transforme en la imagen mostrándonos cómo seríamos al envejecer. No obstante, y pese a que esa opción se ha convertido en la principal estrella, la aplicación permite más cosas además de vernos de viejo, como cambiar nuestro color de pelo y peinado, vernos más jóvenes, añadirnos tatuajes, cambiar de fondo, descubrir como sería nuestra versión del sexo opuesto, e incluso vernos con filtros de personajes de ficción como Hitman (un videojuego) o Heisenberg, el alter ego del Walter White, el protagonista de Breaking Bad interpretado por Bryan Cranston.

Los peligros de FaceApp

Como no podía ser de otra forma la herramienta no está libre de polémica. Y es que ha trascendido en los últimos días que la aplicación podría suponer un riesgo para la seguridad y privacidad de los usuarios puesto que en las condiciones de uso se acepta (en muchos casos sin ser consciente de ello) que la empresa tiene derecho de usar la información personal de los usuarios y las fotos que hagan con fines comerciales. Esto, sumado a que la compañía es de origen ruso, con toda la polémica que supone en los últimos años esto, ha provocado que incluso un senador de Estados Unidos haya solicitado al FBI y la Comisión Federal de Comercio investigar FaceApp para conocer si los datos personales de los usuarios están en peligro.

En concreto, en las condiciones de la aplicación se señala que «FaceApp posee una licencia con derecho de sublicencia transferible, perpetua, irrevocable, no exclusiva, libre de regalías, mundial, totalmente pagada, para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados, distribuir, ejecutar públicamente y mostrar su Contenido de usuario y cualquier nombre, nombre de usuario o imagen proporcionada en relación con su Contenido de usuario y cualquier nombre, nombre de usuario o imagen proporcionada en relación con su Contenido de usuario en todos los formatos y canales de medios conocidos o desarrollados posteriormente, sin compensación para usted». Asimismo, otro asunto peliagudo es el referido a la posibilidad de transferir los datos de un Estado a otro para regirse por la jurisdicción de protección de datos de otro país, y que esta colección de datos sea legal. En la política de privacidad avisan de que«si se encuentra en la Unión Europea u otras regiones con leyes que rigen la recopilación y el uso de datos que pueden diferir de las leyes de Estados Unidos, tenga en cuenta que podemos transferir información, incluida información personal, a un país y jurisdicción que no tenga la mismas las leyes como su jurisdicción en relación a protección de datos».

La empresa no ha tardado en responder y en un comunicado ha negado vender estos datos o compartirlos con terceros. «El 99 por ciento de los usuarios no se registra, por lo que no tenemos acceso a ningún dato que pueda identificar a esa persona», explica para también añadir que aunque el equipo de desarrollo de la compañía está en Rusia «los datos no son transferidos a dicho país». Asimismo, FaceApp también señala que en cualquier caso las imágenes son borradas después de 48 horas. Y en caso que los usuarios quieran solicitar que se eliminen sus datos es posible hacerlo a través de la aplicación, si bien el proceso es, al menos todavía (la compañía asegura estar trabajando en un mejor interfaz para ello), un poco engorroso: los clientes deben enviar solicitudes de eliminación utilizando la siguiente ruta: ‘Configuración-> Soporte-> Informar de un error’, donde debe incluir la palabra ‘privacidad’ en el asunto del mismo.

La realidad es que pese a que desde hace tiempo los expertos intentar concienciar de la importancia de prestar atención a la privacidad, a la hora de la verdad los usuarios no leen las condiciones de una aplicación antes de descargarla en sus dispositivos. De hecho, un reciente estudio de la firma de seguridad Kaspersky reveló que cerca del 55% de los internautas latinoamericanos (pero puede extrapolarse igualmente a Europa y/o España) no lee las condiciones de una aplicación antes de instalarla en sus terminales porque las considera extensas y aburridas, o porque no cree que esto lo perjudique, ignorando la configuración de privacidad. Y también hay que tener en cuenta las opiniones de especialistas en la materia quienes, más que preocuparse por el riesgo real de FaceApp, explican que hay otros muchos servicios que utilizan las mismas prácticas e incluso, salvando las distancias, entre ellos se encuentran gigantes de la industria como Google o Facebook, por lo que lo prioritario es ser consciente en cada momento de qué ventajas e inconvenientes tiene exponer nuestra información.

Descarga gratis

FaceApp se puede descargar gratis en Google Play y la App Store, si bien la aplicación cuenta con compras in-app optativas que permiten al usuario desbloquear más funciones y contenido, mediante una suscripción denominada FaceApp Pro. Para su funcionamiento es necesario contar al menos con un terminal con Android 5.0 e iOS 9.0.

Como se puede imaginar la aplicación se ha convertido en la más descargada tanto en el sistema operativo móvil de Google como en el de Apple, encabezando los rankings. Y si bien la firma de la Manzana no ofrece detalles concretos de cifras en la Play Store sí se indica que, solo en Android, FaceApp ya ha superado los 100 millones de descargas. Eso sí no hay información alguna por parte de la empresa de qué porcentaje de los usuarios que la descargan optan después por suscribirse a la versión Pro.

Existente desde 2017

Pese a que puede dar la impresión que se trata de una aplicación nueva la realidad es que FaceApp está en el mercado desde hace ya más de dos años, en concreto desde principios de 2017. De hecho, basta con consultar el perfil de la app en las tiendas de la Play Store o la App Store para confirmar que ya va por su versión 3.4. Sin embargo ha sido ahora, hace tan solo unos días como quien dice, cuando ha ganado la notoriedad. ¿El motivo? Los desarrolladores gracias a la Inteligencia Artificial han mejorado de forma notable el resultado de los filtros, en especial el de envejecer, y eso ha permitido que rápidamente se viralizara nada más que personalidades famosas han mostrado las imágenes de sus transofrmaciones.

De hecho, FaceApp ya se vio envuelta en otra polémica mucho menos conocida, ya que entonces su repercusión mediática a nivel global era ínfima comparada con ahora. Ocurrió en agosto de 2017 cuando la empresa se vio obligada a eliminar uno de sus filtros, que permitía cambiar de raza, al ser acusada de que éste (que permitía modificar rasgos de las razas negra, caucásica e india) tenía connotaciones racistas.

En definitiva, todo hace indicar que se trata de una moda pasajera y que con el paso de las semanas FaceApp volverá a desaparecer de los titulares de medio mundo, al menos por un tiempo hasta que sea capaz de volver a ofrecer alguna novedad con la que, una vez más, Internet entre en ebullición.