Reunión ayer del Patronato de la Vivienda en el Palacio ArzobispalVANESSA GÓMEZ
Viviendas en Sevilla

La falta de ayudas y la burocracia impiden al Patronato de Sevilla hacer más viviendas

Critica el atasco de licencias en Urbanismo para pisos destinados a familias desfavorecidas

SevillaActualizado:

El Patronato de la Vivienda de Sevilla se reunió el pasado viernes en el Palacio Arzobispal bajo la presidencia del arzobispo, monseñor Juan José Asenjo, para hacer balance de la actividad de esta entidad. Además de temas formales, como la reelección de algunos patronos y propuesta de alguno nuevo, se aprobaron las cuentas anuales de 2018, que para este ejercicio se han auditado voluntariamente.

Por segundo año consecutivo se ha obtenido un resultado positivo, dejando atrás el largo periodo de pérdidas. En cuanto a los asuntos de gestión, se trataron los proyectos de nuevas promociones en alquiler que se pondrán en carga en breve en Amate y San Jerónimo, así como las cortapisas que está teniendo el Patronato para construir casas destinadas a las personas más necesitadas, como ha hecho en Sevilla a lo largo de más de un siglo de existencia con la edificación de más de 13.000 viviendas.

Se puso de relieve que las ayudas para la promoción de viviendas en alquiler «siguen siendo casi inexistentes» y que «la Junta acaba de sacar la nueva orden de 28 de mayo de 2019 con la que vuelven a ser muy escasas, y sigue haciendo prácticamente inviable la promoción de un parque de viviendas en alquiler».

Además, y según el Patronato, los plazos que marcan para obtener licencias y calificación son «irrisorios teniendo en cuenta el atasco en el área de licencias de la Gerencia Municipal de Urbanismo y que las cantidades subvencionadas hacen muy difícil la viabilidad financiera de las operaciones». También se trató en dicha reunión la buena relación que se mantiene con el Ayuntamiento y Emvisesa, que se está materializando en una colaboración continua, en áreas como la de Bienestar Social, Rehabilitación y Reciclaje Urbano, y en la de Innovación, junto a la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla (Etsa).

Igualmente, se dio cuenta del gran avance que está teniendo el proyecto de rehabilitación de la iglesia del convento de Madre de Dios, para la cual se han obtenido fondos públicos y privados que permitirán acometer las obras en un plazo mucho menor de lo esperado. Las de la primera fase serán adjudicadas en los próximos días. También se está avanzando en los proyectos con otros conventos de Sevilla, con la idea de conseguir que el conjunto de todos ellos sea tratado como un monumento histórico artístico de la ciudad, indisolublemente vinculado a las órdenes religiosas.