El cineasta franco-tunecino Abdellatif Kechiche con las protagonistas de «La vida de Adèle»
El cineasta franco-tunecino Abdellatif Kechiche con las protagonistas de «La vida de Adèle» - AFP
CINE

El Festival de Sevilla reconoce al director de «La vida de Adèle», Valeria Golino y Emmanuelle Devos

Abdellatif Kechiche y la actriz y directora italiana presentarán su última película, mientras Rupert Everett estrenará en Sevilla su «opera prima» como director

SEVILLAActualizado:

El #15FestivalSevilla entregará este año dos Giraldillos de Honor: al ya anunciado para Roy Andersson, del que el certamen programará una retrospectiva, se suma uno para el cineasta franco-tunecino Abdellatif Kechiche.

Cinco años después de ganar la Palma de Oro en Cannes y de revolucionar a medio mundo con «La vida de Adèle». Kechiche llegará a Sevilla para el estreno en España de «Mektoub, My Love: Canto uno», propone un nuevo viaje sensorial y a flor de piel para contar la peripecia sentimental y sexual de un joven aspirante a guionista que pasa un verano en la Provenza.

El film se verá en Sección Oficial Fuera de Concurso, igual que «Euforia», de Valeria Golino. La que fuera protagonista de «Rain Man» o «La puta del rey» empezó su carrera tras la cámara con «Miel» (2012).

La actriz y cineasta italiana relata ahora la peripecia de dos hermanos (Riccardo Scamarcio y Valerio Mastandrea) condenados a entenderse pese a sus caracteres opuestos. Golino será una de las presencias más mediáticas del festival, donde además de presentar su película también recibirá el Premio Ciudad de Sevilla.

El mismo reconocimiento honorífico recaerá en manos de Emmanuelle Devos, actriz fundamental en las carreras de cineastas como Arnaud Desplechin (con el que ha rodado films como «Reyes y reina» o «Un cuento de Navidad») o Jacques Audiard («Lee mis labios», «De latir, mi corazón se ha parado»).

La intérprete francesa acudirá a Sevilla como protagonista de «Amin», de Philippe Faucon, o el relato del encuentro entre una enfermera francesa y un obrero africano, inmigrante ilegal.

Rupert Everett se hizo inmensamente popular con «La boda de mi mejor amigo». Con una sólida trayectoria como actor, da ahora el salto a la dirección con «The Happy Prince», o la crónica de los últimos años de vida de Oscar Wilde (al que interpreta él mismo), una vez cae en desgracia al hacerse pública su homosexualidad.

Colin Firth, Emily Watson y Tom Wilkinson acompañan a Everett en esta aventura literaria e histórica, que se podrá ver en Special Screening. La misma sección acogerá dos propuestas muy distintas: «En liberté!», de Pierre Salvadori («Un engaño de lujo» «Una dulce mentira»), y «Lemonade», de Ioana Uricaru.

La primera es una comedia que inauguró la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes y que cuenta con Adèle Haenel y Audrey Tautou, y cuenta cómo la muerte de un policía corrupto, aparentemente un héroe, une en una peculiar relación a su hija y a uno de sus detenidos, injustamente encarcelado.