Luis Fernández Arévalo, en una imagen de archivo
Luis Fernández Arévalo, en una imagen de archivo - RAÚL DOBLADO
Tribunales

El fiscal jefe cree que la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas sin transporte es «un futurible»

Fernández Arévalo, en contra de la disgregación que implicaría que la Audiencia se quedara en el Prado y los juzgados se ubicaran a kilómetros

Mercedes Benítez
SevillaActualizado:

El fiscal jefe de Sevilla, Luis Fernández Arévalo, ha dicho en la mañana de este miércoles que considera que la propuesta de la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas es únicamente «un desplazamiento de órganos unipersonales» y se ha mostrado en contra de la dispersión de órganos que prevé el proyecto.

Fernández Arévalo se ha pronunciado así sobre el proyecto para llevar la Ciudad de la Justicia a Palmas Altas que dejó ultimado el anterior gobierno de Susana Díaz y que el actual equipo que dirige Juan Marín considera viable y asumible ya que incluso se va a tratar en una reunión con el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, el próximo viernes.

«Si no se concentran todos los tribunales los abogados y profesionales tendrán que desplazarse de un lado a otro» ha dicho Fernández Arévalo en referencia al hecho de que la Audiencia de Sevilla permanezca en el Prado y el resto de órganos unipersonales se desplacen a Palmas Altas.

«Ahora tenemos órganos disgregados a 700 metros pero de esa forma estarían a kilómetros» ha recalcado Fernández Arévalo en referencia a que ahora los juzgados están en el Prado, Viapol, Buhaira y Noga (todos en la zona Del Prado) mientras que con el proyecto de Palmas Altas la Audiencia de Sevilla seguiría en el Prado y el resto de juzgados se desplazaría hasta las siete torres que ocupa ahora a Abengoa y la universidad Loyola.

Por ello, el máximo responsable del ministerio público ha asegurado que mientras no se establezca una red de comunicación y el transporte quede asegurado cualquier previsión de instalación sería «una hipótesis». «Cualquier previsión sin los medios de transporte es un futurible», ha dicho. En este sentido, ha explicado que debe garantizarse el acceso y la movilidad a todos los ciudadanos que hacen uso de la justicia.

Además el fiscal jefe ha recalcado que no tiene ninguna comunicación oficial sobre la ubicación y ha recordado que la con localización de la futura Ciudad de la Justicia es competencia de la administración autonómica, la Junta de Andalucía. Y ha recordado que, entre que se concibe un proyecto y se inauguran las instalaciones, pasan como mínimo entre cuatro y cinco años.

Además ha planteado que si el suelo es local la Junta de Andalucía necesitará un acuerdo para edificar en ese suelo. Sin embargo, a Fernández Arévalo le parece positivo que surja nuevamente el debate sobre la ubicación porque «si no se suscita el problema no se buscan soluciones».