Fernando Mellet
Fernando Mellet - J.M. SERRANO

La Fiscalía pide 24 años de cárcel para el exdirector de Mercasevilla

A Fernando Mellet se le imputan cuatro delitos de malversación, otro de prevaricación y otro de falsedad en documento mercantil

SEVILLAActualizado:

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado 24 años de cárcel para el ex director general de Mercasevilla Fernando Mellet por cuatro delitos de malversación de caudales públicos, uno de prevaricación y otro de falsedad en documento mercantil en relación con un supuesto perjuicio causado a la sociedad que ascendería a 449.164,74 euros.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público solicita además para Mellet 40 años de inhabilitación absoluta y que, en concepto de responsabilidad civil, restituya a Mercasevilla en la misma cantidad referida anteriormente de manera solidaria junto con los otros 13 acusados.

En este sentido, la Fiscalía solicita una pena de cuatro años y seis meses de cárcel para los administradores de la empresa Hermes Consulting, Francisco José González García y Francisco Limón Romero, mientras que pide cuatro años de prisión para el que fuera presidente de la Asociación de Mayoristas de Pescado, Antonio Vela, y tres años y medio de cárcel para su hija Carmen Vela.

Asimismo, reclama tres años y medio de prisión y ocho años de inhabilitación absoluta para ocho trabajadores de Mercasevilla que se acogieron al expediente de regulación de empleo (ERE) de 2007 y para la responsable del departamento de contabilidad de Mercasevilla, Pilar Giraldo.

La Fiscalía asevera que Fernando Mellet, «durante el ejercicio de las funciones de su cargo, y sin perjuicio de la comisión de otros hechos, cuya corrección compete al ámbito societario y contable», ha realizado diversos «actos de disposición concreta de fondos, no amparados en causa justa alguna, que responden a un ánimo de liberalidad, y que han causado un perjuicio económico a la empresa Mercasevilla por importe total de 449.164,74 euros».

En relación al contrato de Mercasevilla con Hermes Consulting, el fiscal relata que Mellet firmó el 27 de diciembre de 2005 un contrato de servicios con Francisco Limón «cuyo objeto nominal era la obtención de subvenciones y/o financiación necesaria a través de organismos públicos y/o privados para acometer una mejora de la plantilla mediante jubilaciones anticipadas, a cambio del abono del cinco por ciento del coste total de la prima que garantice las rentas que se pacten en el ERE».

El Ministerio Público asevera que la empresa «carecía de trabajadores y de cualquier tipo de infraestructura, no constando en Mercasevilla que presentara informe alguno», a pesar de lo cual Mellet «ordenó al departamento de contabilidad que abonara a la empresa Hermes Consulting» un total de 63.800 euros mediante la presentación de dos facturas «en las que falsamente se facturaban servicios inexistentes no realizados».

Pago de palets

A estos dos pagos realizados en 2008 se suma que, en enero de 2006, Mellet «ordenó que se le entregara en concepto de anticipo al encausado Francisco José González la cantidad de 6.000 euros, que éste usó a sabiendas de Fernando Mellet en fines ajenos al contrato, y que no fueron nunca descontados de las cantidades abonadas en 2008», aseverando que «ni de la firma del contrato ni de los tres pagos se informó» por Mellet «ni a la Comisión Ejecutiva ni al Consejo de Administración».

En segundo lugar, el fiscal señala que Mellet «decidió de común acuerdo» con Antonio Vela «abonar una serie de cantidades» a la Asociación de Mayoristas de Pescado «que no estaban justificados ni obedecían a obligación alguna de la empresa, respondiendo a un exclusivo ánimo de liberalidad y de los que no se dio cuenta ni a la Comisión Ejecutiva ni al Consejo de Administración» de Mercasevilla.

Así, concreta que Mellet ordenó en los años 2007 y 2008 el pago de 76.000 euros a dicha asociación, de los que 32.645 euros «fueron destinados a pagar parte del importe de la compra por la asociación de 1.000 palets para contener bultos de pescado», asociación que «ya había obtenido el 29 de agosto de 2006 una subvención por importe de 18.975 euros de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta con el mismo fin, sirviendo el pago de Mercasevilla para cubrir el coste total de la compra».

A todo ello se suma, según el Ministerio Público, que, en julio de 2008, Fernando Mellet «decidió sin causa ni justificación alguna ordenar al departamento de contabilidad el abono, con cargo a los fondos de la Fundación Mercasevilla, de la cantidad total de 16.412,12 euros» a la hija de Antonio Vela «bajo el concepto de pago de una supuesta beca con un importe de 24.000 euros», la cual la acusada «sabía que no existía, pues ninguna beca había sido aprobada por órgano de gobierno alguno de la empresa, ni publicadas sus bases, objeto, requisitos y cuantías».

«El otorgamiento de la supuesta beca y el pago de la cantidad reseñada no fue comunicado al Patronato de la Fundación ni por supuesto tampoco a la Comisión Ejecutiva ni al Consejo de Administración de Mercasevilla», afirma el fiscal.

Para finalizar, el Ministerio Público asevera que, tras la aprobación por la autoridad laboral del segundo ERE de Mercasevilla en el año 2007, Fernando Mellet «decidió, sin causa ni justificación alguna, abonar a una serie de trabajadores, cercanos a él y que se iban a acoger a la prejubilación, determinadas cantidades al margen de las ya pactadas con el comité de empresa que iban a cobrar a través de la pertinente póliza de seguro de rentas colectivo».

«Estas cantidades indebidas, ocultadas a los representantes de los trabajadores y a los restantes trabajadores acogidos al ERE, fueron contablemente enmascaradas bajo el concepto de 'indemnizaciones pre', anticipos o gratificaciones, y para ello el encausado ordenó al entonces responsable de contabilidad su abono», dice el fiscal, que subraya que «la decisión de concederlas y su posterior pago no fueron comunicadas ni a la Comisión Ejecutiva ni al Consejo de Administración».

Los prejubilados

Seguidamente, el fiscal enumera a los ocho trabajadores «favorecidos por la liberalidad» de Mellet y que «recibieron tras prejubilarse más cantidad de la que legalmente les correspondía», oscilando estas cantidades entre los 15.000 y los 72.000 euros.

La Fiscalía señala que Pilar Giraldo, directora financiera de la lonja hasta que se acogió a la prejubilación tras aprobarse el ERE de 2007, «también se vio favorecida por decisión» de Mellet, «recibiendo mediante transferencia bancaria de fecha 17 de abril de 2008 la cantidad de 18.000 euros», a lo que se suma que, el 2 de enero de 2008, «es decir, al día siguiente de hacerse efectiva su baja en la empresa, Mellet suscribió, en nombre de Mercasevilla, un contrato con Pilar Giraldo, para realizar de manera externa las mismas funciones que hasta entonces había venido desempeñando en la empresa».

De este modo, Giraldo «presentó al cobro 17 facturas mensuales por importe total de 44.971 euros», si bien a nombre de una sociedad civil «controlada por ella», relata el Ministerio Público, que agrega que dicho contrato fue cancelado en julio de 2008.